9 gubernaturas: La profecia de Beltrones que no se cumplió

El político, quien duró 11 meses en la dirigencia del PRI, tuvo una gestión llena de discursos que no se vieron reflejados en la realidad de los resultados electorales.
El político sonorense tiene 46 años de militancia en el tricolor.
Manlio Fabio  El político sonorense tiene 46 años de militancia en el tricolor.  (Foto: Cuartoscuro)
CIUDAD DE MÉXICO (Expansión) -

El Partido Revolucionario Institucional (PRI) perdió el ''reinado'' que había gozado en los estados casi desde su fundación hace 87 años.

Los resultados de estos comicios fueron históricos, ya que será la primera vez en la que el tricolor gobernará a menos de la mitad de los mexicanos del país, una derrota que repercutió en su ahora exdirigente nacional Manlio Fabio Beltrones, quien se
caracterizó por ofrecer discursos repletos de optimismo y triunfo que no se vieron reflejados en la realidad de los resultados electorales.

El 20 de agosto de 2015, hace menos de 11 meses, Beltrones Rivera tomó protesta como nuevo dirigente nacional del gobernante Partido Revolucionario Institucional (PRI) en sustitución de César Camacho.

Entre los asistentes de aquel jueves estuvieron el secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade; el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño; los gobernadores Aristóteles Sandoval (Jalisco), César Duarte (Chihuahua) y Egidio Torre Cantú (Tamaulipas); el senador Emilio Gamboa, Sylvana Beltrones, su hija y diputada plurinominal, así como el senador Pablo Escudero.

Entre otros personajes destacaron el excandidato presidencial Francisco Labastida y el exgobernador de Veracruz Fidel Herrera.

Recomendamos: Beltrones, los baches en su carrera política

Con todo ese cobijo, además precedido de las palabras de apoyo de sus compañeros legisladores cuando pidió licencia en la Cámara de Diputados, tomó la rienda del partido político que durante casi nueve décadas fue el instituto político que más gobiernos estatales gobernó en México.

“Al asumir el cargo más elevado al que puede aspirar un militante del partido político de mayor arraigo en la historia de México, lo hago con la pasión y el compromiso con que ingresé a sus filas a los 16 años. Recibo el encargo de mis correligionarios como un alto honor al que habré de corresponder con el máximo de mis capacidades y plena conciencia del momento que nos toca vivir en esta nueva etapa de su larga y fructífera vida institucional”, dijo Beltrones Rivera entonces.

El político sonorense reconoció que recibió la estafeta de un partido ganador y se comprometió entonces a continuar su “incesante proceso de evolución, para profundizar en las reformas hasta que generen más crecimiento económico y sus resultados se reflejen en los bolsillos de la gente reduciendo la agraviante pobreza y desigualdad entre los mexicanos”.

Lee: Las elecciones voltean el mapa político: la oposición gobernará a más mexicanos

En la presentación de sus carteras en el CEN del PRI, Beltrones aseguró que el proyecto que encabezaba se estaba preparando para las elecciones de 2016.

“Nos estamos preparando para enfrentar el proceso electoral del 2016 con una estructura organizativa fortalecida que encauce y ponga a nuestro partido no sólo en la posición de llevar adelante con éxito esta competencia electoral en las 13 entidades en donde habrá procesos locales, sino también para perfilar al lado de nuestros militantes y liderazgos regionales, nuestra propia transformación y seguir cumpliéndole al pueblo de México, de cara al siglo XXI”, dijo en octubre pasado.

Las palabras se las llevó... la oposición

La etapa de definición de las 12 candidaturas a los gobiernos estatales coincidió y concluyó con la celebración del 87 aniversario del PRI el pasado 4 de marzo.

“Ambos hechos resaltan la trascendencia de la jornada electoral del 5 de junio en la revolución del siglo XXI que realizamos los priistas para transformar al país”, aseguró en la reunión semanal de evaluación con sus colaboradores.

El mismo día de la celebración de aniversario, recordó el triunfo electoral en Colima, “a pesar de los ardides legales de nuestros adversarios que nos querían arrancar en los tribunales lo que no pudieron ganar en las urnas”, presumió el priista.

Cuando el día de la elección llegó, el entonces presidente nacional del PRI, aseguró que de acuerdo con los resultados de sus encuestas, su partido alcanzaría el triunfo en nueve de los 12 estados que están por renovar gubernaturas, pronóstico que conservó hasta los primeros resultados del Programa Preliminar de Resultados Electorales (PREP) y los conteos rápidos.

Los resultados fueron cayendo y el PRI perdió estados que nunca había dejado de gobernar: Tamaulipas, Durango, Quintana Roo y Veracruz.

¿Quieres más noticias como esta?
Mantente informado el acontecer político en México y el mundo

Cuando los cómputos establecieron que la oposición se llevó siete victorias y el PRI solamente cinco, Beltrones reconoció que los resultados correspondían a un mensaje de la sociedad, para convocar al cambio y a la transformación del quehacer partidista”.

La llegada de Beltrones a la dirigencia priista, fue interpretado como su nueva oportunidad para construir una plataforma que lo catapultara como presidenciable, de cara a la elección de 2018.

Ahora ve
Así fue el primer eclipse total de Sol en 99 años en Estados Unidos
No te pierdas
×