Astronautas caminan en estación espacial

Dos tripulantes salieron de la nave y estarán en el espacio por 6.5 horas caminando; su principal tarea es cerrar una extensión de aluminio en un módulo solar.
Los astronautas caminan en el exterior del Endeavor (AP).
HOUSTON (CNN) -

Dos astronautas flotaron el sábado fuera de la Estación Espacial para cerrar una extensión del marco del puesto orbital, mientras la NASA hacía planes para inspeccionar el daño potencial que sufrió el escudo de calor del transbordador Endeavour.

Los tripulantes del transbordador Rick Mastracchio y Dave Williams dejaron la cámara estadounidense de la estación a las 1630 GMT para comenzar la caminata espacial de seis horas y media.

Su principal tarea era cerrar una extensión de aluminio de dos toneladas y 3.3 metros de largo en una barra de apoyo del módulo solar instalado durante la última misión de construcción de la NASA a la estación espacial, en junio.

La pieza final de la columna vertebral de la estación, que tiene un valor de $100.000 millones y está a medio construir, debe llegar el año que viene.

Mientras tanto, los ingenieros de la NASA en la Tierra ajustaron los planes para una inspección adicional del escudo de calor del transbordador, que tendrá lugar el domingo.

Las fotografías tomadas por la tripulación de la estación antes del acople del transbordador el viernes, revelaron un corte pequeño pero posiblemente profundo en el centro de una de las tejas de la panza de la nave.

Los transbordadores han regresado del espacio sin grandes daños varias veces en los 26 años de la historia del programa.

Pero la NASA no tuvo las herramientas y los procedimientos para controlar el daño en los escudos de calor hasta que perdió al transbordador Columbia y a siete astronautas en 2003, debido a un agujero que no pudo ser detectado en el ala.

Supuesto hielo

La maestra convertida en astronauta Barbara Morgan y su compañera de tripulación Tracy Caldwell deben replegar el brazo del robot del Endeavour de 15 metros el domingo y montar una varilla de extensión con sensores que podrá tomar imágenes de la teja dañada.

La teja está en el área inferior del transbordador, cerca del compartimento derecho de aterrizaje, y pudo haberse dañado por hielo que cayó de la nave durante el lanzamiento.

El transbordador está cubierto de tejas resistentes al calor y paneles de carbón para evitar que la capa de aluminio se derrita durante la inmersión en la atmósfera de regreso a la Tierra. Las temperaturas alrededor del lugar dañado pueden alcanzar los 1,093 grados Celsius.

La NASA necesita más información acerca de la teja dañada para decidir si la tripulación del transbordador debe hacer reparaciones antes del regreso del Endeavour a la Tierra.

El transbordador está usando un nuevo convertidor de energía que le permite conectarse a la red eléctrica de la estación y permanecer acoplado durante al menos tres días adicionales.

Incluso antes de que surgiera la opción de reparar el escudo de calor, la NASA había planeado extender la estadía del Endeavour en el puesto de siete a 10 días y agregar una cuarta caminata espacial si el convertidor funcionaba.

 El tiempo extra le permitirá a la tripulación finalizar otras tareas que se necesitan para la llegada a la estación de laboratorios construidos por Europa y Japón en diciembre y en 2008.

Los ingenieros de la NASA también podrían decidir usar el tiempo para hacer reparaciones al escudo de calor del transbordador, si fuera necesario.

Ahora ve
No te pierdas