El veto, recurso para frenar baja de IVA

Hacienda tiene entre sus opciones aplicar esta facultad y evitar menores ingresos: Ernesto Cordero; el PRI rechaza mayor endeudamiento, pero recortará gastos personales para compensar la baja del IVA.
Fitch Ratings redujo su calificación crediticia de México. (  (Foto: Jupiter)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El presidente Felipe Calderón podrá hacer uso del veto o de la controversia constitucional, si considera que la baja de un punto porcentual en el IVA afecta negativamente la  Ley de Ingresos 2011 y, en consecuencia, las finanzas públicas del país, confirmó el secretario de Hacienda y Crédito Público (SHCP), Ernesto Cordero.

“Es un recurso que nuestro marco legal considera y es un posible recurso” dijo Cordero tras comparecer ante senadores.

Sin embargo, "hay que esperar y ver cómo evoluciona el paquete económico. Creo que los legisladores lo van a tomar con mucha responsabilidad y se tendrá una discusión responsable, eso es lo más importante", aseguró.

Cordero Arroyo insistió que disminuir la tasa del Impuesto al Valor Agregado (IVA) tiene implicaciones que pueden ser muy serias, y habría que reducir el gasto en inversión, el gasto en infraestructura o (los legisladores) tendrían que compensar con el incremento de algunos otros impuestos.

Conforme a lo establecido en los artículos 70, 71, 72 y 135 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, el derecho de veto es una prerrogativa del titular del Poder Ejecutivo Federal consistente en la posibilidad de hacer llegar al Congreso de la Unión o a una de sus Cámaras, objeciones y cuestionamientos que pudieron no haberse tomado en consideración al discutirse la iniciativa durante el procedimiento legislativo respectivo.

El veto es un derecho que tiene el presidente de la República, "es indeseable y ojalá no lleguemos a ello. Siempre existe esa posibilidad y es parte de las reglas de la democracia; si ninguno de los partidos políticos tenemos mayoría debemos construir acuerdos", dijo Luis Videgaray Caso (PRI), presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados.

Indicó que en todo el proceso legislativo siempre existe la posibilidad del veto. "Ojalá no lleguemos a ese extremo  y como legislador tenemos que asumir que existe el veto en la ley de Ingresos, de Egresos y en cualquier otro tema. Esa posibilidad existe, ahí está".

El último veto que se dio a un paquete económico fue durante la administración del Presidente Vicente Fox, en 2005. La Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) analizó los efectos que tendría el reconocimiento de la facultad de veto del presidente de la República sobre el Presupuesto de Egresos 2005, derivado de la controversia constitucional contra la Cámara de Diputados.

Ese mismo año, con seis votos a favor y cinco en contra, la SCJN determinó que el presidente de la República sí tiene facultades para vetar el Presupuesto de Egresos aprobado por la Cámara de Diputados.

Videgaray Caso afirmó que "estamos trabajando con responsabilidad. El PRI siempre ha sido responsable con los acuerdos de Ley de Ingresos y Egresos que le han dado estabilidad económica del país y reconocemos que -entre todos los problemas que enfrenta México de baja competitividad, bajo crecimiento-, en los últimos años ha tenido estabilidad macroeconómica, lo cual es parte de una política económica responsable y el PRI siempre ha sido parte de una política responsable".

Dijo estar convencido de poder llegar a un acurdo. "Obviamente, el clima político es muy tenso, estamos en un momento de mucha crispación política, pero debemos tener la madurez  para construir acuerdos y lo vamos a lograr".

Alza en gravámenes

El secretario de Hacienda comentó, sobre la posibilidad de subir otros impuestos, que "eso no se me ocurrió, porque yo no estoy proponiendo disminuir la tasa del IVA. El Gobierno federal mandó un Presupuesto responsable, que no implica la elevación de ningún impuesto, que no mandó miscelánea fiscal, que mandó una simplificación en la ley de Derechos importante y eso es lo que el Gobierno propone. Es un Presupuesto muy responsable".

México tiene una debilidad estructural, en materia de recaudación tributaria la cual "la hemos venido corrigiendo paulatinamente. En esta administración, hemos incrementado la recaudación tributaria en 1.4% del PIB, lo cual es una buena señal, pero todavía está por debajo de lo que economías del tamaño de la mexicana deberíamos tener", puntualizó Cordero Arroyo.

"Se ha ponderado el esfuerzo que estamos haciendo en avanzar y creo que dar un paso atrás en una decisión que tampoco queda clara que tenga ningún beneficio económico, puede ser penalizada y considerada como un acto de poca responsabilidad, que sin duda tendrá consecuencias importantes para nosotros", resaltó el funcionario de la SHCP.

El presidente de la Comisión de Presupuesto de la Cámara de Diputados manifestó que van a cuidar el balance público. "Si bajamos el IVA tenemos que reducir el gasto. Sería inexplicable para los mercados financieros internacionales, para las calificadoras, entre otros, una reducción del IVA y un incremento del déficit".

Videgaray Caso agregó que "si vamos a bajar el IVA tenemos que hacerlo de una manera fiscalmente responsable. Creo que los comentarios del secretario de Hacienda son correctos cuando pinta un escenario malo, o de plano catastrófico, pero sería sólo si actuamos de manera irresponsable al disminuir un ingreso y no bajar el gasto".

Si prospera la propuesta del PRI de bajar el IVA, indicó Videgaray, particularmente el gasto corriente es el que debe bajar. "Tenemos que reducir el gasto corriente, no el de inversión, por dos razones: es el gasto que impacta año tras año y, segundo, sería negativo reducirlo. México todavía necesita estimular la demanda agregada, apenas nos estamos recuperando de una recesión y no es momento para bajara el gasto de inversión".

Por el contrario, dentro del gasto corriente, hay espacio para acomodar una disminución de los impuestos. El impacto de bajar en un punto el IVA lo estimó en 33,000 millones de pesos. "El 30% de ese monto afectaría a estados y municipios y el otro 70% al Gobierno federal y eso implicaría reducir el gasto corriente, no aumentar la deuda ni hacer otro tipo de cuestiones que serían irresponsables".

Reconoció que no todo lo que se ubica dentro del gasto corriente es negativo, como son sueldos a doctores, enfermeras o pensiones. "Pero hay buena parte del gasto corriente que será negociable, como el gasto administrativo, en asesorías, oficinas burocráticas y ahí tenemos una clara diferencia de opinión con el Secretario y creemos que hay espacio todavía para hacer un mayor ajuste".

Luis Videgaray indicó que sin duda alguna, con independencia de que se revisen los parámetros macro y que pudiera haber una revisión marginal, el tema del IVA se tendrá que acomodar por la vía de una reducción en el gasto corriente y en burocracia. "Estamos hablando de alrededor de 22,000 o 23,000millones de pesos  y estamos convencidos de que encontraremos espacios sin afectar  programas prioritarios, ni gastos de inversión".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Manifestó que existe disposición al diálogo para construir acuerdos, porque si bien en la Cámara de Diputados junto con su aliado el Partido Verde logran mayoría, en el Senado no sucede lo mismo. La ley de Ingresos que establecen los parámetros de déficit fiscal, precios del petróleo, todos los ingresos en general, tienen que pasar por el Senado".

Agregó que "si queremos que las propuestas del PRI prosperen, tenemos que ir a un acuerdo y vamos a trabajar para construir un acuerdo".

Ahora ve
Sebastián Piñera lidera las elecciones presidenciales en Chile
No te pierdas
×