La tortuga gigante de caparazón blando del Yangtzé a punto de extinguirse

Los científicos esperan que la inseminación artificial de la última hembra de la especie, con 100 años de edad, tenga éxito
'Cleopatra', una tortuga con un caparazón prótesis
Autor: Ben Brumfield
(Reuters) -

Cría ahora o ve cómo tu especie muere contigo. Las extinciones aumentan a un ritmo enloquecedor y cada vez son más las especies que se enfrentan a esta posibilidad.

La tortuga gigante de caparazón blando del Yangtzé es una de ellas y los científicos están tomando medidas desesperadas para ayudar a que se reproduzca. Hasta donde se sabe, solo queda una hembra en el mundo y la inseminaron artificialmente hace poco. Pero tiene unos 100 años y los científicos no están seguros de que tendrá crías, según la World Conservation Society.

"El mundo de la conservación volverá a estar en suspenso hasta que sepamos que esto tuvo éxito", dijo el biólogo Rick Hudson, de Fort Worth, Texas, quien se unió a un equipo de científicos que viajó a China para tratar de salvar a la especie cuyo nombre científico es Rafetus swinhoei.

No es la primera vez que fallan.

Electroeyaculación

Los cuidadores pusieron a la hembra con un macho en un zoológico chino. Él es uno de los últimos tres machos conocidos de la especie. Parecía que estaban apareándose y luego, ella puso huevos.

Pero no fueron viables. No estaban fertilizados.

Al revisar con más cuidado los genitales del macho, descubrieron que estaban dañados, posiblemente por una pelea con otro macho, décadas atrás. Para extraer el semen, los científicos tuvieron que ir más lejos.

Lo estimularon a mano y con un vibrador, sin éxito, así que usaron una corriente eléctrica. A su edad (también tiene casi 100 años), la electroeyaculación era un prospecto peligroso. Pero funcionó.

Inseminación artificial

Luego, el equipo inyectó el semen en la hembra y los huevos empezaron a formarse. Los científicos sabrán si esta tanda se fertilizó hasta que sea momento de que eclosionen. La tortuga debería poner los huevos en unas semanas.

Tal vez no haya muchas segundas oportunidades. En otoño, los encargados del zoológico separarán a la hembra y la llevarán de vuelta a su zoológico.

"Esperamos que con ella vayan varias crías", dijo la vicedirectora del zoológico, Yan Xiahui.

Unas semanas después de que la tortuga ponga los huevos, el equipo debería saber más acerca de las probabilidades de supervivencia de esta especie o acercarse a la certeza de que cuando la última de estas cuatro tortugas muera, la especie se habrá desvanecido por completo.

Es una tragedia que se repite. Cuando la tortuga gigante Lonesome George murió hace tres años en la isla Pinta, en las Galápagos, a los 100 años, se llevó a su especie consigo.

El rinoceronte negro del norte, en Kenia, está en una situación parecida, solo que solo queda un macho de su subespecie. Hasta ahora, no ha logrado producir crías con las dos hembras que lo acompañan.

Una gran extinción

Conforme las poblaciones humanas se expanden exponencialmente y la necesidad de tierras y el consumo crecen, el ritmo de la extinción de otras especies se acelera. En un estudio de 2014 se calculó que cien de cada millón de especies en el planeta se extinguen al año.

Ese ritmo es más de mil veces mayor que antes de que las poblaciones humanas se esparcieran. La tasa de extinciones se disparó cuando la industrialización se difundió.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

El World Wildlife Fund señaló que la tasa de extinción podría ser mucho mayor de lo que indica el estudio. Además, si los estimados más optimistas sobre la cantidad de especies que hay en la Tierra están en lo correcto (que vivimos entre 100 millones de especies más), podrían estar desapareciendo a un ritmo de al menos 10,000 especies por año, incluso de 100,000.

Algunos científicos creen que podríamos estar pasando por uno de los periodos de extinción más grandes de la historia de la vida en nuestro planeta.

Ahora ve
Mashpi Lodge en Ecuador, un resort sostenible en medio del bosque
No te pierdas
×