Malos hábitos de juventud. ¿Qué tan malos son tus pecados del pasado?

Por:
Ginny Graves

Cuando fuimos jóvenes, nuestros malos hábitos no significaban problema... pero a veces dudamos de sus verdaderas consecuencias

¿El exceso y los malos hábitos de juventud te atormentan?

1
Sin Pie de Foto
Mal Habito 1  Sin Pie de Foto  (Foto: Getty Images)

Seamos honestos: muchos de nosotros –bueno, la mayoría- no fuimos exactamente un reflejo de salud en nuestra juventud. No podemos dejar de preguntarnos, ¿todas esas margaritas, comida chatarra, condones olvidados, e incluso el bong que golpeamos alguna vez, pueden regresar a atormentarnos?

“Me siento mal cuando pienso en todo el abuso que acumulé cuando era joven: fumar, tomar, usar camas de bronceado”, dice Stephanie Marchant, consultora de marketing de 43 años en Woodstock, Georgia. “Quisiera reparar los daños, pero me pregunto cuánto puedo hacer en este punto. ¿El daño ya está hecho?”

Para enterarnos qué tan preocupada debería estar Stephanie y el resto de nosotros, tomamos nuestros miedos y los llevamos a los expertos de la salud, que estudiaron los efectos a largo plazo de nuestros malos hábitos de juventud. Lo que dicen podría sorprendernos... y tranquilizarnos.

Demasiadas fiestas, ¿demasiado alcohol?

2
Sin Pie de Foto
Malos Habitos 2  Sin Pie de Foto  (Foto: Cortesía SXC)

En tu pasado amabas las fiestas… ¿con alcohol en la mano?

No hay problema si...

...se te pasó la mano de vez en cuando a los 20 años, y ahora eres un bebedor moderado. Uno puede tomarse un trago todos los días sin consecuencias fatales. El hígado tiene la maravillosa habilidad de regenerarse. A menos que se te haya pasado la mano durante años, probablemente estás bien.

Podría importarte si...

...solías emborracharte todos los días (tomar cuatro o más bebidas en dos horas) o si continúas tomando múltiples tragos cada día. “El exceso de alcohol puede matar neuronas en el cerebro, afectando la capacidad de toma de decisiones, de aprendizaje y de memoria. Cuánto más lo hagas, mayor será el riesgo”, dijo el doctor Fulton Crews, director del Centro de Estudios del Alcohol en la Universidad de Carolina del Norte de la Facultad de Medicina de Chapell Hill.

Pasarse de unos cuantos tragos durante más de diez años puede provocar hepatitis, cirrosis y cáncer de hígado, debido a que éste es el responsable de metabolizar el alcohol y sacarlo del cuerpo. Expertos también dicen que más de una bebida al día aumenta el riesgo de cáncer de mama.

Para comenzar de cero

  • Haz una hora de ejercicio aeróbico más días a la semana (la caminata cuenta). Puede ayudar a que crezcan nuevas neuronas en el cerebro, lo que puede revertir algunos daños por el abuso del alcohol pasado.
  • Toma con moderación, no más de una al día. “Si eres más sano ahora, probablemente has comenzado a revertir tu riesgo de cáncer”, dice el doctor Joel B. Manson, profesor de medicina y nutrición en la Universidad de Trufts.
  • Come una dieta nutritiva. Si fuiste un gran bebedor, elimina las dietas altas en proteína, que son especialmente pesadas para tu hígado. También toma suficiente vitamina B y ácido fólico (que puedes encontrar en vegetales de hoja verde, frijoles y granos enteros), que ayudarán a disminuir las posibilidades de generar cáncer.

Dieta basada en comida rápida

3
Sin Pie de Foto
Malos Habitos 3  Sin Pie de Foto  (Foto: Cortesia SXC)

En tu pasado, ¿vivías de comida rápida?

No hay problema si...

...consumías comida rápida un par de veces a la semana en tu adolescencia y en tus veinte. Un poco de comida chatarra no puede lastimarte a largo plazo.  

Podría importarte si...

