Una reforma fiscal hasta después de 2012

Fitch y S&P consideran que los tiempos políticos no son los más adecuados para negociar una reforma; el Presupuesto 2011 cumple con sus expectativas, pero deja inamovible la calificación de México.
Senado  (Foto: Archivo)
Isabel Mayoral Jiménez
CIUDAD DE MÉXICO (CNNExpansión) -

El Presupuesto de Egresos de la Federación 2011 cumplió con las expectativas de las calificadoras de valores Fitch Ratings y Standard and Poor´s (S&P), ya que no esperaban grandes modificaciones, aunque aplaudieron el hecho de que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) no haya insistido en baja el IVA.

Sin embargo, aun cuando consideran que una reforma fiscal es importante para mejorar las finanzas públicas del Gobierno federal, y con ello la calificación soberana de México, reconocieron que los tiempos políticos no son los más adecuados para  conseguirla, por lo que estiman que el próximo Gobierno será quien asuma ese compromiso.

Ambas agencias destacan que al tener la calificación en BBB, en grado de inversión (en ambos casos), con perspectiva estable significa que tanto los riesgos al alza como a la baja se encuentra balanceados.

En diciembre pasado, S&P redujo la calificación de la deuda mexicana en moneda extranjera desde BBB+ con una perspectiva estable, a BBB, el segundo grado de inversión más bajo, debido a que el Gobierno no amplió significativamente la base fiscal gravable, mientras que Fitch Ratings disminuyó la calificación en noviembre .

"El Presupuesto de 2011 refleja que las autoridades mexicanas siguen comprometidas con políticas fiscales disciplinadas", coincidieron en mencionar Shelly Shetty y Lisa Schineller, directora de Riesgo Soberano de Fitch Ratings y directora de Calificaciones Soberanas y analista principal para México de S&P, respectivamente.

Los supuestos que sustentan el Presupuesto de Egresos de la Federación 2011, están en línea con las expectativas de Fitch, "aunque el crecimiento económico asumido (3.9% en la Ley de Ingresos) es más optimista que el pronóstico de Fitch para 2011", dijo Shetty.

Es bueno que las autoridades mexicanas estén planeando para consolidar modestamente las cuentas fiscales, con el propósito de mantener la sustentabilidad fiscal. También es positivo que el Congreso decidió no votar para reducir la tasa del IVA que fue incrementada (en un punto porcentual, a 16%) el año pasado, agregó.

"No estábamos esperando una reforma fiscal en el Presupuesto para 2011. En consecuencia, la aprobación sin un paquete de mejoramiento de impuestos está en línea con nuestras expectativas previas. Nosotros creemos que con numerosas elecciones estatales el próximo año, y la elección presidencial en 2012, habrá espacio limitado para que el Gobierno pase una reforma fiscal sustantiva en 2011", dijo Shetty.

En términos de generadores de calificaciones futuras, Fitch vería positivamente incrementos en impuestos especiales, al igual que mejorías más rápidas en dinámicas de deuda pública. Reformas estructurales que mejoren la competitividad y evidencia de prospectos de crecimiento más alto en mediano plazo, también apoyarían la credibilidad y mejorías en la liquidez internacional que fortalece la resistencia externa de México.

A su vez, Lisa Schineller, directora de Calificaciones Soberanas y analista principal para México de S&P, subraya que la aprobación del Presupuesto para 2011 estuvo en línea con las expectativas de la calificadora y tampoco estaban esperando una reforma fiscal.

"Por causa del ambiente político este año, con fuertes discusiones que se dieron en 2009 a causa de otras reformas, y en medio de elecciones en varios estados del país durante 2010, asumimos que no habría espacios para negociar ningún tipo de reformas. Hoy, con las elecciones para 2012 tampoco esperamos cambios en este sentido y no tendremos una reforma fiscal más amplia antes del próximo Gobierno", destaca la analista.

Inicia el día bien informado
Recibe todas las mañanas las noticias más importantes para empezar tu día.

 Hay iniciativas en el Congreso que sí pueden ser aprobadas, pero en este momento una reforma como la fiscal es muy difícil. En comparación con otros países, México enfrenta una menor flexibilidad en sus ingresos, pero S&P mantiene una perspectiva estable en la calificación de la deuda soberana mexicana lo cual significa que las cifras de deuda del Gobierno, déficit fiscal, entre otras, se encuentran bien situadas en esta calificación.

"El supuesto de que no habrá reforma fiscal lo que resta del sexenio, está en línea con la calificación y nuestra perspectiva. El año pasado, el Gobierno habló de dos compromisos: mantener marco macroeconómico prudente y reducir en este año el tamaño del déficit. Para el Presupuesto de 2011 se aprueba un déficit ligeramente más alto del que envío la Secretaría de Hacienda, pero está en línea con el compromiso de disminuirlo y mantener un poco de política contracíclica; vamos a ver si en 2011 habrá otro esfuerzo del Gobierno y del Congreso por seguir esta línea", destacó Lisa.

Ahora ve
Trump asegura en Phoenix que Joe Arpaio “fue condenado por hacer su trabajo”
No te pierdas
×