¿Sabías que la empatía a problemas ajenos puede hacerte engordar?

La empatía con los sentimientos negativos o situaciones difíciles que padecen amigos o familiares puede provocar que subas de peso
contagiosa
obesidad  contagiosa  (Foto: )
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Las emociones, como los virus, pueden incubarse durante varios días, y atacar de forma negativa cuando menos lo esperas. Según un reporte publicado en Oprah.com las necesidades y demandas de las personas emocionalmente cercanas a ti pueden crear confusión física y emocional.

Así, las emociones de tristeza o ira de otra persona pueden hacer que tú y tu cuerpo reaccionen. Y la forma más evidente es con la comida. La comida es como una droga, asegura el sitio. Antes de recurrir a una farmacia o a un médico, tratamos la depresión con placebos como helado.

Siendo niños, aprendemos a establecer límites y conciencia sobre quiénes somos frente a las expectativas y sentimientos de otras personas. Sin embargo, aunque hayamos tenido una infancia saludable para establecer estos límites, la mayor parte de las personas somos como esponjas de los sentimientos ajenos, lo que al final puede generar una subida de peso. Para evitarlo, Oprah.com recomienda seguir estos consejos.

  • Aprende a distinguir cuando realmente tienes hambre y cuando sólo quieres paliar una emoción (como angustia, ansiedad o miedo).
  • Ponte de pie. Toma agua e imagina que cada átomo de tu cuerpo está feliz. Te sorprenderás del poder que tiene tu mente luego de un minuto de concentración.
  • Identifica a las personas y sentimientos que te deprimen y busca métodos para mantenerte lejos en situaciones de crisis.
  • Si sabes de alguien que pasa por un momento difícil, especialmente si es un amigo cercano, trata de "sacarlo de tu corazón" momentaneamente y ver su situación "desde afuera". No sólo podrás ayudarle con más seguridad y perspectiva, sino que impedirás reaccionar como si fueras esa persona (y dejarás de medicarte con comida)
  • Si vives con una persona afligida, crea un espacio interior y uno exterior (como un sillón especial) en donde puedas ir a recuperarte.

La obesidad puede ser contagiosa. “¿Has notado que con frecuencia las personas muy delgadas o muy gordas se hacen en parejas?”, según Oprah.com, esto sucede cuando una persona come porque la otra tiene hambre.

Mantenerse en buena forma ayuda a la salud y es una buena práctica para mantener la individualidad en tus relaciones.

La visión que tienes de ti mismo –formada desde la niñez- se vuelve una realidad genética y de comportamiento. Date cuenta de tus sentimientos y memorias en tanto te estableces nuevas metas y luchas por ellas.

El subconsciente dirige tus acciones mucho antes de que tomes la decisión consciente de comer o ver televisión en lugar de hacer ejercicio. Ten lista una acción para enfrentarte a tu subconsciente ocioso.

Ahora ve
No te pierdas