JugueTAZOS que han trascendido generaciones

-
tazos  Sin Pie de Foto
Luis Javier Plata Rosas
Autor: Luis Javier Plata Rosas | Otra fuente: QUO
(QUO) -

Los niños que sufrieron la Gran Depresión de 1930 se enfrentaron a la necesidad de inventar sus propios juegos, pues lo que menos había en ese momento era dinero para comprar juguetes.

Para la buena suerte de los pequeños de Hawai, en 1927 una compañía de jugos y productos lácteos conocida como Haleakala Dairy colocaba discos de cartón en el interior de las tapas de sus botellas de leche, mismos que los niños retiraban para jugar.

Cuando Haleakala Dairy introdujo al mercado bebidas de frutas en 1980, también colocó discos de cartón en las tapas de las botellas, y los llamó POG, por las siglas en inglés de los ingredientes del jugo. Desde entonces, así se conoce a estos discos en inglés.

Desde entonces, los tazos se han convertido en un clásico del entretenimiento y éxito comercial: en 1995, la industria de los tazos era valuada en alrededor de 500 millones de dólares.

A mediados de la década de 1990, la compañía PepsiCo tuvo que renombrarlos como “tazos”, pues dos años antes el empresario Allan Rypinski había comprado los derechos del nombre a Haleakala Dairy, para fundar la Federación Mundial POG.

Juego de apuestas

Todo niño jugador de tazos sabe que hay dos maneras de competir: una en la que el ganador se queda con la satisfacción de haber vencido y otra en la que el ganador se queda con los tazos de su contrincante.

Por esta razón, los especialistas consideran a éste un juego de apuestas.

Estudiosos del Centro para Adicciones y Salud Mental de Ontario, Canadá, analizaron el juego en niños de entre cinco y 11 años de una escuela canadiense, y concluyeron que la preferencia por jugar tazos se incrementa con la edad y es casi tres veces mayor en niños que en niñas.

Sin embargo, el estudio no determina que haya asociación alguna entre jugar tazos y tener un problema de adicción con los juegos de apuestas.

En México, en un trabajo presentado durante el X Congreso Nacional de Investigación Educativa, Karla Marisol García Macías y Laura Sánchez Mariles concluyeron que mediante el juego de tazos los niños aprenden a reproducir el mercado adulto en pequeño.

Las autoras advirtieron que dicho valor también es creado por una publicidad que incita al consumismo y vende mediante un falso incentivo que no refleja la verdadera naturaleza del producto ‘principal’, que son las golosinas.

De la guerra de tazos… a los tazos en la guerra

Usar estas piezas redondas no sólo es cosa de niños.

Desde el año 2001 en las bases militares de Afganistán e Iraq los miembros del ejército estadounidense portan tazos.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

De acuerdo con Jim Skibo, director de los Servicios de Intercambio del Ejército y de la Fuerza Aérea de Estados Unidos, dado que legalmente no pueden imprimir billetes, los militares optaron por los tazos, que equivalen a las fichas de los casinos que pueden cambiar al completar su servicio.

En junio de 2008 el ejército estadounidense decidió que los tazos de sus tropas podrían ser más atractivos y, con ayuda de la compañía Marvel, diseñaron piezas con imágenes del Capitán América, Iron Man y She-Hulk.

Ahora ve
Toto Riina, un sanguinario padrino de la Cosa Nostra, muere a los 87 años
No te pierdas
×