...pedías servicio para llevar en la noche. Si gastaste años comiendo hamburguesas, papas fritas, pizza (todas con grasa saturada) o ‘botaneando’ con galletas de chispas de chocolate (cargadas de grasa-trans) como sustitutos de los grupos alimenticios básicos, es seguro decir que comiste mucha grasa mala.

“Una dieta alta en grasa puede ponerte en un grave riesgo de generar problemas cardiacos”, dice el doctor John P. Foreyt, director del Centro de Investigación Médica del Comportamiento en el Colegio de Medicina de Baylor.

“Afortunadamente, estudios muestran que es posible revertir los daños en las arterias si cambias tu dieta y haces más ejercicio, e incluso pequeños cambios pueden tener efectos significativos”.

Para comenzar de cero

  • Haz sustitutos saludables. No lo hagas todo de inmediato, sugiere Foreyt, “porque sólo incrementará tu deseo por este tipo de comidas”. Hazlo gradualmente, si tomas leche entera baja poco a poco el porcentaje de grasa.
  • Revisa tu colesterol. Si es alto, toma simples pasos para bajarlo: sigue una dieta alta en fibra con frutas y verduras, haz 30 minutos de ejercicio aeróbico la mayoría de los días. Si tu nivel continúa alto, probablemente tu doctor te prescriba estatinas u otro fármaco para bajar tus niveles de colesterol.
  • Revisa tu Índice de Masa Corporal (IMC). Si es mayor a 25, tienes sobrepeso, trata de bajar algunos kilos. Perdiendo incluso el 5% del peso de tu cuerpo puede disminuir tu riesgo de diabetes, dice Joyce Lee, profesor asistente de endocrinología pediátrica de la Universidad de Michigan.

Y decías "soy un fumador social"

4
Sin Pie de Foto
Mal Habito 4  Sin Pie de Foto  (Foto: Cortesia SXC)

En tu pasado ¿eras un 'fumador social'?

No hay gran problema si...

...sólo fumaste diez cigarros a la semana por unos pocos años (en la sobremesa con amigos, en las fiestas o cuando estabas muy estresado).

Podría importarte si...

...fuiste un fumador que terminaba con una cajetilla al día durante diez años. Tus pulmones podrían estar seriamente dañados ahora, lo bastante si te falta el aire rápidamente cuando haces ejercicio o eres propenso a la neumonía o bronquitis.

“El riesgo de contraer una enfermedad respiratoria, cardíaca o desarrollar enfisema está relacionada con cuánto fumaste y durante cuánto tiempo”, dijo el doctor Norman Edelman, jefe médico de la Asociación Americana Pulmonar.

Tus arterias podrían estar dañadas, incrementando el riesgo de enfermedades cardíacas o de sufrir un ataque; entre más tiempo estés lejos del humo de cigarro, tu cuerpo podrá repararse.

Pero, incluso si fumaste como una chimenea, tus niveles de riesgo disminuyen en los primeros 15 años después de dejarlo, y tu riesgo de tener cáncer de pulmón regresa a niveles “normales” (de un no-fumador).

Y sí, si vives con un fumador o pasas mucho tiempo en bares donde permiten fumar, tu riesgo aumenta—pero no tanto como si fumaras por tu cuenta. Una vez que hayas dejado esos ambientes, tu riesgo es normal después de 10 a 15 años.

Para comenzar de cero

  • Habla con tu médico sobre cualquier problema respiratorio, como problemas para respirar, pérdida del aliento y tos crónica. Tu médico hará una prueba de función pulmonar para verificar la seriedad del problema, y así te ayudará a calmar tus miedos.
  • Haz una hora de ejercicio la mayoría de los días. “El ejercicio aeróbico fortalece tu corazón y tus músculos, y te ayuda a compensar cualquier daño en tus pulmones”, recomendó Edelman.
  • Come vegetales ricos en antioxidantes (aquellos de hoja verde), así como alimentos altos en fibra.

¿Sólo un 'toque' de marihuana?

5
Sin Pie de Foto
Mal habito 5  Sin Pie de Foto  (Foto: Cortesia SXC)

En tu pasado, ¿fumaste marihuana?

