Los diabéticos tienen más opciones que el Avandia para controlar el azúcar

El polémico medicamento para tratar la diabetes no es la única solución para controlar los niveles de azúcar en el organismo
avandia alt
avandia alt  avandia alt  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Sabriya Rice
(CNN) -

Edward Darden comenzó a tomar el medicamento para la diabetes, Avandia, en 2006 para ayudar a controlar sus niveles de azúcar en la sangre, y todo iba bien.

Pero comenzó a preocuparse cuando se enteró de la relación entre el medicamento y un aumento de 43% en el riesgo de sufrir un infarto, después de la publicación de un estudio en el Diario de Medicina de Nueva Inglaterra (NEJM) en 2007.

“Yo toleraba muy bien el medicamento”, dice Darden, “pero en mi familia había antecedentes de infartos y también tomaba medicamentos para la presión”.

Su doctor le realizó varias pruebas cardiacas y confirmó que el corazón de Darden estaba en buenas condiciones. Pero él y su médico decidieron ser cautelosos y cambiar de medicamento de todas formas.

Es un problema que muchas personas que toman Avandia han tenido que enfrentar en los últimos años. El jueves, la Dirección de Medicinas y Alimentos (FDA) dijo que se limitaría el acceso al medicamento para los pacientes que no pueden controlar su diabetes tipo 2 con otros medicamentos. La Agencia Europea de Medicamentos recomendó la salida del medicamento Avandia del mercado europeo, una decisión que deberá ser ratificada por la Comisión Europea para que pueda entrar en vigor.

En julio, la FDA sostuvo audiencias para evaluar la seguridad del medicamento. El panel descubrió que Avandia aumenta el riesgo de padecer problemas cardíacos en comparación con otros medicamentos para la diabetes. Pero el panel se mostró dividido con respecto a la remoción del medicamento del mercado.  

Cerca de 24 millones de estadounidenses, el 8% de la población de Estados Unidos, vive con diabetes. La diabetes tipo dos representa más del 90% de esos casos, según el Centro Nacional Distribuidor de Información de Diabetes.

Avandia llegó al mercado en 1999 para tratar la diabetes tipo 2, y las ventas del medicamento superaron los 3,000 millones de dólares en 2006. El uso de Avandia cayó considerablemente después de la publicación del estudio del NEJM; las ventas cayeron a 1,200 millones de dólares en 2009.

A continuación, una explicación de los pros y contras de otros tratamientos para bajar los niveles de azúcar en la sangre de las personas que padecen diabetes tipo 2.

Metformin

“Este medicamento es aceptado como la terapia médica inicial preferida por pacientes con diabetes tipo 2”, explicó el Dr. David Kendall, científico en jefe y director médico de la Asociación de Diabetes de Estados Unidos. “Baja el azúcar en la sangre sin correr el riesgo de que baje demasiado”.

El Metformin es un medicamento oral que se toma dos veces al día para bajar la cantidad de glucosa que produce el hígado. El medicamento puede tomarse sólo, pero suele combinarse con otros medicamentos como la insulina para obtener resultados más efectivos.

Pros: es seguro y eficaz para bajar los niveles de azúcar en la sangre sin correr riesgo de hipoglucemia. Es bien tolerado por la mayoría de los pacientes.

Contras: algunos pacientes experimentan efectos secundarios gastrointestinales cuando comienzan a tomar el medicamento.

Los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) realizaron una lista comprehensiva de lo que se debe saber sobre el Metformin, incluyendo su forma de ingesta y los efectos secundarios potenciales, en su sitio web.

Metformin con Sulfonilurea

La sulfonilurea trabaja ayudando al páncreas a producir insulina extra, dijo el Dr. David Nathan, director del centro de diabetes en el Hospital General de Massachusetts. “Si tu control de sangre no funciona sólo con el Metformin, esta combinación suele crear una línea de defensa adicional”.

Pros: es poderoso si se usa combinado, no es costoso y la mayoría de los pacientes lo toleran bien.

Contras: riesgo de niveles en la sangre extremadamente bajos (hipoglucemia) y aumento de peso.

