Remover ganglios linfáticos, ¿innecesario contra el cáncer de mama?

Un nuevo estudio descubrió que las tasas de supervivencia al cáncer de mama no son alteradas por la remoción extensa de ganglios linfáticos
cancer
cancer  cancer
/
| Otra fuente: CNNMéxico
(CNNMéxico) -

Las mujeres con cáncer de mama en sus etapas iniciales que se ha expandido a sus ganglios linfáticos axilares podrían requerir cirugías menos extensas de lo que se había pensado anteriormente, de acuerdo a un nuevo estudio publicado por Journal of the American Medical Association, indicó Health.com.

Durante años, los doctores han hecho pruebas para detectar si el cáncer se ha infiltrado en los ganglios linfáticos (en las axilas) de una mujer, inyectando tinte en el tumor, e identificando los ganglios en los que el tinte aparece, explica el portal.

Si los llamados ganglios centinela no contienen células cancerígenas, los doctores asumen que los ganglios linfáticos más alejados de la mama están libres de cáncer también. Si, por otro lado, se encuentra que los ganglios centinela contienen cáncer después de ser removidos y diseccionados, una paciente tipícamente sufre la remoción de la mayoría o todos los ganglios linfáticos en el área de su axila, explica Health.

Esta cirugía adicional parece ser innecesaria en algunos casos, sugiere la investigación. Las mujeres participantes en el estudio a las que únicamente les fueron removidos sus ganglios centinela tuvieron la misma tasa de supervivencia y eran igualmente propensas a estar libres de cáncer durante cinco años después de la primera cirugía que las mujeres que recibieron la segunda ronda de intervención quirúrgica, señaló Health.

“Parece que no se tendría que realizar la operación más radical”, dijo a Health el autor principal, Dr. Armando Giuliano, director de Centro de Mama del Instituto de Cáncer John Wayne en el Centro de Salud Saint John, en Santa Monica, California. Giuliano fue el pionero en el uso de la técnica de ganglio centinela en pacientes con cáncer de mama a principios de los años 90.

Los hallazgos del estudio son buenas noticias para las pacientes con cáncer de mama, porque la cirugía más extensa, conocida como disección de los ganglios linfáticos de la axila, puede producir complicaciones dolorosas e incapacitantes, como hinchazón persistente, dolor, y rigidez en los brazos, señala Health.

“Entre más disecciones y trabajo realices en la axila, existe mayor incomodidad postoperatoria”, dijo el Dr. David Pearlstone, médico y jefe de cirugía de mama en el Centro Médico de la Universidad Hackensack, en Hackensack, Nueva Jersey, citado por Health. “Muchas mujeres tendrán problemas a largo plazo con su brazo”.

Giuliano y los médicos especializados en cáncer de mama en 115 hospitales alrededor de Estados Unidos identificaron a cerca de 900 mujeres que habían pasado por una tumorectomía y a las que les fueron removidos sus ganglios linfáticos centinela. La mitad de las mujeres fueron seleccionadas aleatoriamente entre aquéllas a quienes se les había removido al menos 10 ganglios axilares , mientras la otra mitad no recibió más cirugías. Todas las pacientes además recibieron radiación en todo el pecho y casi todas recibieron algún tipo de quimioterapia y tratamiento bloqueador de hormonas.

Cinco años después de la cirugía, aproximadamente 92% de las mujeres en ambos grupos seguían vivas. Un número ligeramente menor de la mujeres que sufrieron de la remoción de ganglios axilares estaban libres de cáncer (82%), comparado con aquéllas que sólo sufrieron la remoción de los ganglios centinelas (84%), pero la diferencia no fue estadísticamente significante.

Como se esperaba, las mujeres que recibieron las cirugías más extensas experimentaron mayor inflamación, hormigueo y adormecimiento, así como otras complicaciones, indicó el portal.

La remoción de los ganglios axilares puede ser menos crítica ahora gracias al avance en el diagnóstico y tratamiento del cáncer de mama, indicaron los investigadores. El cáncer de mama suele ser detectado en promedio más temprano que en años anteriores, pocas mujeres desarrollan ganglios linfáticos cancerosos, y la quimioterapia y radioterapia más efectiva ayudan a prevenir que las células cancerosas se diseminen, dijo Giuliano.

De cualquier modo, algunas pacientes de cáncer de mama seguirán necesitando la remoción extensa de sus ganglios linfáticos, dependiendo el tipo y severidad de su cáncer, explicó Health. Por ejemplo, los autores indicaron que el procedimiento “sigue siendo una práctica estandarizada” en mujeres que han sufrido una mastectomía o que han sido tratadas con radiación parcial (no en todo el pecho), dos grupos que fueron excluidos del estudio.

“No me precipitaría a aplicar esta información en mujeres que no están en la misma situación exacta”, dijo Giuliano, citado por Health.

Mientras algunos oncólogos pueden mostrarse reticentes a cambiar sus prácticas, agregó, los hallazgos deberían estimular a los doctores a “reexaminar” el uso de la disección axilar en las pacientes con cáncer de mama similar a los casos del estudio.

El estudio “nos da mucha confianza para seguir adelante y no realizar la completa disección de ganglios en estas mujeres”, dice Pearlstone. “Ser capaces de evitar eso ahora será una ventaja muy grande para estas pacientes”.

Ahora ve
No te pierdas