Estudios cuestionan la necesidad de tratamiento para menopausia masculina

Los tratamientros contra la andropausia han aumentado en Estados Unidos, pero nuevos estudios cuestionan que sean necesarios y efectivos
andropausia
andropausia  andropausia
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Para las mujeres son comunes el sudor, las noches de insomnio, el enfado, el aumento de peso, los dolores de cabeza y la disminución del apetito sexual al llegar a la menopausia. Pero según Health.com, es normal que todo eso se pueda presentar también en los hombres.

Según la publicación especializada en salud, esos síntomas están relacionados con la disminución en los niveles de testosterona en los hombres.

No es una condición del todo extraña. Los niveles de testosterona de al menos 25 por ciento de los hombres bajan más allá de lo normal en la mediana edad, y en algunos casos la transición causa una serie de síntomas conocidos como la “menopausia masculina”, o andropausia.

El doctor Alvin Matsumoto, profesor de medicina geriátrica de la Escuela de Medicina de la Universidad de Washington, le dijo a Health.com que después de los 40 es común que bajen los niveles de testosterona, pero que en todo caso los síntomas, sin son severos, deben ser tratados.

Cada vez más doctores están de acuerdo en eso. Entre 1999 y 2008, el número de recetas médicas para geles, inyecciones y parches de testosterona  incrementaron en más de 400 por ciento en Estados Unidos.

No obstante, los tratamientos de testosterona en hombres de mediana edad o mayor no están científicamente comprobados, y pueden implicar graves efectos secundarios. El aumento de su uso ha llevado a los expertos a preguntarse si se están realizando demasiados tratamientos de testosterona y si de hecho la “menopausia masculina” debe ser tratada.

A diferencia de las similitudes con los cambios físicos de la menopausia, la testosterona en los hombres baja lentamente y no siempre se hace evidente. Sólo pocos hombres experimentan síntomas, mientras que casi todas las mujeres sienten al menos bochornos.

Aunque 25 por ciento de los hombres tiene bajos niveles de testosterona después de los 30 años, sólo 5 por ciento experimenta síntomas los suficientemente fuertes como para recurrir a terapia.

Además, la baja testosterona no es siempre responsable por los síntomas, ya que pueden estar relacionados con otras enfermedades, como el estrés, la depresión y problemas del corazón, dice Health.com.

Según un estudio de este año en Reino Unido, sólo tres síntomas se pueden relacionar directamente con baja testosterona: disfunción eréctil, menos erecciones mañaneras, y menos deseo sexual.

El estudio concluyó que sólo 2 por ciento de los hombres de entre 40 y 80 años realmente tienen lo que se puede llamar “menopausia masculina”.

Los primeros tratamientos aprobados por la Dirección de Medicinas y Alimentos de Estados Unidos eran por condiciones médicas específicas, como cáncer testicular. Pero para síntomas presentados al envejecer, la eficacia de esos tratamientos no ha sido completamente comprobada, dice Health.com.

Los tratamientos de testosterona pueden llegar a ser costosos, y debido a que no se ha probado sus resultados para hombres con síntomas de menopausia, el doctor Matsumoto recomienda no perder el dinero.

Además los tratamientos han mostrado tener efectos secundarios, como el aumento inusitado de peso, un caso común. Pero efectos más graves se han presentado, pues la terapia de testosterona puede hacer que el cuerpo incremente la producción de glóbulos rojos, lo que aumenta el riesgo de un infarto. Y aunque aún no se ha demostrado un vínculo directo, algunos especialistas también alertan sobre el riesgo de cáncer de próstata.

Y, por lo demás –dice Health.com-, es muy común que los hombres detengan sus tratamientos de testosterona porque sencillamente no les funcionan.

Ahora ve
Wuilly Arteaga, el violinista de las protestas en Venezuela, fue liberado
No te pierdas
×