Fumar marihuana ayuda a combatir el dolor crónico

A mayor concentración de sustancia activa de 'cannabis', los pacientes con dolor crónico estudiados experimentaron más alivio
marihuana
cannabis  marihuana
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Las personas con dolor crónico que no reciben el alivio suficiente pueden recurrir a fumar pequeñas dosis de marihuana, según un reciente estudio publicado en la revista Health.

La marihuana también ayuda a los pacientes a dormir más fácilmente y con más profundidad, según uno de los primeros estudios que analizan el uso médico de fumar marihuana real. Anteriores investigaciones usaban extractos de tetrahidrocannabinol (THC), el ingrediente activo de la planta da cannabis.

"Es la primera vez que alguien ha hecho pruebas con cannabis fumada", dijo a Health el científico que encabeza el estudio, Mark Ware, director de investigación clínica en el Centro de Investigación del Dolor en la Universidad Alan Edward en Montreal, Canadá.

El estudio analizó 21 adultos con dolor en el sistema nervioso (neuropático) por cirugías, accidentes u otros traumas. De ellos, 14 tenían discapacidad por dolor paralizante. Todos habían probado la marihuana, pero ninguno era fumador habitual.

Cada paciente del estudio fumó cuatro tipos de marihuana de distinta potencia en un periodo de 56 días. El nivel de THC fue de 9.4% (la dosis más fuerte que los investigadores pudieron obtener de forma legal) a 0%, un placebo que se veía y sabía igual a la marihuana real pero que no tenía THC. En comparación, la marihuana más fuerte que se consigue en la calle tiene nivel de THC de 15%, estima Ware.

Los pacientes, que no sabían qué nivel de THC estaban consumiendo, fumaron 25 miligramos de una pequeña pipa tres veces al día por cinco días. Después de una pausa de nueve días, cambiaban a una potencia diferente.

La dosis más alta de THC dio los mejores resultados. Disminuyó el dolor y mejoró el sueño de forma más efectiva que el placebo y que las dosis medianas (que no dieron un alivio medible), y también redujo la ansiedad y la depresión.

Los efectos duraron de 90 minutos a dos horas, según el estudio. Los resultados fueron publicados en Canadian Medical Association Journal.

Aunque reducido, el estudio se suma a un creciente número de evidencias que sugieren que el cannabis tiene propiedades de alivio al dolor útiles para la medicina, quizá complementarias a otros tratamientos. Los extractos de THC han mostrado aliviar el dolor por cáncer y la náusea asociada a la quimioterapia, mientras que otros estudios pequeños en poblaciones hospitalarias han mostrado que la marihuana fumada puede aliviar el dolor neuropático.

A pesar de esto, la marihuana no está lista para convertirse en un tratamiento común contra el dolor, dice Andrew McDavid, director de la división de manejo de dolor en Scott & White Healthcare, en Temple, Texas, citado por Health.

Además, como el estudio señala, el alivio del dolor que los pacientes experimentaron con la marihuana es modesto comparado con lo obtenido en estudios con analgésicos como gabapentin (Neurontin) y pregabalin (Lyrica), precisó la revista.

Christopher Gharibo, anestesiólogo de la Universidad de Nueva York, dijo a Health que el estudio no dice si la marihuana permite a los pacientes realizar actividades diarias sin dolor, la mejor prueba para un tratamiento de este tipo.

"No estoy convencido de que la marihuana ayude significativamente", dice. "Ni siquiera estoy impresionado por la reducción de dolor. Tenemos analgésicos que lo hacen mejor".

Los posibles efectos a largo plazo del uso habitual de la marihuana pueden también ser problemáticos, dice Gharibo. Con el tiempo, los pacientes pueden subir de peso, tener una sensación generalizada de sedación, incluso cambios en el ánimo o en las funciones cognitivas, dice.

Los participantes del estudio reportaron algunos efectos secundarios menores, como tosido, mareo, dolor de cabeza y ojos secos. Pocos reportaron sentirse drogados o eufóricos, lo que sugiere que el abuso o la adicción no es una preocupación principal con cantidades tan pequeñas como las usadas en el estudio.

Sin embargo, si la marihuana se volviera un tratamiento común, es posible que los pacientes abusaran, dice McDavid.

"Vemos ese problema con narcóticos. No se puede predecir qué personas, cuando se les recetan las drogas, abusarán de ellas o no. Obviamente debe haber más investigación".

Newsletter
Ahora ve
Un recorrido por los ataques terroristas en los últimos años en Europa
No te pierdas