La muerte de cuna en bebés se eleva en Año Nuevo por el consumo de alcohol

El consumo de alcohol puede afectar al cuidado del bebé y provocar 33% más síndromes de muerte súbita en bebés en esta fecha, indica estudio
bebe
baby  bebe  (Foto: )
  • A+A-
Por:
William Hudson
Autor: William Hudson
(Reuters) -

Cuidado con el alcohol en exceso, sobre todo si hay un bebé en casa. Las muertes de bebés por el Síndrome de Muerte Súbita del Infante (SIDS, por sus siglas en inglés), se elevan alarmantemente el día de Año Nuevo, según un nuevo estudio en Estados Unidos.

Los investigadores ligaron un aumento de 33% en las muertes a un incremento en el consumo de alcohol de los padres en la llegada del nuevo año. Los autores de estudio señalan que existe un incremento más pequeño, pero similar, después de los fines de semana del 4 de julio, cuando los estadounidenses tradicionalmente consumen más alcohol.

El estudio, publicado en la revista Addiction, examinó 129,000 casos de SIDS, también conocida como muerte de cuna, en los Estados Unidos de 1973 a 2006. La investigación es la primera de su tipo en ligar alcohol al SIDS, indican los autores. SIDS es la primera causa de muerte de niños entre las edades de un mes y un año. Es sólo atribuida como causa de muerte cuando no existe otra explicación para que un bebé aparentemente saludable deje de respirar por su cuenta.

En 1994, una campaña en Estados Unidos llamada Back to sleep (un juego de palabras entre “volver a dormir” y “dormir de espaldas”) comenzó a urgir a los cuidadores a poner a los infantes sobre sus espaldas mientras dormían. Desde entonces, el número de casos de SIDS ha disminuido significativamente.

Algunos padres pueden olvidar seguir estas recomendaciones después de consumir alcohol. “Sabemos que cuando la gente está bajo la influencia del alcohol, sus juicio resulta dañado y no son tan buenos al realizar tareas. Esto incluye al cuidado de infantes”, dijo David Phillips, uno de los autores del estudio en una declaración escrita.

Dormir un poco más de tiempo no es el problema. El estudio indica que el sueño de los padres no es una explicación válida para el incremento en la mortalidad infantil. Durante el periodo de otoño en que ajustamos nuestros relojes para ahorrar energía, muchos padres eligen dormir en lugar de levantarse más temprano, pero no se registra incremento en el SIDS.

Ahora ve