La calificación de México, inamovible

Los cambios a la Ley de Ingresos los contempla la nota de la deuda mexicana: calificadoras; sin embargo, el margen de maniobra se acorta y presionará los ingresos del gobierno: Moody´s.
balanza-comercio-comercial-dinero-JI.jpg  (Foto: Jupiter Images)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MEXICO (CNNExpansión) -

Los cambios que realizaron los diputados a la Ley de Ingresos 2011, y que serán ratificados o desechados por el Senado de la República, no tuvieron impacto ni para bien ni para mal en la opinión de las calificadoras de valores.

De hecho, tanto Moody´s Investors Service como Standard and Poor´s (S&), aseguraron que estas modificaciones a la Ley de Ingresos ya están contemplados en la calificación y, por lo menos hasta hoy, no implicarán un cambio en la nota actual de México, de Baa1 y BBB, con perspectiva estable en ambos casos, respectivamente.

El martes pasado, la Cámara de Diputados aprobó un incremento en la carátula de la Ley de Ingresos de 60,550 millones de pesos (mdp) adicionales a la propuesta enviada originalmente por el Ejecutivo federal el 8 de septiembre pasado.

Las modificaciones aprobados fueron: estimado del crecimiento económico de 3.9% para 2011, lo que generará recursos por 16,132 mdp; precio para la mezcla mexicana de petróleo de  65.40 dólares por barril, lo que generará ingresos por 11,904 mdp, así como una déficit fiscal de 0.5% del PIB.

"En ausencia de un adecuado régimen de recaudación, es inevitable que exista la tendencia de que para satisfacer las diferentes necesidades apremiantes que tiene el Presupuesto se tenga que incrementar el déficit; no nos sorprende, porque evidentemente en ausencia de una reforma fiscal, y en la medida en que hay muchas necesidades imperiosas que atender, habrá una tendencia a que esto ocurra", dijo Alberto Jones Tamayo, director de Moody´s México.

Aclaró que no es particularmente importante para la calificación que el déficit fiscal haya aumentado de 0.3% a 0.5% del PIB. "México está muy bien posicionado dentro de los países que tienen una calificación similar por lo que se refiere al nivel del déficit y, de por sí, maneja un déficit comparativamente moderados".

No obstante, resaltó que lo único importante es que hay un cambio de señal en el sentido que aumenta, pero es un incremento pequeño. "Sigue siendo un déficit moderado, la cantidad absoluta es grande (70,000 millones de pesos, de acuerdo con la SHCP), porque México es un país grande, pero en términos de que eso le imponga un riesgo adicional a la deuda del gobierno mexicano no lo hace".

Desestimó que este aumentó en el déficit sea una mala señal, pero "habrá que preguntarle a los inversionistas; sin embargo, se acaba de colocar un bono en yenes, a un plazo muy largo y en condiciones bastante favorables, pero lo que si no hace es ponerle presión necesariamente adicional a la calificación".

Resaltó que lo delicado en Mexico es lo magro de los recursos fiscales de los que dispone el país. "Tampoco es sorpresa, porque es muy poco lo que puede hacer el gobierno (Congreso y Ejecutivo); el margen de maniobra que tienen es pequeño y lo que pueden negociar entre diputados y Ejecutivo y los diputados entre sí, son cantidades relativamente pequeñas en el contexto del gasto total".

Sobre la necesidad de una reforma fiscal, que fue un tema recurrente entre diputados de varios partidos, dijo que "claramente los tiempos políticos no son los más oportunos para una reforma y, no lo han sido desde las elecciones de mitad de sexenio; seguramente, no lo serán de aquí a que termine la actual administración".

Por ello, no anticipa que logren ponerse de acuerdo los legisladores. "Tenemos la percepción de que los diferentes grupos parlamentarios entienden la necesidad de hacer una reforma fiscal, pero por razones política no la van a llevar a cabo hasta que los tiempos sean propicios para hacerlo o hasta que el destino nos alcance".

La calificación en el mediano plazo va a estar presionada porque cada vez serán más los rezagos y cada vez habrá menores margen de maniobra, que de por si hoy ya es pequeño. "Lo que se negocia es dónde gastar y no dónde invertir y es algo lamentable para el crecimiento y el incremento en la productividad sostenible de la economía mexicana por el hecho de que se posponen  proyectos de inversión privilegiando el gasto corriente".

"Los cambios que hizo la Cámara de Diputados a la Ley de Ingresos, no son algo radicales si se comparan con las propuestas que envío el presidente Felipe Calderón (el 8 de septiembre pasado) y pienso que las proyecciones van dentro del rango con el que estamos cómodos con la calificación actual de México (BBB perspectiva estable)", indicó Joydeep Mukherji, analista de riesgo soberano de S&P.

Dejó en claro que esperaran a que se termine la discusión completa del paquete económico (Ingresos y la Ley de Egresos), pero hasta hoy lo que se ha aprobado es consistente con la calificación actual. "No es nuestro rol decirle al gobierno que preferimos algo o no, pero para subir la calificación siempre hemos dicho que la restricción está en la parte tributaria y en la dependencia de los ingresos de Pemex".

El analista de riesgo soberano, manifestó que esto no es algo nuevo. Desde largo tiempo se habla en México de cómo ampliar la base tributaria para compensar una caída de los ingresos del sector petróleo, si hay una caída en la plataforma de producción o en precios también.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

"Este debate viene desde la época del ex presidente Vicente Fox y nadie esperaba un cambio en la parte tributaria, que se diera una reforma fiscal en 2010 después de todo el debate en 2009 sobre este tema. Nosotros tampoco tuvimos la expectativa de un cambio en la estructura de tributación  eso es un factor dominante para subir la calificación", indicó el especialista de S&P.

Estimó que el déficit fiscal propuesto se encuentra dentro del rango que es consistente con la calificación soberana actual y el tener BBB con perspectiva estable, es una señal de que "no estamos pensando en cambiar la calificación en este momento".

Ahora ve
Tras más de 50 años de conflicto armado, las FARC entregaron las armas
No te pierdas
ç
×