Las razones por las que los hombres no quieren tener sexo con su pareja

Varios aspectos provocan que en esta época, como nunca antes, los hombres no tengan ganas de tener intimidad con su pareja
sexo-obligación
sexo-obligación  sexo-obligación  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Ian Kerner, sexólogo
Autor: Ian Kerner, sexólogo
(Reuters) -

Ian Kerner es un consejero de sexualidad y autor exitoso del New York Times. Los jueves bloguea sobre sexo en The Chart. Lee más sobre él en su sitio web, GoodInBed.

Hoy no, mi amor, tengo dolor de cabeza”. ¿Cuántas veces ha escuchado eso un hombre? Esposos de todo el mundo conocen el rechazo sexual, pero ahora más que nunca esas palabras (o alguna variación) son dichas por los hombres a sus parejas femeninas.

Mientras que la sabiduría convencional nos ha mostrado que suelen ser las mujeres las que inevitablemente pierden el interés en el sexo, lo opuesto también suele ser cierto. El bajo deseo sexual de los hombres también existe , y es probable que ocurra por un sinfín de razones:

Biología

Hay varias causas físicas posibles que expliquen el bajo deseo sexual masculino, desde enfermedades cardiacas, antidepresivos, uso de alcohol o drogas, hasta bajos niveles de testosterona. Si un hombre ya descartó otros factores, sería buena idea visitar al médico.

El aspecto emocional

El impulso sexual de un hombre suele estar ligado a su autoestima. Cuando uno sufre, también el otro. La crisis económica ha afectado seriamente a varios hombres, con cambios o pérdida de empleo, temores financieros y depresión, que pueden sumarse para reducir la libido. Podría sentirse menos hombre, sin importar que su pareja no deje de decirle que el dinero no importa.

Relación

Las sensaciones como el enojo, el resentimiento y la falta de satisfacción general con una relación pueden confundir la vida sexual de un hombre con su pareja, pero estos problemas no necesariamente hunden la libido. Sí, tal vez puede decir que no está de humor, pero eso implicaría que ponga su energía sexual en otra parte, ya sea en la masturbación, en clubs de strippers o con una amante. Lo que ocurre fuera de la habitación afecta lo que ocurre dentro de ella, y cuando un hombre está aburrido en una relación, tiende a aburrirse dentro de la alcoba.

Pornografía

El internet ha hecho que la pornografía sea mucho más accesible, y la masturbación frecuente que desata puede hacer que los hombres se cansen del sexo con su pareja real. Si tienes 17 años y eres soltero, quizás eso no sea ningún problema, pero si tienes 40 y no te dejas en paz, podría ser un verdadero problema. Algunos hombres aún sienten mentalmente que tienen 17 años, pero no pueden tener relaciones sexuales de esa forma. Su cuerpo ha cambiado y también sus periodos de resistencia, el intervalo natural entre erecciones. Los hombres con bajo deseo simplemente no tienen el ‘entusiasmo’ por el sexo real porque están agotados por la masturbación.

La misma relación también podría contribuir para este bajo deseo. Aunque hay similitudes en la forma en la que hombres y mujeres se excitan sexualmente, también hay algunas diferencias clave. Las nuevas investigaciones sugieren que la respuesta sexual femenina depende de la calidad de la intimidad emocional y de la satisfacción general ante la relación. Esto significa que cuando una mujer se siente cómoda y segura en su relación, es probable que sienta un mayor deseo sexual, al punto en el que sentarse en el sillón en pijama es más excitante que pasearse por la casa en lencería sexy.

Pero para los hombres, este sentido de complacencia y comodidad podría funcionar en contra del deseo sexual, sobre todo si hay un menor énfasis en la novedad, emoción y estimulación visual, factores que juegan un papel importante en la estimulación de dopamina, un neurotransmisor que, al igual que las anfetaminas, tiene un papel muy importante en la excitación sexual. 

La rutina del sexo y la libido no sincronizada son comunes en cualquier relación a largo plazo, pero los hombres están más acostumbrados a no tomárselo personal. Analizando las cifras, sabemos que tendremos otra oportunidad, así que es cuestión de dar un paso al frente continuamente.

Pero cuando un hombre no está interesado en el sexo, es mucho más probable que una mujer lo tome como un insulto o como un reflejo de su apariencia, y olvida analizar todos los factores descritos anteriormente. Además, estadísticamente, las mujeres son más propensas a guardarse sus emociones que los hombres.

Así que, cuando un hombre quiere más sexo, tan sólo puede preguntar por qué hace tanto tiempo que no lo hacen, mientras que una mujer es más propensa a dejar que su enojo se cocine y fermente, lo que causa resentimiento y podría ocasionar que ella cree una barrera emocional entre ella y su pareja, para protegerla del sentimiento de rechazo.

El deseo sexual no es un interruptor que puedes prender y apagar. Los medios dicen continuamente a los hombres que las mujeres necesitan más ‘calentamiento’ antes de tener relaciones, pero las mujeres también necesitan formar parte del mismo programa y entender que el deseo de los hombres es como un mecanismo complejo: consiste en todo un espectro de opciones y hay que saber manejarlo.Los hombres no son sólo erecciones con pies, listas para ir a donde los lleve el viento. 

Sin importar tu género, cuando una pareja tiene el problema de libidos no sincronizados, lo peor que puede hacer la parte con mayor deseo es rendirse. Al igual que Sherlock Holmes, la pareja con más deseo debe realizar algún análisis para descubrir las claves y causas, y después tomar medidas para volver a encender la relación. Desde los ‘juegos preliminares’ hasta la fantasía, o mejorar la comunicación y la calidad de la relación, hay muchas cosas que puedes hacer para obtener una vida sexual satisfactoria. Hay que comenzar a hablar en pareja, compartir una que otra fantasía, y tomar un par de aspirinas para esos ‘dolores de cabeza’. 

Ahora ve