No hay gran problema si...

...lo hiciste de vez en cuando. En este mismo momento suena un bong que te dice que no es una preocupación (¡qué alivio!).

Podría importarte si...

...lo hiciste con regularidad. “Si fumaste marihuana diario durante 20 años o más, probablemente desarrolles problemas respiratorios, como tos crónica y que pierdas el aliento”, dijo el doctor Harold Kalant, profesor emérito de farmacología de la Universidad de Toronto.

La marihuana puede aumentar el riesgo de cáncer de pulmón, pero el uso prolongado –10 años o más—parece ser el más nocivo. Los consumidores diarios pueden generar leves problemas de memoria.

Para comenzar de cero

  • Haz una hora de ejercicio, es bueno para tus pulmones y tu cerebro.

Relaciones sexuales sin protección

6
Sin Pie de Foto
mal habito 6  Sin Pie de Foto  (Foto: Getty Images)

En tu pasado, ¿tuviste un encuentro (o dos) sin protección?

No hay gran problema si...

...fue una situación poco común. Pero es cierto que un simple “momento de calentura” es suficiente para contraer una enfermedad de transmisión sexual (ETS) –incluyendo VIH—pero las probabilidades son muy bajas si has resultado negativo.

Podría importarte si...

...sucedió varias veces. Entre más parejas hayas tenido –especialmente si descuidaste el uso del condón—mayor es el riesgo de haber contraído una ETS y probablemente no sepas que estás infectado.

La gonorrea y la clamidia suelen ser asintomáticas y si se dejan sin tratamiento, pueden provocar enfermedades pélvicas inflamatorias, que podrían derivar en infertilidad o embarazo ectópico.

El virus del papiloma humano (VPH), la ETS más común, también se transmite por tener sexo sin protección. El cuerpo elimina casi todos los casos por sí mismo en un par de años, pero ciertos tipos pueden provocar verrugas genitales y cáncer cervicouterino.

Antes de los 20 años, las paredes cervicales son más susceptibles a infecciones. Podrías haber contraído herpes, usualmente provocado por el virus de herpes simple tipo 2, que regularmente produce pocos o ningún síntoma.

De acuerdo con la doctora Jeanne Marrazzo, profesora asociada de medicina en la Universidad de Washington, puede provocar brotes de llagas genitales, pero el mayor riesgo está durante el parto, cuando la infección puede transmitirse al recién nacido con consecuencias potencialmente fatales. "El herpes te hace más susceptible al VIH si tienes sexo con una pareja infectada".

Para comenzar de cero

  • Pregunta a tu médico por una prueba de sangre para descartar ETS y puedas tener en paz tu mente. Algunos médicos ofrecen pruebas rápidas de VIH que detecta anticuerpos en la saliva y está lista en 20 minutos.
  • Realízate el papanicolau regularmente. Este chequeo puede detectar cambios de células precancerígenas en tu cervix. El cáncer cervicouterino es tan lento, que se presenta hasta los 40 o 50 años, incluso si estuviste expuesta al papiloma muchos años antes.
  • Si tienes resultados normales en tu papanicolau durante tres años continuos, puedes esperar hasta tres años para hacerte el siguiente—a menos que tengas sangrado entre periodos.
  • Sé sincera con tu obstreta y ginecólogo sobre tu historial sexual si estás embarazada o planeas hacerlo.
  • Es importante que el médico sepa si tienes herpes, y pueda saber qué hacer en casos de que se active el virus.
  • Usa condón con cada nueva pareja, no importa si tienes 30, 40 años o menos, porque puedes contraer una ETS a cualquier edad, advirtió Marrazzo.

Veranos (e inviernos) con excelente bronceado

7
Sin Pie de Foto
mal habito 7  Sin Pie de Foto  (Foto: Cortesia SXC)

En tu pasado, ¿pasaste el verano entero tomando el sol?

No hay gran problema si...

...has usado religiosamente tu filtro de protección solar factor 30 o mayor durante más de una década, pero aún así tu piel está dañada (¡lo sentimos!), lo que sí es seguro es que está mejor que aquellos que nunca lo han usado.

