Los juegos ayudan a los niños a comprender cómo funcionan las cosas

El juego enseña todo, desde coordinación motriz hasta matemáticas, palabras y habilidades sociales como la convivencia y la empatía

Los juegos pueden hacer más inteligentes a tus hijos

1
igualitas same
mom kid girl laptop phone getty  igualitas same  (Foto: )

Todos los padres, especialmente los primerizos, ansían que sus hijos sean genios. Cualquier cosa que haga su pequeño, un brinco, el interés por un libro o un par de frases hiladas con coherencia son signos de genialidad para los padres: ahí está el futuro atleta, el científico, el escritor.

En función de esta ansiedad es que muchos padres saturan a sus hijos de diversas actividades educativas desde una edad cada vez más temprana, dejando de lado uno de los factores más importantes para el desarrollo humano: el juego.

Según el sitio web Parenting.com, “un ambiente rico en juegos es básico para el desarrollo del bebé y le enseña habilidades que usará a lo largo de su vida”.

Los juegos no son sólo diversión; “están inexorablemente ligados al aprendizaje, a la socialización, el desarrollo e incluso al intelecto”.

La buena noticia es que los juguetes no deben ser costosos o nuevos, e incluso, ni siquiera deberían ser electrónicos; el propósito de los juguetes es estimular a los niños a interactuar e iniciar formas de socialización. Si el juguete hace todo el trabajo, ¿qué hacen los niños?

Parenting publicó 10 consejos para ayudar a tu hijo a ser el genio que sus padres anhelan.

1. Jugar ayuda al desarrollo social

2
juego
kids play jugar nino sand playa  juego  (Foto: Getty Images)

Tomar turnos, cooperar, seguir reglas, la empatía y la autorregulación son algunas de las habilidades sociales más importantes que genera el juego, les ayuda a entender las reglas de la interacción social que les evitará muchos dolores de cabeza en el mundo adulto. Un niño que juega con otros aprende a trabajar en equipo, publica Parenting.

Qué puedes hacer: Ofrece a tu hijo las oportunidades para interactuar con niños de su edad. Estos momentos crean los fundamentos de las relaciones sociales futuras, dándoles las reglas básicas para desenvolverse adecuadamente en sociedad.

2. El juego ayuda a desarrollar el control de los impulsos

3

Jugar es el trabajo de los niños, y requiere mucho más esfuerzo del que aparenta: al jugar se requiere un gran autocontrol y seguir reglas sociales del todo desconocidas para un menor, publica Parenting.

Los niños que participan en juegos dramáticos tienen mejores resultados en pruebas de responsabilidad social. Los niños más impulsivos suelen mostrar las mejores mejorías cuando se les da la oportunidad de jugar más.

Qué puedes hacer: No te apresures en crear un plan de juegos cuando pasas tiempo con tu hijo u organizas una cita de juegos con otros niños. Dales el espacio y los materiales (como pelotas, cajas y figuras) para crear juegos “libres” en sus propios términos y dale tiempo para relacionarse poco a poco con otros. Los niños, como los adultos, no establecen amistades al minuto de conocer a otros.

3. El juego reduce el estrés

4
baby bebe
baby nina jugar play cajon juguete bloc muneca  baby bebe  (Foto: )

¿Qué los niños no padecen estrés? Intenta aprender reglas sociales, controlar impulsos, hacer lo que los adultos dicen y lidiar con las separaciones, cuando apenas consigues hilar frases de cuatro o cinco palabras.

Aunque todo lo que haga un niño en el día sea comer, dormir y deambular libremente mientras juega o demanda tu atención, no olvides que la infancia implica sobre todo aprender, publica Parenting.

Qué puedes hacer: si detectas una situación provocadora de estrés para tu bebé, como una cita con el médico o una cena con muchas caras poco familiares, intenta llegar temprano con juguetes y dedicarle tiempo jugando con él antes de que comience el evento. Esto lo ayudará a concentrarse en otra cosa, sentirse cómodo y evitar la ansiedad.

4. El juego mejora la concentración y la memoria

5
juego
boy nino play jugar carrito run  juego  (Foto: Getty Images)

La atención y la concentración son habilidades aprendidas, y el juego es una de las formas más naturales y disfrutables para que un niño comience a desarrollar estas habilidades, publica Parenting.

Cuando tu hijo simplemente no te hace caso, no es necesario que le grites para llamar su atención: está concentrado.

Esta concentración que ahora puede resultar tan desesperante,  es la misma que necesitará años después para escribir un ensayo, escuchar una ponencia o dar un concierto de piano.

Qué puedes hacer: En vez de enojarte cuando tu hijo no presta atención cuando lo llamas, sé paciente, pues está desarrollando una habilidad importante. Si está absorto en un juego, dale tiempo y no intentes que se conecte con tu prisa por hacer las cosas; él no es adulto.

5. El juego ayuda al desarrollo físico

6
juego
boy kid play jugar bubble nino  juego  (Foto: Getty Images)

Las mejorías en la coordinación, las habilidades motoras y la fuerza muscular son beneficios del juego.

