Nuevo menú vacacional: rentar islas privadas desde 550 dólares a la semana

Pasar tus vacaciones o tu luna de miel rodeado de agua y lejos de la civilización es asequible por menos de 1,000 dólares a la semana
A. Pawlowski
Autor: A. Pawlowski
(Reuters) -

Lori Hyde estaba buscando una experiencia vacacional única cuando su curiosidad fue atrapada por Pretty Joe Rock, un pequeño trozo de tierra en las aguas frente a Marathon en los Cayos de la Florida, con apenas el espacio suficiente para una casa de dos habitaciones y unos manglares.

Su esposo y ella pasaron una semana en la pequeña isla en febrero pasado, relajándose y disfrutando de la compañía del otro, con nadie más alrededor que las aves del lugar.

"Quería rentar algo que fuera privado. Apareció esto cuando estaba buscando y pensamos que nada podía llegar a ser más privado", dijo Hyde, de 43 años, una madre y ama de casa que vive en Woodbridge, Virginia.

La mujer argumenta que "no es algo exclusivo" y que son personas normales.

La idea de rentar una isla privada usualmente trae a la mente imágenes de multimillonarios gastando su fortuna viajando en un jet a un paraíso tropical en el Caribe o el Pacífico Sur. Si tienes mucho dinero, las posibilidades son infinitas.

Aunque un gran presupuesto te ofrece más opciones y alojamientos lujosos, no tienes que ser rico para rentar tu propia isla para unas vacaciones. A veces sólo se necesitan un par de cientos de dólares a la semana, sentido de aventura y la disposición de buscar lugares cerca de casa.

La mística de una isla

Pretty Joe Rock, por ejemplo, puede ser tuya por menos de 3,000 dólares a la semana, e incluye el uso de un bote para llegar e irte de la isla. Bob Rainek, el dueño, dice que recibe un amplio espectro de personas que la rentan, desde trabajadores comunes hasta ejecutivos; desde familias con niños hasta parejas.

"Es casi universal que las islas inspiren sentimientos románticos a las personas", dijo Rainek. "Es algo místico estar en tu propia isla privada, tener agua 360 grados a tu alrededor. Es una emoción primaria, como yo lo veo".

El negocio ha estado activo a pesar de la economía, en parte debido a que estadounidenses que en otras circunstancias viajarían a México para unas vacaciones se han asustado por la violencia del narcotráfico y están buscando algo exótico más cerca a su país, dijo Rainek, quien con orgullo llama a los Cayos de la Florida "el Caribe de Estados Unidos".

Algunos de los lugares más populares para rentar islas pueden sorprenderte. En el norte de Estados Unidos y Canadá, dijo Chris Krolow, el director ejecutivo de Private Islands Inc., una compañía de Toronto, Ontario, cuenta en su base de datos con cerca de 200 islas para rentar en todo el mundo.

Los clientes gastan 550 dólares a la semana en islas como la Republic, Michigan, que dispone de una cabaña de madera, o más de 66,000 dólares a la semana en The Rania Experience en Maldivas, que ofrece tres villas, un chef privado, un yate y otros toques de gran lujo.

La experiencia 'Robinson Crusoe'

Para algo en un punto medio, un presupuesto de varios miles de dólares a la semana puede ser un buen inicio.

"Cada vez encontramos más y más personas que están ahorrando y planeando una luna de miel en una isla. Es un poco más caro de lo que habían previsto originalmente, pero parece ser una tendencia en aumento", dijo Krolow.

"Sólo estar en esta pequeña isla con quien te acabas de casar es probablemente la experiencia más romántica que puedas imaginar".

Algunas personas buscan la emoción de quedar abandonados en un lugar remoto, lejos de cualquier señal de civilización. En las islas tipo Robinson Crusoe, te dejan con tus propios utensilios y comida; debes llevar una hamaca o una carpa y lo que puedas necesitar, indicó la compañía.

Nueva Escocia, Canadá, es una de las zonas del mundo que ofrece oportunidades como esas, agregó Sabine Rollinger, vocera de Vladi Private Islands, una compañía de Hamburgo, Alemania. Su base de datos, con cerca de 150 islas para rentar, incluye todo desde Île de Chantemesle cerca de París, Francia, a Forsyth Island en Nueva Zelanda.

Krolow recuerda a un ejecutivo que el año pasado estuvo 10 días en un lugar desértico en las islas Marshall con su hijo de 13 años.

"Es prácticamente lo más cercano que estarás de quedarte varado en un tu propia isla privada", definió Krolow.

Ahora ve
Asics prueba una nueva forma de hacer calzado deportivo con el microondas
No te pierdas
×