El centro médico de la Universidad de Maryland ofrece una lista de medicamentos comunes con sulfonilureas

Metformin con insulina

El cuerpo de la gente con diabetes tipo 2 no produce suficiente insulina, la hormona necesaria para mover el azúcar en la sangre dentro de las células para su almacenamiento para necesidades energéticas futuras.

Las inyecciones diarias de insulina ayudan al cuerpo a compensar esa deficiencia. “La insulina es el único medicamento que tiene presencia natural en el cuerpo”, dijo Nathan.  

Pros: tiene muy pocos efectos secundarios.

Contras: implica una inyección, riesgo de hipoglucemia.

Según la Asociación Estadounidense de Diabetes (ADA), en Estados Unidos se venden más de 20 tipos de insulina.

Pioglitazone

Si quieres seguir tomando el mismo tipo de medicamentos que el Avandia, tu doctor te sugerirá el pioglitazone, cuyo nombre comercial es Actos.

“Con todos los medicamentos de este tipo, se corre el riesgo de retención de líquidos y aumento de peso, pero no se ha sabido que el Actos aumente el riesgo de infartos”, dijo Kendall.

Este medicamento funciona disminuyendo la cantidad de insulina que se necesita para mover la glucosa de la sangre a las células aumentando la sensibilidad del cuerpo a la sustancia.

Si el Avandia sale del mercado, Actos sería el único medicamento de su tipo para tratar a pacientes de diabetes; un medicamento anterior, el troglitazone, fue descontinuado en 2000 por su relación con deficiencias hepáticas en algunos pacientes.

Pros: es efectivo para reducir niveles de azúcar en la sangre.

Contras: no se recomienda a pacientes con problemas cardíacos, riesgo de causar hipoglucemia, está relacionado a un aumento del riesgo de padecer osteoporosis en las mujeres.

Inhibidores DPP-4

Los inhibidores DPP-4 son un nuevo tipo de medicamento que reduce la glucosa en la sangre ayudando al cuerpo a producir insulina cuando es necesario, y también previene que el hígado deposite glucosa almacenada en la sangre. El medicamento está disponible en píldora, y pronto podría estar disponible en forma de inyección semanal.

Pros: no hay un aumento de peso significativo, riesgo reducido de hipoglucemia.

Contras: es más costoso que otros medicamentos, nuevo en el mercado.

La Agencia de Investigación y Calidad del Cuidado a la Salud realizó una comparación de los medicamentos orales para la diabetes; si tomas más de un medicamento, los NIH realizaron un documento descargable para ayudarte a llevar registro de ellos.

Dieta y ejercicio

Es importante recordar que no todos necesitan tomar medicamentos. “Cualquier persona que apenas haya desarrollado diabetes y que pueda controlar su nivel de azúcar con su dieta, puede lograr comer sanamente y hacer ejercicio para no tener que tomar medicamentos”, dijo Kendall.

Los Centros de Control de Enfermedades calculan que más de 72 millones de adultos estadounidenses son obesos, por lo que corren mayor riesgo de padecer enfermedades cardiacas coronarias, diabetes tipo 2, hipertensión y otros problemas crónicos.

“La mejor terapia alternativa para tratar la diabetes es la pérdida de peso”, dijo Nathan. “El problema es que muchos pacientes no lo logran y por eso recurren a los medicamentos”.

Para ayudar a reducir el riesgo de padecer diabetes tipo 2, y controlar los niveles de azúcar en la sangre si ya padeces esta condición, el Programa Nacional de Educación para la Diabetes de Estados Unidos ofrece lineamientos para controlar la ingesta de alimentos y la actividad física, así como una lista de contenido calórico de alimentos comunes.

La Asociación Estadounidense de Educadores de Diabetes también ofrece consejos para controlar la diabetes.

Después de que Darden habló con su médico, de inmediato cambió de tratamiento, y hasta ahora no ha tenido problemas. “Estoy feliz de haberlo dejado”, dice. “Si hay una mejor alternativa, algo que no me haga correr tanto riesgo, prefiero hacerlo”.

Ahora ve