El uso de teléfonos celulares aumenta la actividad cerebral

Un estudio muestra que la radiación producida por los teléfonos celulares activa la producción de glucosa en el cerebro
celulares
mujeres  celulares
Danielle Dellorto
Autor: Danielle Dellorto
(Reuters) -

La radiación emitida luego de 50 minutos de uso de teléfono celular incrementa la actividad de las células cerebrales, de acuerdo con un nuevo estudio.

El estudio, divulgado en una publicación de la Asociación Americana de Medicina (American Medical Association), es la primera investigación que estudia como la radiación electromagnética de teléfonos celulares afecta el metabolismo de la glucosa, una de las funciones normales del cerebro.

“El incremento del metabolismo de la glucosa activa las células. Los resultados son indicativos que la exposición a teléfonos celulares activan el cerebro mucho más fácil de lo que pensábamos”, dijo la doctora Nora Volkow del Instituto Nacional de Medicina, neuróloga y autora del estudio.

La actividad cerebral significa que las células están usando glucosa para crear energía. El cerebro normalmente produce la cantidad de glucosa que necesita para funcionar normalmente. Pero estas conclusiones no indican si activar éstas células artificialmente, en este caso a través de la radiación de teléfonos celulares, trae consigo efectos negativos en la salud. Volkow dice que ella simplemente no sabe y pide investigar al respecto.

La Asociación Internacional para la industria de comunicaciones inalámbricas (CTIA, por sus siglas en inglés), comentó que ningún estudio ha encontrado que el uso de teléfonos celulares causen peligro a la salud.

"Pruebas científicas han indicado de manera definitiva que los dispositivos inalámbricos, dentro de los límites establecidos por la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos (FCC por sus sigla en inglés), no plantean un riesgo de salud público o causan cualquier efecto adverso de salud," dijo John Walls, el vicepresidente del grupo para asuntos públicos.

El estudio fue elogiado por Renee Sharp, director del Grupo de Funcionamiento Ambiental de California por ofrecer “un importante vistazo a los potenciales efectos de la radiación de teléfonos móviles en el cerebro humano”. “Se une a la creciente lista de estudios sobre el uso de teléfonos celulares y el cerebro”.

Los investigadores midieron la actividad cerebral de 47 adultos sanos, un grupo pequeño pero científicamente válido para este tipo de estudios, usando un dispositivo móvil. Los niveles se obtuvieron cuando el teléfono estaba en uso, mientras estaba prendido (transmitiendo radiación), y luego en la misma posición, pero apagado.

Los individuos que tenían sus teléfonos activos tenían un nivel “considerablemente más alto” de actividad cerebral en el área más cercana a la antena telefónica que el otro grupo.

Las pautas de seguridad de la Comisión Federal de Comunicaciones sobre la exposición a frecuencias radiales no diferencian entre individuos sanos, de niños o de aquellos individuos con problemas cerebrales. Sin embargo, Volkow dice se deben establecer diferentes niveles de protección para cada grupo.

El efecto del incremento de la actividad cerebral en niños debido a la radiación de teléfonos celulares es otra área que aún no ha sido estudiada.

Según doctor Keith Black, presidente del Departamento del Hospital Cedars-Sinai de Neurocirugía en Los Ángeles, el cráneo de un niño es más delgado, permitiendo así a la radiación penetrar más profundo comparado con el cráneo de un adulto. Las células cerebrales en niños se dividen más rápido, entonces el impacto de radiación puede ser mucho más grande, por eso es qué creemos que los niños  está en un riesgo más alto."

Por el momento, no existen respuestas al daño que puede provocar el uso de teléfonos celulares. La nueva investigación se une a numerosos otros estudios sobre la radiación de teléfonos celulares que han sido incapaces de demostrar definitivamente o refutar la seguridad de éstos dispositivos

Ahora ve
No te pierdas