Los escaneos en los aeropuertos representan bajo riesgo de cáncer

Diversos estudios muestran que, a pesar que la radiación originada por un escáner de retrodispersión es muy baja, puede causar cáncer
tsa aeropuertos
tsa aeropuertos  tsa aeropuertos  (Foto: )
  • A+A-
Por:
Sabriya Rice
Autor: Sabriya Rice
(Reuters) -

Si has viajado en aeropuertos internacionales últimamente, probablemente has visto una de las nuevas máquinas de rayos X de cuerpo completo, llamada Backscatter o escáner de retrodispersión, un tipo de tecnología de imagenología usada por la Dirección de Seguridad del Transporte (TSA) para identificar artículos ocultos.

Un artículo publicado en la revista Archivos de Medicina Interna dice que "los pasajeros no deben temer". El aparato que causó preocupación entre algunos debido a que utiliza pequeñas dosis de radiación iónica, un cancerígeno conocido, no implica "una amenaza significativa", ni siquiera para los viajeros frecuentes, dicen los autores.

Los investigadores de la Universidad de California en San Francisco calcularon los riesgos de cáncer asociados a la exposición al escáner de retrodispersión, y descubrieron que el escaneo, que sólo toma algunos segundos, genera menos del 1% de la dosis de radiación de rayos cósmicos que recibiría un viajero durante un vuelo.

También calcularon que por cada 100 millones de pasajeros que volaron en siete vuelos sencillos (un poco más de tres vuelos redondos) al año, se detectaron seis cánceres extra en el transcurso de una vida. Por cada millón de viajeros frecuentes (definidos en este estudio como aquéllos que hacen 10 viajes, cada uno de al menos seis horas de duración, a la semana por año) se detectaron cuatro cánceres adicionales.

Mucha gente le teme a la radiación, y creo que necesitan estar conscientes de que no toda la radiación es la misma”, dice la autora del estudio, la Dra. Rebecca Smith-Bindman, una radióloga de California.

"No creo que el riesgo sea tal como para preocuparnos, pues es muy bajo".

Según la TSA, 486 máquinas de imagenología avanzada son usadas en 78 aeropuertos de Estados Unidos. La agencia dice que el aparato es seguro y cumple con los estándares de salud y seguridad nacionales para todos los pasajeros, incluyendo niños, mujeres embarazadas e individuos con implantes médicos.

Pero aún así hay personas que toman sus precauciones. "Creo que uno de los principales problemas con este estudio es que considera las dosis directamente de la información de los fabricantes, pero en otras publicaciones recientes, las dosis fueron calculadas con base en las imágenes reales de rayos x que produce la máquina, y en esos casos fueron mayores”, dice el Dr. David Brenner, director del Centro de Investigación Radiológica en el Centro Médico de la Universidad de Columbia.

Brenner publicó un artículo en abril pasado en el diario Radiology, y también descubrió que la exposición a la radiación era pequeña, pero dice que incluso cuando el riesgo de cáncer es bajo, es posible.

“La conclusión es que tanto mi ensayo como esto (el nuevo estudio) sugiere que se producirán algunos cánceres a largo plazo a partir del escaneo masivo con rayos X”, dijo. “La analogía que suelo dar es como comprar un boleto de lotería. Las posibilidades individuales de ganar son muy pequeñas, pero sí sabemos que hay alguien que lo hace”.

“Hay una incertidumbre considerable sobre la cantidad de cánceres que habrá”.

Los pasajeros deben tomar en cuenta que no tienen que enfrentar el riesgo si no quieren. La directora de prensa de la TSA, Kristin Lee, dice que la tecnología es opcional para todos los pasajeros, y que todos los que no deseen usar el escaneo de retrodispersión recibirán un escaneo alternativo, incluyendo un cateo.

Ahora ve