Economía EU puede agitar a la mexicana

Irresponsable si los legisladores cambian los supuestos económicos para 2011: Moody´s Analytics; las modificaciones en el papel de los supuestos económicos no darán más ingresos al Gobierno: ITESM.
grafica monedas crecimiento economico  (Foto: Photos to go)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MEXICO (CNNExpansión) -

Si la Cámara de Diputados modifica los supuestos económicos que planteó el Ejecutivo para 2011, México será quien asuma las consecuencias de una revisión integral en la Carátula de la Ley de Ingresos, que son las variables macroeconómicas, precios del petróleo y déficit fiscal, entre otros, dado el incierto entorno económico que enfrentará la economía de Estados Unidos el próximo año coincidieron economistas.

De por sí, los supuestos que elaboró la Secretaria de Hacienda son optimistas, aseguró Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody´s Analytics. "El precio para la mezcla mexicana pactado en el paquete económico, de 63 dólares el barril, es correcto, ya que si la economía de EU se desacelera los petroprecios irán a la baja. Ahí no hay mucho margen para mover".

Con relación al crecimiento económico, "el estimado de 3.8% ya es optimista y no veo cómo pueda crecer cuando hay una desaceleración en EU; sobre todo, cuando no hay mecanismos de política económica que le permitan darle un estímulo adicional al mercado interno", dijo.

Recomendó a los legisladores irse con mucha prudencia y "no subir el precio del petróleo, ni el crecimiento económico; lo más deseable sería una redistribución del gasto. Si quieren cortarle al gobierno en gasto corriente, adelante y que lo canalicen a inversión, pero no aconsejaría que los legisladores modificaran los estimados del programa económico".

Destacó que la situación por la que atraviese EU frenaría las cuentas alegres que haga el Congreso. "El problema es que esas cuentas se harán antes de que haya evidencia más contundente de que la economía de EU se está debilitando y eso se sabrá cuando el Presupuesto esté aprobado. Entonces, México tendrá que enfrentar el próximo año la realidad de su imprudencia y eso sí puede llevar a recortar el Presupuesto y en lugar de beneficiar a la economía le impondrían una mayor restricción".

Cambiando los supuestos económicos en el papel no es la forma de aumentar los ingresos del Gobierno, y, a partir de ahí, programar un gasto más fuerte el cual va en función de los ingresos, agregó Juan Sherwell, director de la Escuela de Graduados en  Administración del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México.

"Me parece irresponsable querer pretender que vamos a tener mayores ingresos modificando los precios del petróleo o subiendo el crecimiento económico en el papel. Aproximadamente, el gasto del Gobierno federal equivale a 25% del Producto Interno Bruto (PIB), pero los ingresos tributarios representan sólo 10% del PIB", destacó.

Así, hay 15 puntos como porcentaje del PIB que se gastan y no son tributarios. Por ello, "es importante afrontar una mayor recaudación, pero no aumentando impuestos sino la base gravable de contribuyentes y eliminando ciertas exenciones que hay y que son muy amplias en nuestro sistema tributario", indicó Sherwell.

Subir el precio de la mezcla mexicana de petróleo, no significa que se vaya a comportar bien por los cambios que hagan los diputados en la planeación de los Criterios, sino que obedecerá a la oferta y demanda en el mercado internacional de hidrocarburos.

"Mayores ingresos para el Gobierno no deben venir de cambiar los estimados en el papel, porque su comportamiento no dependerá de nuestros pronósticos nada más. Hay que cobrarle a los que no pagan".

No obstante, consideró que si bien el margen de maniobra para una verdadera política contracíclica es pequeño, "por ahora no creo que se requiera. Podríamos ver una desaceleración de la economía mexicana, pero todavía estaríamos del lado positivo del ciclo de crecimiento. Si la economía de EU llegara a tener una doble recesión es posible que la mexicana vea el efecto acentuado, pero esperamos que el vecino del norte enfrente una recuperación muy lenta, pero no una doble recesión", subrayo el académico.

Por ello, debe prevalecer la mesura y la prudencia en las estimaciones económicas que se planteen los legisladores al momento de discutir la Ley de Ingresos, porque "creer que la economía mexicana crecerá el próximo año arriba de 4% sería engañarnos, cuando en 2011 habrá desaparecido el beneficio del efecto estadístico y cuando el sector externo no tendrá el dinamismo que observó a inicios de 2010".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

La economía mexicana no se librará del efecto negativo de una desaceleración en EU, ya que no cuenta con mecanismos de defensa, en términos de política económica, que permitan disminuir ese efecto externo, agregó Coutiño.

"Es absurdo que los diputados cambien las cifras macro. El hecho de que hay quienes quieran mover el estimado de crecimiento del ya optimista 3.8% planteado por el gobierno y ubicarlo arriba de 4%, es un ejercicio inútil y lo único que se logrará de esas cuentas alegres será un freno para la economía mexicana".

Ahora ve
Twitter eliminará la verificación de cuentas que infrinjan sus reglas
No te pierdas
×