El festival Yulin de carne de perro enfrenta a comensales y activistas

Activistas de toda China se han dado cita en Yulin para exigir que se ponga fin al festival en que se cocinan a unos 10,000 perros
Un zoológico chino 'disfrazaba' a perros como leones
Autor: Serena Dong y Katie Hunt
(Reuters) -

Ning ha dirigido un restaurante de carne de perro en Yulin, ciudad del sur de China, desde 1981 y dice que el negocio va mejor que nunca. Sus clientes pueden saborear una carne de perro crujiente o un guisado de perro, así como cordero, pato y otras carnes.

El perro es particularmente popular en la región durante el caluroso verano y cada junio, donde tantos residentes locales y visitantes se reúnen en el festival de carne de perro, que inicia este lunes.

"Los perros crujientes huelen bien y saben delicioso", dice, negándose a dar su nombre completo.

Al parecer sus clientes también están contentos. "La carne de perro es un manjar. Es nutritiva", dice una mujer que dijo llamarse Huang.

Pero el festival, para el que se utilizan cerca de 10,000 perros, se ha vuelto el frente de batalla en el reciente movimiento por los derechos de los animales en China.

Los activistas dicen que muchos de los animales son mascotas robadas a las que transportan miles de kilómetros dentro de jaulas de alambre atestadas y los privan de alimento y agua.

Muchos llegan desnutridos y enfermos a su destino para luego destazarlos y servirlos a los comensales, afirman.

Recomendamos: Internautas en China repudian el entierro de decenas de perros vivos

¿Se está perdiendo la batalla?

Una nueva generación de chinos amantes de los animales considera que los perros son compañeros.

De los 130 millones de perros que se calcula que hay en China, al menos 27 millones son mascotas que viven en ciudades, según el grupo de investigación Euromonitor.

Además, hay indicios de que la carne de perro está perdiendo popularidad en algunos lugares. Hace 10 años, en los suburbios de Beijing era usual ver que mataran perros para venderlos como carne, dice Peter Li, de la Humane Society International.

Actualmente es algo inusual, señala.

En Guangzhou, una ciudad famosa por sus hábitos alimenticios exóticos, acaba de cerrar un restaurante de carne de perro que llevaba abierto 51 años.

Este año, docenas de activistas acompañados de sus mascotas se dieron cita en Yulin. Algunos piensan entregar una petición a las autoridades locales para exigir que se ponga fin a la matanza de perros para comerlos.

Leer: Tijuana cierra un restaurante chino por presunto uso de carne de perro

Otras personas intentaron rescatar a los animales del rastro. Hao Wei, activista por los derechos de los animales que viajó cientos de kilómetros desde Xian, en el noroeste de China, dijo que había salvado a cinco perros y a dos gatos.

"Los compramos en el lugar en donde están matando a los perros", dijo. Agregó que había gastado hasta 32 dólares (unos 480 pesos) por cada animal.

"Espero que el gobierno ponga más atención a la seguridad de los alimentos. Los perros tienen enfermedades en la piel y toda clase de enfermedades de otro tipo, pero el carnicero dice que no debería haber problema una vez que los hayan flameado".

El festival también está suscitando indignación a nivel internacional; celebridades como el comediante y actor Ricky Gervais pidió que le pusieran fin. "Es engañoso que lo llamen Festival de la Carne de Perro. Deberían llamarlo Festival de la Tortura de los Perros. Porque eso es lo que es", tuiteó.

Amenazan a un equipo de CNN

Los enfrentamientos entre los activistas y los vendedores de carne de perro han tensado el ambiente en los mercados de la ciudad en donde se vende a los perros.

Los agentes de seguridad y los tenderos, armados con trapeadores, impidieron que un equipo de CNN siguiera filmando. Una anciana blandía un cuchillo.

No solo los forasteros se oponen a la venta de carne de perro. Xie Yanli trabaja en una cafetería local y dice que está del lado de los defensores de los derechos de los animales.

En fotos: El mercado de la carne de perro y gato en China

"La mayoría de las personas que la comen son hombres de mediana edad. Comen perro y beben cerveza", dijo. "Yo no como perro, nunca lo he hecho y nunca lo haré".

Liu, un universitario de la ciudad de Nanning, capital de la provincia, dijo que era la primera vez que iba al festival. Teme que lo cancelen el año próximo.

"Solo queríamos ver y probar".

Los dueños de los restaurantes dicen que la publicidad que los activistas le han dado a la ciudad, irónicamente, ha ayudado a su negocio.

"Originalmente, la gente de otras provincias del otro lado del país no sabía de nuestro manjar de carne de perro, pero después de que pasaron nuestro restaurante en la televisión, han venido a probar", dice Ning, la dueña del restaurante.

Además, muchas de las personas de Yulin no entienden a qué viene tanto alboroto.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

"Comer carne de perro es algo común para mí. Criar perros es igual a criar cerdos o pollos, no hay diferencia", dijo un hombre que dijo llamarse Zhong, quien disfrutaba de un guisado de perro con un amigo.

Leer: Las 9 grandes mentiras sobre la comida china

Ahora ve
A partir de diciembre, el salario mínimo en México sube 8.32 pesos
No te pierdas
×