El suicidio en Japón: un problema social que crece

Pese a los esfuerzos de prevención por parte del gobierno japonés, no ha sido posible revertir la tasa de suicidios en el país asiático
Sin Pie de Foto
suicidio  Sin Pie de Foto  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Kyung Lah
Autor: Kyung Lah
TOKIO, Japón (Reuters) -

Pese a los esfuerzos hechos por las autoridades japonesas para frenar el número de suicidios registrados en ese país, los casos han aumentado.

La Agencia Policíaca Nacional señaló en un informe que la cifra de suicidios aumentó 1.8% en 2009, aunque el gobierno japonés designó el año pasado el equivalente a 100 millones de dólares (10,000 millones de yenes) a un fondo para programas gubernamentales locales para prevenirlos.

El año pasado hubo 32,845 suicidios en Japón, aproximadamente uno cada 15 minutos, según el informe. Se trata del doceavo año consecutivo en el que este país tiene más de 30,000 suicidios al año.

El informe señaló que cerca del 72% de los suicidios fueron cometidos por hombres, y las principales razones fueron depresión y problemas financieros. La edad también fue un factor, dijo Yuzou Kato, director que Befriender's International, una asociación sin fines de lucro que maneja una línea telefónica para prevenir suicidios.

“Son problemas sociales complejos que no pueden arreglarse fácilmente o de inmediato”, dijo Kato. “Japón ha presenciado este nivel de suicidios desde hace más de diez años, pero el gobierno apenas comenzó a prestarle atención, y es un problema que toma tiempo”.

“También me parece que el gobierno sigue descifrando la estrategia para atacar este complicado problema social”.

La prevención del suicidio es una prioridad para las autoridades en Japón, donde la religión principal no lo condena abiertamente, y culturalmente es visto como una opción más honorable que ser una carga para la familia, por ejemplo, con sus obligaciones financieras.

La Organización Mundial de la Salud reports que Japón tuvo la onceava tasa de suicidios más alta en 2003, el último año con cifras mundiales disponibles, después de varios países orientales y ex repúblicas soviéticas. Japón tuvo la tercera mayor tasa de suicidios de mujeres ese año, después de Sri Lanka y China, señaló la OMS.

La tasa de suicidios ha crecido firmemente en Japón desde hace 60 años, dijo la organización. Registró 24.4 suicidios por cada 100,000 personas en Japón en 2007, una cifra más alta que cualquier período de cinco años desde 1955.

Para combatir el suicidio, las autoridades japonesas han instalado barreras en las estaciones de trenes, e incluso colocan luces azules tranquilizadoras. Asimismo colocaron cámaras de seguridad en lugares públicas donde ya han ocurrido suicidios. Los activistas han creado líneas de atención anónima para prevenirlo.

En 2006, Japón aprobó la Ley Básica para la Prevención del Suicidio, que cambió la percepción del suicidio de ser un asunto personal a un problema social. Financia programas para educar a la gente sobre el suicidio y ayuda a aquellos que considera corren riesgo de cometerlo.

El modesto aumento de las cifras en Japón el año pasado ocurrió en medio de una recesión mundial que cobró su precio en los trabajadores japoneses antes de que el país -la segunda economía más grande del mundo-, comenzara a recuperarse.

La tasa de desempleo llegó a 5.7% en 2009, una cifra muy alta para un país donde la gente esta acostumbrada a tener empleos de por vida.

Ahora ve