Los productos 'milagro' para perder peso pueden ser peligrosos

-
Sin Pie de Foto
Pastillas  Sin Pie de Foto
Roberto Marmolejo
Autor: Roberto Marmolejo | Otra fuente: BALANCE
(BALANCE) -

Si los cientos de productos para bajar de peso que anuncian en televisión funcionaran, México no sería el segundo lugar en obesidad mórbida en el mundo.

Según la Unidad de Investigación en Epidemiología Clínica del Centro Médico Nacional Siglo XXI, del Instituto Mexicano del Seguro Social, ese lugar es el que ocupa nuestro país entre las naciones afectadas por la pandemia de sobrepeso y obesidad.

La licenciada en Nutrición Mariana Espíndola, del Balanz Nutrition Center Biosphera Santa Fe, explica que todas las dietas y productos "milagro" tienen efectos secundarios.

"Desde leves como pasar hambre, dolores de cabeza, cansancio y el indeseado ‘rebote’, hasta graves o irremediables como algún tipo de desnutrición, la disminución del metabolismo basal –es decir, nuestro metabolismo deja de trabajar sin estímulos externos o lo hace de manera más lenta–, hipertensión, problemas cardiovasculares o tiroideos”, alerta.

Milagros bajo sospecha

En México, la explosiva oferta de productos milagro para el sobrepeso y la obesidad ha sido de tal manera escandalosa y sin control que ha tenido que intervenir la Comisión Federal para la Protección de Riesgos Sanitarios (Cofepris).

En agosto del 2009, la Comisión emitió una alerta para evitar el consumo de 15 “suplementos alimenticios” por contener plantas tóxicas potencialmente mortales como la Thevetia spp y el Fucus vesiculosus, o sustancias como el picolinato de cromo, que no han demostrado ninguna eficacia terapéutica en el control del peso.

Los productos bajo la mira eran: Capslim, Escoba Intestinal, Easy Figure, Maxi Dermograsa, Peso Natural, Sbeltix, Slimgrass, Bodygrass, Té Rojo Magistral, Adelgazol PM, Fat Burners, KMA Kilos, Redu Express, Thermogenic y Venus Slim.

El nutriólogo, la fórmula

Aunque en la actualidad existen medicamentos autorizados para la terapia farmacológica de la obesidad, únicamente son tres los que se recetan habitualmente, siempre bajo supervisión médica y junto con una modificación de la dieta y el incremento de la actividad física.

Dichos fármacos son orlistat (conocido también como Xenical), que Roche lanzó al mercado en la década de los 90 y evita que la grasa consumida sea absorbida por el cuerpo; la sibutramina, que bloquea a nivel cerebral el apetito y estimula el metabolismo; y la metformina, utilizada en los diabéticos para nivelar la glucosa en la sangre y que ha demostrado eficacia para bajar de peso combinada con sibutramina.

Espíndola, quien trabaja con sus pacientes el enfoque del doctor Barry Sears conocido como "La Zona", recomienda desconfiar de cualquier dieta o producto que nos prometa o pida: bajar más de un kilogramo por semana, productos que no vayan acompañados de una dieta adecuada o rutina de ejercicio, o excluir cualquier grupo de alimentos.

Los "milagros" pueden no existir y poner en riesgo el bolsillo o la vida.

Ahora ve
No te pierdas