La Ley de Ingresos reflejo de ineficacia

Ni el Ejecutivo ni el Legislativo han sido capaces de sacar adelante al país: Moody´s Analytics; se requieren reformas que apoyen el crecimiento, pero el ambiente político siempre es poco propicio.
dólares, tabla, gráfica, economía,  (Foto: CNN)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

La Ley de Ingresos 2011, que fue ratificada por el Senado de la República, es un reflejo de la ineficacia y la parálisis que existe en México -tanto en el Ejecutivo como en el Legislativo- para sacar adelante una serie de reformas que realmente ayuden al crecimiento de la economía mexicana, consideró Alfredo Coutiño, director para América Latina de Moody´s Analytics.

No hubo ni una sola propuesta, por parte del presidente Felipe Calderón o de los legisladores, para sacar adelante una sola reforma de las que requiere el país, y en lugar de caminar en este sentido se presentó ahora un paquete fiscal cuyo contenido es realmente "anodino" y mantiene a la economía mexicana "nadando de muertito", coincidieron en resaltar fiscalistas de PwC México y del Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

"El hecho de que en México se dé un ‘manipuleo político' tanto del Presupuesto como del programa económico, obedece a que se ha dado espacio para que ese tipo de cosas sucedan", aseveró el economista Coutiño Zavala.

Ante la ausencia de una reforma fiscal de fondo y la falta de una disciplina estructural en las finanzas públicas, "se deja espacio abierto para que el Congreso pueda ‘meter las manos' en el Presupuesto y para que los partidos políticos puedan modificar supuestos macroeconómicos a su conveniencia, y el mismo Gobierno federal ha dado espacio para que eso suceda".

 De hecho, dijo que si realmente el gobierno hubiese sido capaz de levantar una reforma fiscal de fondo y "hubiera sido inteligente para implementar una disciplina estructural en el gasto público, no habría mucho espacio para que los políticos manipularan los supuestos económicos y cambiaran los objetivos de crecimiento en México. Como es no existe, la Ley de Ingresos se presta a ese manipuleo".

Resaltó que ni el Gobierno, ni los legisladores han sido eficaces para sacar adelante a la economía. "Uno por no haber podido instrumentar los cambios estructurales y lograr consensos, y el otro por realmente no coadyuvar y ser conscientes de que lo único que se perjudica es a la economía mexicana y, en consecuencia, al mismo país. Estamos hablando de una responsabilidad compartida, que no han sabido cumplir".

Carlos Cárdenas, vicepresidente de Asuntos Fiscales del IMCP, indicó que con más inversión y generación de empleos, se obtendría una mayor recaudación de impuestos y, con ello, más bienestar social para los mexicanos.

"En lugar de caminar en este sentido, se nos presenta ahora un paquete fiscal cuyo contenido es realmente ‘anodino', por lo que seguiremos con una recaudación que no ha logrado sobrepasar niveles de 10% del Producto Interno Bruto (PIB), a pesar de las reformas fiscales que año con año se introducen".

Consideró preocupante el tema, toda vez que México requiere alcanzar niveles de recaudación de entre 16 y 18 % del PIB, particularmente en el escenario de ingresos petroleros a la baja en el que estamos inmersos. "Basta recordar que la media de la recaudación en los países que integramos a OCDE es de 25% y la media de América Latina de 15%".

Por ello, es urgente llevar a cabo una "cirugía mayor", en materia impositiva. "La Reforma Fiscal Integral es pues ya un tema de sobrevivencia y es muy preocupante que no esté en la agenda del Ejecutivo ni del Legislativo".

Consecuencia del momento político que se está viviendo, el presidente Felipe Calderón no envío ninguna propuesta para incrementar la recaudación y los legisladores tampoco hicieron nada en ese sentido, destacó Pedro Carreón, socio de Impuestos de PWC quien aseguró que el aumento en el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS), lejos de incrementar la recaudación es inhibir el consumo del producto (cigarros y bebidas energetizantes).

Se mueven variables para llegar a una cifra y distribuirla ya en el Presupuesto. Sin embargo, "desafortunadamente se privilegia el momento político de la necesidad que se tiene y como en el aspecto macroeconómico no estamos mal, y se prevé una entrada de capitales, mientras todo siga así no hay habrá tanta urgencia, pero cuando llegue una crisis entonces sí habrá problemas".

Subrayó que la aprobación de la Ley de Ingresos refleja que "no hubo voluntad política de ninguno de los actores para iniciar una reforma, pero lejos de incrementar  impuestos al consumo había una propuesta pare reducir el IVA, que tampoco era un impacto importante en las finanzas, pero sí un indicativo de hacia donde un partido quiere ir".

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

Advirtió de la necesidad de una reforma, y no sólo fiscal, sino energética y laboral, porque la economía mexicana "está nadando de muertito" y no hay propuestas para hacer al país más competitivo en materia de impuestos.

Sin embargo, también reconoció que por los tiempos políticos es difícil que estas reformas se den el próximo año. El costo de esta parálisis es que "en materia económica tenemos un crecimiento de 2%-3% y no hay una suficiente generación de impuestos y en la medida en que no exista una mayor infraestructura seguiremos teniendo un crecimiento mediocre".

Ahora ve
Estos son los mejores inventos del año
No te pierdas
×