Las dirigencias de los partidos en Oaxaca, 'víctimas' de las campañas

Los líderes locales de 5 institutos políticos abandonan el barco para buscar un cargo de elección popular; los enroques causan inconformidad entre la militancia y, según analistas, entre los votantes.
Rumbo al 5 de junio  Los oaxaqueños están llamados a las urnas para renovar la gubernatura, el Congreso local y los ayuntamientos.  (Foto: Fotoarte )
Por: CARLOS HERNÁNDEZ
OAXACA (Expansión) -

Las campañas en Oaxaca rumbo a la elección del 5 de junio —en la que los partidos se disputan la gubernatura, 153 ayuntamientos y 42 diputaciones locales— ya dejaron una baja: las dirigencias estatales de los propios institutos políticos.

Los líderes locales de cinco partidos políticos renunciaran a sus cargos y anunciaron sus intenciones de contender por alguna candidatura a diputado, e incluso a la gubernatura.

Luego del arranque de las campañas, el pasado 3 de abril, el líder del PRD en Oaxaca, Carol Antonio Altamirano; del PAN, Juan Mendoza Reyes; del PRI, Héctor Anuar Mafud; del Partido Social Demócrata (PSD), Manuel Pérez Morales, y del Partido Renovación Social (PRS), Joaquín Ruiz Salazar, abandonaron sus responsabilidades partidistas para intentar 'brincar' a un puesto de elección popular.

Lee: #Punchelectoral: Pasado ganador predomina entre los candidatos en Oaxaca

Los enroques políticos

Altamirano abandonó las filas del sol azteca el pasado 9 de abril para inscribirse como candidato de mayoría por el distrito 19 de la coalición PRD-PAN, con cabecera en Salina Cruz.

Este acto de 'malabarismo' político provocó protestas de la militancia de ambos organismos políticos. Y es que el exdirigente perredista resultaba, según los inconformes, inelegible como candidato del PRD, al no separarse con 90 días de anticipación de su cargo, como establecen los estatutos del partido de izquierda.

El PRD se encuentra acéfalo, luego que el secretario general, Hugo Jarquín López, fue registrado como candidato perredista a diputado por el distrito 13, Oaxaca Sur.

Otro dirigente en abandonar el 'barco' fue Héctor Anuar Mafud, quien días antes del arranque de campaña renunció como líder del priismo oaxaqueño para buscar una diputación plurinominal.

Al relevo, y para que el tricolor no quedara acéfalo, entró Alejandro Avilés Álvarez, uno de los coordinadores de la campaña del candidato a gobernador, Alejadro Murat, y quien se desempeñaba también como líder de la bancada priista en la actual legislatura estatal.

En Acción Nacional, Juan Mendoza Reyes solicitó el 7 de abril licencia al cargo de presidente del Comité Directivo Estatal (CDE) para poder participar en el proceso interno de la designación de las primeras posiciones de candidaturas a diputaciones por el principio de representación proporcional.

Al panista, los consejeros estatales lo ubicaron en el primer lugar de la lista plurinominal, espacio que lo acerca a la coordinación de la bancada blanquiazul y, con esto, al órgano de dirección del Congreso local, en la Junta de Coordinación Política.

Sin embargo, el camino al recinto parlamentario no es terso para Mendoza Reyes, toda vez que los también aspirantes Mariuma Vadillo, Francisco Reyes y Mario Torralba, impugnaron su designación ante los órganos partidistas, al acusarlo de conflicto de interés, al ser juez y parte en el proceso interno y no garantizar piso parejo en la contienda panista. El proceso sigue en marcha.

Un dirigente partidista más que se fue en búsqueda de un cargo de elección popular en Oaxaca fue Manuel Pérez Morales, quien aspira a la gubernatura por el Partido Social Demócrata (PSD), organismo local que participa por segunda ocasión en un proceso electoral en la entidad, y que hasta la fecha permanece sin una cabeza visible.

Y el líder dirigente restante que optó por el campo electoral fue Joaquín Ruiz Salazar, quien dejó la dirigencia del Partido Renovación Social (PRS) y busca junto a otros seis candidatos ganar la gubernatura, en la primera participación electoral de este instituto político en el que compite además por 153 alcaldías y 25 distritos electorales. A Ruiz Salazar le han criticado su cercanía con el exgobernador de Oaxaca y actual secretario general de Gobierno de Puebla, Diódoro Carrasco Altamirano, para lograr el registro del partido local.

El desencanto ciudadano por los políticos

Para el investigador de la Universidad Autónoma “Benito Juárez” de Oaxaca (UABJO) y exdirector general del Instituto Estatal Electoral y de Participación Ciudadana (IEEPCO), Isidoro Yescas Martínez, el actuar de los políticos ha generado desencanto ciudadano y, principalmente, falta de credibilidad en las promesas de los candidatos a puestos de elección popular.

"Al buscar su propio interés o permanencia en el escenario, no les importa si abanderan una ideología contraria a la suya o mucho menos toman en cuenta la opinión de sus militantes; es la búsqueda del poder por el poder", abundó en entrevista.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

El politólogo Cipriano Flores, por su parte, opinó que los líderes políticos no representan los intereses de los militantes, sino los propios y, en ese afán, no dudan en dejar abandonados sus cargos.

“En Oaxaca, todavía los más de 2.7 millones de electores no tenemos la opción de los candidatos independientes, dado que no generaron mucho interés en la ciudadanía para inscribirse, y únicamente queda voltear hacia los partidos políticos”, lamentó.

Ahora ve
La renuncia de Raúl Cervantes provoca lo mismo celebración que escepticismo
No te pierdas
×