Calificación soberana pende del Congreso

La negociación del Presupuesto mexicano ya involucra el tema político de 2012: agencias; menores ingresos que impacten finanzas públicas motivarían bajar la calificación de México: Fitch.
mano-pulgar-abajo-baja-calificacion_JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MEXICO (CNNExpansión) -

Decisiones racionales en el Congreso, cuando se discuta el Presupuesto de Egresos y la Ley de Ingresos 2011, que no alteren el rumbo de las finanzas públicas del país, es lo que esperan las calificadoras de valores Fitch Ratings y Moody´s Investors Service, quienes confían en la capacidad del Gobierno federal para mantener el orden en esta materia.

"Hoy no vemos un escenario en el que subiríamos la calificación de riesgo crediticio. No obstante, decisiones del Congreso en contra de las finanzas públicas, serían un elemento importante a considerar como para degradar la calificación", advirtió Eugenio López, director general de Fitch Ratings México.

Aunque dejó en claro que "hoy no veríamos elementos radicales que nos lleven a tomar ese tipo de decisiones. Creo que la palabra la tiene el Congreso y ellos también son Gobierno, por lo que esperaríamos que tomaran decisiones racionales", precisó.

De acuerdo con el historial de México,  cada vez que hay un choque, el Gobierno de alguna manera se las ingenia para mantener su línea; es decir, mantener el déficit relativamente moderado y asegurarse que los niveles de deuda también se mantengan, agregó Mauro Leos,  analista de riesgo soberano de Moody´s.

"La forma en la cual han venido operando las cosas en México, ha sido cómo cambia el reparto del pastel, más que tratar de modificar el pastel. El año pasado, hubo un intento de modificación a partir de la reforma tributaria, pero fuera de eso no se ha dado más", indicó.

Son eventos que se deben esperar y "para nosotros no son significativos en términos de calificación; sería una sorpresa que eso llevara un cambio en lo que es la estructura tributaria de fondo, por lo menos habría que aplicarle un factor de descuento en términos de lo que en realidad quieren y hará la oposición y otro factor de descuento en términos de cuál es la capacidad del gobierno para manejarlo y mantenerse en línea y nosotros pensamos que la va a mantener", expuso.

Pleito por el IVA

Sobre la polémica entre el PRI y el Gobierno relacionada con bajar o no el Impuesto al Valor Agregado (IVA), de 16 a 15%, Joydeep Mukherji, analista de Riesgo Soberano de Standard and Poor´s, descartó hacer comentarios en ese sentido, porque "parecería que somos partidarios de la política mexicana y, en ese sentido, nos quedamos fuera hasta esperar a que llegue el Presupuesto al Congreso".

Sin embargo, comentó que un aumento en la calificación de la deuda soberana mexicana se daría por una mejoría en la recaudación de ingresos del Gobierno más capacidad fiscal para pagar la deuda y depende de muchas cosas, pero la relación entre el nivel de endeudamiento en el sector público y los ingresos del sector público es crucial para la calificación.

Por el contrario, una baja en la calificación se daría si hay más demanda para gastar dinero y si el Gobierno gasta más o le faltan ingresos porque la economía no crece. "Obviamente, la brecha puede deteriorar el déficit financiero; un déficit fiscal más grande que antes, y falta de crecimiento económico, con el paso del tiempo puede resultar en un nivel de endeudamiento más alto y esto puede bajar la calificación".

Respecto al impacto que tendría para el Gobierno una baja en el IVA, dijo que "depende del entorno del paquete económico y no es bueno para nosotros comentar sobre una propuesta sin conocer todos los detalles".

Al respecto, Eugenio López, director de Fitch Ratings México, agregó que el Congreso estaría pensando compensar esto con la reducción del gasto o, en su defecto, con un aumento de una recaudación que represente un efecto neto similar. Estaríamos esperando ver una posición en este sentido, o tienes algún impacto en gasto o tienes una recaudación alternativa, de tal suerte que haga sentido hacer este tipo de movimientos".

Escenarios

López espera que la negociación del Presupuesto será muy complicada, como lo expresaron el año pasado cuando ajustaron la calificación de riesgo soberano. "Veíamos que la ventana política era muy pequeña para lograr reformas que ayuden al país a crecer, reformas estructurales. Vemos que hoy estamos inmersos en el 2012 y la negociación del Presupuesto ya es una negociación que involucra el tema político de 2012".

Una baja en el IVA sí impactaría los ingresos del gobierno, si no se tiene una recaudación por otro lado o no se tiene un impacto en el gasto. "Continuamente monitoreamos el desempeño de los indicadores, de las finanzas públicas y de la actividad económica; estamos entrando en una etapa crítica de definición del Presupuesto  para el ejercicio entrante y la revisión anual de nosotros está por iniciar", destacó.

En el radar de los políticos, ya apareció anticipadamente el periodo electoral de 2012, aun cuando faltan unos meses, expresó Mauro Leos,  analista de riesgo soberano de Moody´s. "Esto significa que estará esa influencia en las posiciones que haya dentro del Congreso en cualquier tema, incluyendo el económico y fiscal. Por eso las declaraciones preliminares del PRI de que posiblemente busquen una reducción del IVA".

Estas son los primeros indicios, "no sabemos qué tanto vayan a tener apoyo o no, pero es una manifestación de cosas que esperaríamos y que no nos sorprendería que siguieran pasando de aquí en adelante", subrayó0.

La pregunta relevante para Moody´s es si esto puede llevar un cambio significativo en las finanzas públicas, y "no habría implicaciones para bajar la calificación. Nosotros no esperamos, y no vemos, que se reencamine la política fiscal en lo que resta del sexenio, sería muy difícil reconociendo de nueva cuenta las posiciones que pueda tomar la oposición".

Destacó que ver un cambio que tuviera efectos positivos, como una reforma fiscal, que llevara a un aumento de calificación a finales de un sexenio es muy poco realista. "No es algo que se observe en ningún lado y los antecedentes de México apuntan a que eso no se va a dar. El que pudiera haber cambios, por contrapartida, y que descarrilara las cuentas fiscales, tampoco lo vemos; no ha sido el caso para México y no creo que sea la intención de la oposición".

Un factor relevante podría ser cuál es la visión que tiene el Gobierno y la que tiene el Congreso en términos del escenario económico que viene; porque hasta hoy, en términos relativos, el escenario económico ha resultado claramente más favorable al que se planteó inicialmente en los supuestos de Criterio de Política Económica del año pasado, expuso Leos.

Sin embargo, consideró que "se antoja que eso no va a ser la situación en 2011 y 2012, en donde el  crecimiento sorprenda a favor, que los precios del petróleo sean todavía más elevados. Hay una clara actitud de incertidumbre en el ámbito global respecto de cómo se va a desarrollar el escenario internacional los próximos años y México depende mucho de eso, en particular de la economía de Estados Unidos".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Por ello, recomendó ser conservador en las propuestas fiscales, porque nadie sabe en este momento qué tan complicado será el escenario económico externo y, en consecuencia, el interno y ese puede ser un punto de discusión que vaya a surgir entre lo que pudiera ser las posición del Gobierno y la del Congreso.

"El supuesto base que esperamos es que se mantenga el orden fiscal que se ha visto hasta hoy y si ese orden no se altero cuando hubo un choque mayúsculo el año pasado, es difícil ver que ahora se vaya a dar hacia finales del sexenio cuando claramente no habrá un golpe tan fuerte como el que hubo durante 2009".

Ahora ve
Donald Trump celebra el récord del Dow Jones
No te pierdas
×