Lavar la vajilla podría ser el primer paso para tener más sexo

Por su configuración cerebral, las mujeres son más propensas a calentar las cosas cuando no están preocupadas por la limpieza
sex
chores  sex  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Ian Kerner
Autor: Ian Kerner
(Reuters) -

Hombre: ¿quieres tener suerte esta noche? Quizás te convenga poner tus manos en el detergente antes de intentarlo con tu chica. No estoy sugiriendo nada perverso. De hecho, la seducción con limpieza del hogar es un tema muy comentado actualmente entre investigadores: las mujeres tienen más apetito sexual cuando su pareja hace tareas de la casa.

Un estudio reciente realizado por la Universidad del Oeste de Ontario descubrió que las esposas están más contentas cuando sus esposos cooperan en el trabajo de la casa.

Por otra parte, un informe publicado por investigadores de la Universidad de Illinois, en Chicago, sugiere que los hombres que ayudan con la limpieza, el cuidado de los niños y otras labores domésticas pueden ver los beneficios de su esfuerzo retribuidos en la habitación.

"Cuando comenzamos a hablar sobre la conexión del sexo con las tareas del hogar, mi esposo se ofendió", dijo Heidi Raykeil, especialista del sitio Good in Bed (Bueno en la cama).

"Él creyó que yo estaba dosificando el sexo hasta que él fuera un 'buen chico' y realizara sus tareas. Pero si yo estoy de humor y la cocina no está recogida, mi cabeza se llena de trastes sucios, pisos por lavar y utensilios qué recoger, en vez de pensar en sexo. Para mí, la seducción con limpieza del hogar ayuda a que una posible situación íntima no se desvíe del camino".

Este cambio repentino en el cerebro descrito por Heidi está, de hecho, respaldado por la ciencia. Investigadores en los Países Bajos descubrieron que "la clave para la excitación femenina es la profunda relajación y la ausencia de ansiedad".

En un estudio en el que los cerebros de hombres y mujeres fueron analizados durante el proceso de respuesta sexual empleando una técnica llamada tomografía por emisión de positrones (PET, por sus siglas en inglés), los resultados mostraron que las partes del cerebro femenino responsables de procesar el miedo, la ansiedad y la emoción se redujeron durante la actividad sexual.

Los hombres mostraron menos cambios en estas zonas del cerebro. El doctor Gert Holstege dijo que esto significa que la desactivación, que deja ir todo el miedo y la ansiedad, puede ser lo más importante e incluso necesario para tener un orgasmo. La lección es que si quieres seducir a una mujer, la clave es apagar su ansiedad, ayudándole a que no esté preocupada sobre los pendientes que aún deben ser resueltos.

Claro que es difícil que una mujer se relaje cuando llega del trabajo y se encuentra con un segundo turno de limpieza, cocina y caos. En este escenario el sexo puede ser sólo una tarea más. El objetivo de la seducción con limpieza del hogar es que el sexo pueda tener más prioridad una vez que se eliminan algunos de los pendientes más evidentes.

Los hombres no sabemos leer la mente, pero la mayoría nos damos cuenta cuando el fregadero está repleto de trastos sucios y la basura se está desbordando. Cuando los hombres comienzan a hacerse responsables de este tipo de cosas, verá que las mujeres tendrán más energía en la habitación.

La doctora Debby Herbenick, investigadora en la Universidad de Indiana y maestra de educación sexual en el Instituto Kinsey, dice que "es muy importante no entrar a un sistema de trueque o verlo como el hombre que 'ayuda a su esposa'. Las tareas de la casa y la paternidad son responsabilidades compartidas a las que generalmente, según estudios, les dedican más tiempo las mujeres que los hombres. Cuando las parejas tienen una sociedad más equitativa, suelen tener vidas sexuales más satisfactorias.

Yo me he dado cuenta de que cuando realmente me tomo el tiempo para jugar con mis hijos, le parezco más sexy a mi esposa, y mis posibilidades de tener relaciones sexuales aumentan. Claro que jugar con mis hijos no es una tarea, pero es interesante ver cómo las cosas que pasan fuera de la habitación tienen una influencia en lo que pasa dentro de ésta.

Kristen Mark, experta de Good in Bed, dice que una de las razones por las que las mujeres despiertan su apetito sexual con este tipo de acciones fuera de la habitación se debe a que los hombres demuestran cuidado de una forma distinta. Si se manifiesta que estas acciones sólo se hacen como un medio para obtener sexo, su efecto puede ser contraproducente.

"Los hombres deben hacer esto tipo de cosas para ayudar —dijo—; no para obtener sexo… así, el sexo terminará siendo la recompensa".

Ahora ve