La arcilla puede reconstruir la salud de tu piel

-
lodo-arcilla  Sin Pie de Foto
/
| Otra fuente: BALANCE
(BALANCE) -

La arcilla es un material de construcción que también puede reconstruir las células de tu piel.

Los minerales que contiene, mezclados con el agua, propician sus efectos en tratamientos estéticos por sus propiedades regenerativas, refrescantes, descongestionantes, purificadoras, cicatrizantes, absorbentes, calmantes, exfoliantes y hasta tonificantes de la piel.

También elimina el exceso de grasa en la piel, suaviza, hidrata, activa y estimula la circulación sanguínea, auxilia en el combate de la celulitis y la obesidad, calma dolores musculares, estimula la regeneración celular superficial, oxigena la piel y libera toxinas acumuladas.

La arcilla también tiene efectos curativos y por eso es utilizada en algunas culturas para tratar enfermedades, heridas, afecciones de la piel y problemas inflamatorios.

Los primeros en descubrir sus propiedades fueron los egipcios. Ellos lo utilizaban para tratar inflamaciones, heridas cutáneas, reumas e incluso para embalsamar.

Al emplearla en cataplasmas y mascarillas, la arcilla tiene la propiedad de dirigirse siempre al punto infectado del cuerpo para limpiarlo y sanarlo.

Se recomienda que sea pura y seleccionada por su capacidad de absorción, de extracción reciente y secada al sol, no en un horno, porque las altas temperaturas disminuyen su capacidad regeneradora.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Su mezcla con otros ingredientes como hierbas o aceites ayuda a eliminar toxinas y a combatir la celulitis y la flacidez.

El lodo también es capaz de extraer impurezas que perjudican el cuerpo. Al aplicar el barro sobre la piel, penetran sustancias útiles y se eliminan toxinas, que pasan al barro y se van con él al limpiarse la piel.

Ahora ve
19 datos de los sismos que sacudieron territorio mexicano en septiembre
No te pierdas
×