Podría importarte si...

...te has bronceado por años (o lo sigues haciendo). Los rayos ultravioleta del sol no sólo erosionan el colágeno y la elastina (componentes de la estructura de la piel), provocando marcas de envejecimiento, pero también provocan mutaciones en las células de ADN. Aunque la mayoría de las células dañadas mueren, algunas pueden replicarse, aumentando el riesgo de desarrollar cáncer de piel.

“La generación de mujeres que crecieron en los sesenta y setenta, antes de que el mensaje de cuidarse del sol se diera a conocer, desarrollará más cáncer de piel que cualquier otra en la historia”, dice la doctora Ellen Marmur, autora de Belleza sencilla para la piel (Simple Skin Beauty, en inglés) y encargada de cirugía cosmética y dermatológica del Centro Médico Mount Sinal.

Y agrega, “si fuiste a los salones de bronceado, tu riesgo es especialmente alto”.

Incluso pocas sesiones pueden incrementar el riesgo de melanoma.

Para comenzar de cero

  • Aplica una cantidad considerable de protector solar con factor mayor a 30. Incluso si estás empezando ahora, puede saldar las cuentas de un largo tiempo previniendo que manchas precancerígenas se conviertan en cáncer.
  • Revisa mensualmente tu piel ante cualquier lunar o mancha sospechosa, sobre todo aquellas que son asimétricas, tienen bordes irregulares o indefinidos, si tienen más de un color o un color inusual (negro, azul, rojo o blanco). No olvides tu cuero cabelludo, tus genitales ni la planta de los pies, porque el melanoma puede aparecer donde raramente toca el sol.
  • Visita a tu dermatólogo cada dos años; más seguido si hay factores que te pongan en riesgo, como tu historia familiar. Incluso hay cremas que pueden ayudarte a reducir pecas y manchas de edad.

Dietas extremas: atracones y hambrunas

8
Sin Pie de Foto
mal habito 8  Sin Pie de Foto  (Foto: Cortesia SXC)

En tu pasado: Tuviste ‘atracones’ y después morías de hambre, es decir, hiciste dietas extremas.

No hay gran problema si...

...ganaste o perdiste más de 5 kilos un par de veces, pero desde estonces tu peso se ha mantenido estable la última década o dos.

Podría importarte si...

...has ganado o perdido más de 5 kilos varias veces a lo largo de los años. Esos ciclos de atracones y hambruna pudieron reducir tu metabolismo y disminuir tu habilidad para reconocer las señales de saciedad de tu cuerpo, haciendo más fácil que ahora ganes peso, dice la doctora Cynthia Bulik, directora del Programa de Desórdenes Alimenticios de la Universidad de Carolina del Norte.

El fenómeno del yo-yo (subir y bajar de peso frecuentemente) aumenta el riesgo de cálculos biliares y puede provocar un debilitamiento de tu sistema inmune.

Algunos investigadores descubrieron que la pérdida de peso repetitiva puede disminuir la capacidad natural de matar células, proceso que ayuda a defender a tu cuerpo de las enfermedades.

Las buenas noticias: las mujeres que mantienen el mismo peso por cinco años o más tienen 40% más actividad que aquellas de peso estable por menos de dos años.

Para comenzar de cero

  • Pierde peso gradualmente, es la mejor manera de mantenerlo. La pérdida de peso gradual reduce el riesgo de cálculos biliares.
  • Elimina las dietas extremas bajas en grasas (un poco de grasa es buena; estimula la vesícula para contraerse y vaciarse). Y llénate de fibra y calcio, que ayuda a reducir el riesgo de los cálculos.
  • Haz una hora de ejercicio aeróbico casi todos los días. Te ayudará a mantener tu peso y podrá compensar los efectos negativos de la pérdida de peso en tu función inmune.
  • Maneja tu estrés con tu método de relajación favorito. “Las personas con historial de atracones tienen mayor posibilidad de recaer cuando están estresadas”, dijo la doctora Mary Boggiano, profesora asociada de psicología de la Universidad de Alabama.