Deshazte del peso extra del embarazo de forma realista

Tener un plan de ejercicio y alimentación, así como ejercitarse y amamantar pueden ser la clave para recuperar la figura tras el parto
Existen métodos naturales para perder el peso post embarazo
GET. Embarazo  Existen métodos naturales para perder el peso post embarazo  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Ashley Fantz
Autor: Ashley Fantz
(Reuters) -

Con sudor y dolor, y algo humillada, Christina Jones corrió empujando la carriola con su bebé, Claudia, en un supermercado. Ella y otras recientes mamás corrieron y arremetieron con todo, intentando poner en marcha un plan que les había parecido una buena idea: ejercicio con carriola.

"Fue ridículo. El instructor nos hizo correr por la zona de alimentos, y mientras tanto, nuestros hijos se estaban volviendo locos”, dijo Jones, quien subió 16 kilos durante el embarazo. “Lo único que pienso es que quiero deshacerme de este peso. Por eso lo hice, hice sentadillas en la zona tan sucia que está cerca de los baños. Quería perder peso con tantas ganas que estaba dispuesta a echarme en esa alfombra, pero Claudia y yo nos enfermamos unos días después”.

Para la mamá de 35 años de los suburbios de St. Louis, Missouri, y para miles como ella, deshacerse del peso post-embarazo es como empujar una roca cuesta arriba (y lo habría intentado si eso diera resultado).

Pero no se siente como una súper mamá, sino como una mamá súper cansada.

"Como en realidad nunca perdí el peso de mi primer embarazo, el segundo y tercer bebé me hicieron más pesada”, dijo. “Cuando ya llevas este rezago, sientes que nunca vas a poder recuperarte y regresar a ser como eras antes. Y, definitivamente, todos los demás también quieren que lo logres”.

Hay una enorme presión de todas partes para que regresen al peso que consideran “normal”, pero esto no es realista.

Aunque las mujeres tienen la capacidad suficiente para no compararse con supermodelos (bien por ti, Heidi Klum, otra vez tienes un cuerpazo), las mamás célebres y esbeltas siempre están hablando de cómo trabajaron muy duro, y aún así perdieron 20 kilos en 20 minutos.

También pueden hacer comentarios insensibles, como el de Gisele Bundchen, cuando dijo a Vogue: “creo que mucha gente se embaraza y decide que puede convertirse en un bote de basura”.

“Lo que las mujeres debemos decirnos todo el tiempo es que nosotras no somos ellas”, dijo Katie Gentile, directora del Centro de Mujeres en la Universidad de Justicia Penal John Jay. Gentile ha escrito sobre cuestiones de imagen corporal y durante el embarazo para publicaciones nacionales. “Las niñeras no están en esas fotos, tómenlo en cuenta”.

“El principal error que veo que cometen las mujeres después de tener un bebé es que piensan que necesitan ser alguien más, con un horario preparado para ellas”, dijo Jenny Hadfield, entrenadora y maratonista de Chicago que ha ayudado a mamás a bajar de peso con planes de caminata específicos. “Las mujeres tienen más control del que creen”.

Haz un plan y escríbelo

Intenten bajar un kilo o kilo y medio a la semana, recomendó el doctor David Mabry, médico familiar y nutriólogo con base en Texas que ha ayudado a mujeres a perder peso del embarazo.

Él aconseja tomar al menos ocho vasos de agua al día, y consumir proteínas adecuadas; comer una pieza de pescado del tamaño de la palma de la mano al menos dos veces al día; hacer ocho pechugas de pollo y guardarlas en el congelador para el resto de la semana. Comer sano en grandes cantidades es bueno, pero hagan que dure. ¿Una galleta? Sí, una, no siete.

Los entrenadores que trabajan con mamás primerizas sugieren crear un calendario en blanco, que pueden conseguir en Internet. Deben planear al menos diez minutos de ejercicio al día en el calendario y pegar copias por todos lados, en el auto, en la oficina o en el refrigerador. Después deben lograr un estado mental en el que no les preocupe perder peso sino sentirse mejor con su cuerpo, para cada día tener mayor libertad de movimiento.

Hacer ejercicio: mejor antes que después

Los médicos expertos afirman que está bien comenzar a caminar a los pocos días de haber dado a luz, a menos que la madre haya sido sometida a una cesárea o alguna cirugía invasiva. Pueden caminar por la calle, y cuando se sientan más fuertes pueden subir las escaleras de su casa. Si el bebé está dormido, hagan diez lagartijas o estiramientos en el suelo de la habitación. Pueden ver un video de ejercicios en silencio. ¿Su pareja puede cuidar al bebé mientras ustedes van a una clase de aeróbicos o yoga? Cuando su hijo sea más grande, busquen en los gimnasios locales, y al menos uno tendrá servicio de guardería.

Si están completamente exhaustas, intenten meditar. Eso podría ayudar a bajar los niveles de cortisol en el cerebro e impulsar la pérdida de peso, según los expertos.

“En vez de hacer mucho ejercicio o muy pronto, creo que las mujeres deberían esperar un poco más después de dar a luz para reconectarse con su figura”, dijo Sue Fleming, creadora de una serie de videos de ejercicios popular, “Buff Moms”. Ella recomienda hacer pesas ligeras, de 3 kilos, para crear músculo, esencial para quemar grasa a largo plazo.

“Quieren despertar esos grandes grupos musculares que no han ejercitado en meses”, dijo. Fleming recomienda echarse al suelo y levantar la cadera o levantar una pelota de ejercicios por todo el cuerpo para trabajar esa zona.

La prontitud con la que una mujer puede levantar peso tiene mucho que ver con el peso que tenía cuando se embarazó, dijo Kathleen Rasmussen, profesora de nutrición en la Universidad de Cornell.

Si su peso previo al embarazo estaba en el rango saludable en relación a su altura (índice de masa corporal de 18.5 a 24.9), deberían subir entre 11 y 16 kilos, subiendo hasta 2.2 kilos durante el primer trimestre, y medio kilo a la semana durante el resto del embarazo.

Gusto por lo natural

Otro factor importante para la pérdida de peso es dar el pecho, que en promedio quema 500 calorías al día, según los doctores. Rasmussen realizó un estudio epidemiológico en 2008 a 36,000 mujeres danesas, el cual concluyó en que mientras más tiempo da el pecho una mujer, más rápido se deshace del peso del embarazo seis meses después de dar a luz. El punto en contra es que las mujeres estadounidenses no suelen dar el pecho tanto como las mujeres danesas porque las danesas tienen permisos de maternidad de 24 semanas, y las estadounidenses tienen permisos de entre 6 y 8 semanas.

"Claro que es un reto para las mujeres aquí”, dijo Rasmussen, quien también señaló que ella perdió el peso del embarazo porque tenía horarios de clases flexibles.

Pero Christina Jones dice que lo intenta. Intentó hacer ejercicio, pero está increíblemente cansada casi todo el tiempo, madrugando y vistiendo a sus hijas para darles de desayunar y mantenerlas entretenidas. El ingreso de su familia no deja dinero extra para contratar ayuda en la casa o para una niñera de medio tiempo. Además, no se siente cómoda dejando a sus hijos con alguien más, pues están muy pequeños, dijo. El siguiente paso es un video de ejercicios en casa.

"Voy a intentar hacer eso”, dijo. “Voy a intentar todo lo que pueda. Tengo que sentirme bien con estarlo intentando, y eso debería ser suficiente para toda nueva mamá”.

Ahora ve