Si tus hijos están siendo acosados, tú como adulto sí puedes ayudarles

Si tus hijos o hermanos están siendo acosados en la web, lo primero es conocer el problema; te presentamos herramientas para ayudarles
bullying
boy  bullying  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Doug Gross
Autor: Doug Gross
(Reuters) -

El acoso por Internet, o ciberbullying, se está convirtiendo en un cruel complemento de los abusos a los niños en la escuela, pero también en la web hay herramientas disponibles para que los padres ayuden a sus hijos a prevenir este problema o defenderse de él.

Los expertos dicen que el sentido común de los padres y estar al pendiente de problemas potenciales pueden ser las herramientas más valiosas para prevenir el acoso electrónico que tanto afecta a niños y jóvenes.

La forma más fácil de empezar es participando en la vida en línea de tu hijo. Michael Fertik es CEO de ReputationDefender, que ofrece herramientas gratuitas y de paga diseñadas para monitorear lo que se dice de ti o de tu hijo en la web.

Cuando los niños comienzan a mostrar interés en sitios de redes sociales como Facebook, los padres deben pedir sus contraseñas antes de darles permiso de abrir una cuenta, dijo.

“Depende mucho de la edad. Siendo preadolescentes, la mayoría de los niños está dispuesta a dar su contraseña a sus padres. Más pequeños que esa edad, los niños no participan en redes sociales, pero cuando son más grandes, encontrarán la forma de hacerlo sin tener que compartir su contraseña”.

A medida que se vuelven adolescentes, los niños se quejarán de haber compartido su contraseña, así que los padres deberán buscar la forma de hacerse sus “amigos” en esos sitios, y lo más importante es que deberán hacerlo de forma discreta.

Ningún adolescente quiere que su mamá comente o pregunte en su perfil por qué él o ella tiene una frase de enojo, o que su papá le recuerde, en su muro de Facebook, sacar la basura.

“Si los padres dejan que sus niños jueguen en un parque o la escuela con otros niños, éstos no van a querer que sus papás estén ahí, jugando con ellos”, dijo Justin Patchin, profesor de justicia penal en la Universidad de Wisconsin-EuClaire, de Wisconsin, y codirector de Cyberbullying Research Center. “Pero saber que están a una distancia segura de sus padres, o poder verlos desde lejos, no es nada malo”.

Recientemente se dio a conocer que Tyler Clementi, alumno de 18 años de la Universidad Rutgers, presuntamente se suicidó después de que su compañero de cuarto publicara un video de él teniendo relaciones sexuales con otro hombre.

Patchin coincide en que participar en la vida de tu hijo es la mejor forma de prevenir el bullying. “Hablo con muchos padres cuyos hijos están en Facebook, pero ellos no saben lo que es. Tienen nociones y opiniones preconcebidas sobre Facebook, pero nunca han entrado al sitio”, dijo.

En junio, Facebook y la Asociación de Padres y Maestros se unieron para crear lo que llaman un proyecto a largo plazo para enseñar a los hijos, padres y maestros cuál es el comportamiento en línea adecuado.

Servicios pagados como ReputationDefender ofrecen herramientas que analizan la web en busca de referencias de alguien. Las venden como formas para que los padres controlen lo que se dice de sus hijos.

AOL ofrece servicios pagados similares, llamados SafeSocial, que muestra a los padres los sitios de los que son miembros sus hijos, les muestran sus imágenes, las fotos en las que aparecen etiquetados, y los amigos que tienen en la red.

GoGoStat y SocialShield son otros productos con costo que están en el mercado. “El 75% del problema es atender los incidentes de forma superficial”, dijo Fertik.

“Cuando los padres saben de los incidentes que afectan a sus hijos, lo que hacen es hablar a la escuela o hablar con el vecino y resolver el problema”. Patchin dijo que estas herramientas pueden ser de ayuda cuando los padres buscan monitorear un problema existente, pero dijo que no recomienda esta solución a los padres que sólo pretenden observar de cerca a sus hijos.

“No creemos que sea una buena idea que los padres espíen a sus hijos de forma clandestina, porque eventualmente encontrarán algo que querrán confrontar, y será desastroso para las vías de comunicación”, dijo.

Susan Limber, profesora e investigadora de acoso y abuso en la Universidad Clemson, dijo en una presentación el año pasado que los padres y las escuelas deben tomarse el tiempo para dejar claro que el bullying en línea es tan malo como el que ocurre cara a cara en la escuela.  

Varios estudiantes que saben que está mal aprovecharse de un compañero en persona, quizás no se dan cuenta de que algo que se hace en línea puede ser igualmente dañino, dijo en conferencia ante el Departamento de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos.

“Lo que hemos aprendido es que necesitamos definir al cyberbullying como una forma de abuso, pues varios estudiantes en nuestro grupo de enfoque no mostraron tener esa noción en un principio”, dijo. Si un niño dice recibir abusos en línea, la respuesta de muchos padres es impedir que su hijo entre a la web, como una medida de protección, dijo Limber.

A los ojos de los niños, esto puede ser visto como castigo, así que es otra razón por la que no lo comunican con sus padres”, dijo. Patchin habló de la forma en la que muchos niños usan las computadoras para jugar y con fines recreativos. Para muchos, cualquier cosa que hagan en la computadora no parece real.

La naturaleza de la tecnología distancia nuestro comportamiento de las consecuencias”, dijo. “Matamos gente todo el tiempo en juegos, y no es nada del otro mundo, pero con el ciber-bullying, no medimos los niveles reales”.

Ahora ve