Presentan los últimos avances en la vacuna contra el VIH/SIDA

Científicos lograron crear un modelo de protección con efectividad de 30% durante un periodo limitado sobre una cepa específica del VIH
vih
aids  vih
Roberto Marmolejo
Autor: Roberto Marmolejo | Otra fuente: Estados Unidos
ATLANTA, Georgia (Estados Unidos) -

Al inicio de la pandemia del Sida en la década de 1980, y después del descubrimiento del VIH, virus que causa la debacle del sistema inmunológico de los pacientes infectados, los científicos pronosticaron que el desarrollo de una vacuna no estaba lejos: en dos años habría una manera de inmunizar contra el microorganismo, opinaron entonces investigadores como el Dr. Luc Montagnier, del Instituto Pasteur, quien ahora es Premio Nobel de Medicina por el hallazgo y caracterización del VIH.

Este martes, con casi 3 millones de nuevas infecciones en todo el mundo y 220 mil personas viviendo con VIH solamente en México, comenzó en Atlanta (Georgia, Estados Unidos) la Conferencia sobre Vacunas contra el VIH/SIDA 2010 con una serie de retos para lograr el desarrollo de una vacuna efectiva.

¿Pero por qué los investigadores no han conseguido una vacuna eficaz que proteja contra el virus que ha causado 2 millones de muertes?

La respuesta es compleja, pero uno de las causas es “que el virus muta muy rápidamente y esquiva así cualquier reacción inmunológica del organismo o inducida por alguna vacuna, porque las células encargadas de atacarlo no lo reconocen”, explica la Dra. Katherine Kripke, del Programa de Investigación en Vacunas del Instituto Nacional de Alergia y Enfermedades Infecciosas de Estados Unidos.

En dos décadas de investigación, sólo un candidato ha resultado modestamente protector. La vacuna RV144, un proyecto conjunto del ejército estadounidense, el gobierno tailandés y Sanofi-Pasteur, reportó en 2009 sus resultados: sólo un 30% de los 16 mil voluntarios tailandeses que participaron en los ensayos clínicos, se vieron libres de la infección por VIH.

Además, esta vacuna tenía otras limitaciones: se aplicó únicamente
en una población heterosexual, se enfocaba en una cepa específica del VIH y mientras pasaba el tiempo, la protección que ofrecía se disipó. “Los resultados demuestran que una vacuna es posible. Las próximos estudios clínicos incluirán población en mayor riesgo de infección y se harán en otras partes del mundo, donde circulan otras variantes del virus para saber si puede ser útil globalmente”, explica el coronel e investigador Jerome Kim, quien coordinó el proyecto.

Ahora ve
No te pierdas