Los niños que crecen acostumbrados a pasar su tiempo libre jugando se convierten en adolescentes más activos físicamente, indica Parenting. Los juegos sensomotrices, que emplean tanto los sentidos como los músculos, le permiten descubrir su propio cuerpo y sus habilidades.

Los niños de preescolar desarrollan esta habilidad por medio de actividades musculares pequeñas, como haciendo que sus dos manos trabajen juntas, y actividad muscular amplia, como caminar, correr y escalar.

Qué puedes hacer: deja que tu hijo patee un balón, gatee en la arena en la playa o juegue a la comidita. Controlar su cuerpo le ofrece autoestima y una sensación de logro.

6. Jugar ayuda a los niños a entender cómo funcionan las cosas

7
niños
niños-vida-salud  niños  (Foto: SXC)

Los juegos y la interacción con juguetes son los métodos principales para que los niños adquieran habilidades básicas. Al jugar con un auto de juguete, no sólo se trata de “empujarlo”; aprende física: el funcionamiento de las llantas, su potencia, cómo funciona la gravedad.

Cuando tu hijo elige un juguete entre varios, aprende también sobre colores, tamaños y formas, precisa Parenting.

Qué puedes hacer: apaga el televisor y los DVD educativos y saca las muñecas, los autos, las pelotas y las burbujas de jabón.

¿Te has dado cuenta de que los niños hacen las cosas una y otra vez? Ya sea subir por la resbaladilla, patear el balón o cantar la misma tonada, los niños aplican la sabiduría popular: la práctica hace al maestro.

Cuando descubren una nueva actividad, los niños practican hasta perfeccionarla y poder avanzar al siguiente nivel. Cuando domine la tarea de unir dos bloques, iniciará el camino hacia la construcción de estructuras más complejas.

Qué puedes hacer: Si tu bebé está feliz con un juguete, no lo animes a tomar otro porque ya te aburriste; él no; él está aprendiendo.

7. Jugar ayuda al desarrollo del pensamiento matemático

8
juguete
nino jugar play bloc bloques  juguete  (Foto: )

Cuando los niños juegan con trenes, rompecabezas o casi cualquier  juguete, están aprendiendo matemáticas sin darse cuenta. Jugar les enseña la relación entre las cosas, por lo tanto, desarrollan el tipo de razonamiento que ayuda al desempeño matemático, publica Parenting.

Qué puedes hacer: ¡Juega con tu hijo! Así tu hijo aprenderá que si puede colocar un bloque encima de otro tendrá dos, y que si él tiene dos y tu cinco, tú tienes más.

8. Jugar ayuda en el aprendizaje de la lengua y en la alfabetización

9
kids
ninos kids jugar ronda play juego agua  kids  (Foto: Getty Images)

Jugar con otros niños hace que tu hijo use y se exponga al lenguaje, publica Parenting.

Los pequeños que juegan constantemente, sobre todo en juegos sociodinámicos, muestran un incremento en el número total de palabras que usan, en la longitud de sus frases y en la complejidad de su discurso.

Qué puedes hacer: Dales bloques. Sí: bloques. Jugar con bloques remplaza otras actividades que no fomentan el desarrollo del lenguaje, como la televisión y los DVDs para bebés, e incluso mejora la capacidad de atención.

9. El juego ayuda a los niños a comunicar sus sentimientos difíciles

10
dinosaurio
boy play dinosaur anger jugar kid  dinosaurio  (Foto: Getty Images)

Los sentimientos poderosos, sobre todo los negativos, como el enojo, los celos, la ansiedad y el miedo, pueden ser sobrecogedores para los niños. Los juegos ofrecen una voz y una salida sana para expresar esas emociones negativas y abrumadoras, y es importante que los padres den a sus hijos espacio para explorarlas, indica Parenting.

Qué puedes hacer: Da a tu hijo el espacio para actuar sus sentimientos, sean los que sean, en una obra de teatro. Se reduce la posibilidad de que los actúen en la vida real.

10. Los juguetes más baratos son suficientes

11
woody
kid play jugar caja cowboy cowgirl creatividad juego  woody  (Foto: Getty Images)

Muchos padres creen que necesitan comprar a sus hijos los juguetes de moda, esos que prácticamente les garantizan genialidad en sus retoños. Si puedes y quieres comprarlos, ¡excelente!, pero en realidad, los juguetes simples son igualmente benéficos, apunta Parenting.

Algunos juguetes activos, como los que tienen campanas y silbatos, hacen que los niños se entretengan sentados presionando botones, pero los juguetes pasivos hacen que los niños sean activos. Cuando un juguete es simple, el niño está obligado a ser creativo, dinámico y comprometido a un nivel completamente diferente, lo que permite y fomenta su desarrollo.

  • Los bloques fomentan las actividades motoras finas y generales.
  • Las burbujas promueven el desarrollo de la vista y el seguimiento visual.
  • Las muñecas promueven las actuaciones sociodramáticas.
  • Las cajas promueven la imaginación y la creatividad.
  • Los bolos aceleran la estimulación auditiva y de causa y efecto.