Caliente, frío o confitado: la guía para que disfrutes del chocolate

Por: /
Mariana Camacho
/
Miguel Rivera

Dicen que su amargo sabor es más intenso que un beso: aquí te mostramos algunas de sus mejores presentaciones para que lo pruebes

Dulce para los dioses

1
Sin Pie de Foto
chocolate-postre  Sin Pie de Foto  (Foto: Marc Fauche)

Hace un par de años BBC Health publicó el estudio “Chocolate is better than kissing” realizado a parejas para comprobar que el efecto de un chocolate amargo sobre la lengua era más intenso que un beso francés.

En sus orígenes prehispánicos era considerado un dulce sólo para los altos mandos o un brebaje divino, y actualmente se reconoce también por sus propiedades curativas: mantiene el corazón sano y alivia la depresión.

A continuación te presentamos una guía, publicada en la revista Chilango, para que disfrutes este dulce como más te guste.

Chocolates calientes

2
chocolate
chocolate-postre  chocolate  (Foto: SXC)

Chocolate Azteca

De espuma muy densa y de tonos marrón oscuros, éste es un chocolate 100% mexicano, hecho con clavo y un toque de chile para realzar los sabores.

Se toma hirviendo y conforme la temperatura va bajando, el sabor del cacao y el chile se intensifican.  

Chocolate de metate

Para Enrique Olvera, chef galardonado a nivel mundial, no hay nada mejor que un chocolate hecho “a la antigüita”, es decir, sobre un metate; esta forma de preparación exalta la esencia del fruto del cacao y, con un toque de canela, complementa su dulzura y amargura.

Chocolate de soya

Si te gusta el chocolate con leche, pero no te gusta lo pesado que puede llegar a ser, cámbiala por soya.  El sabor del chocolate se amolda a la ligereza de la leche de soya y crea una rica amargura y acidez que van perfecto con el dulce del cacao.

Chocolate Exprés

Es el tipo de chocolate que puedes llevar a donde quieras, basta con calentar una taza de leche y sumergir una barra de chocolate macizo para que vaya soltando sus propiedades.

Jarabe de chocolate con leche

Otra forma de personalizar la intensidad del sabor de tu bebida es, en lugar de utilizar una barra de chocolate, agrega jarabe y el resultado será una mezcla espumosa de sabor semiamargo.  

El clásico del chocolate 

El espeso jarabe de chocolate caliente es una de las variedades favoritas de este dulce e ideal para bañar cualquier postre, sobre todo si lo combinas con helado, el contraste de temperaturas es exquisito al paladar.

Explosión liquida de cacao en frío

3

Malteada clásica

Las cualidades de una buena malteada de chocolate son, primero, el sabor se queda más tiempo en tu boca, además, el color debe ser café intenso y la textura espesa y espumosa.

Chocolate oscuro con maracuyá

Para esta bebida elige el chocolate oscuro que tiene menos dulce; así, al mezclarlo con el maracuyá, apreciarás su dulzura. Es el balance perfecto entre lo cítrico y lo amargo.   

Helado de chocolate efervescente

La bola de helado de chocolate viene servida en una copa espumosísima de refresco de cola. Lo más interesante de esta bebida es sentir la efervescencia del refresco en los labios mezclado con lo cremoso del helado.  

Blanco con cereza

Se trata de un frappé que exalta el sabor dulce del chocolate blanco, pero sin opacar el de la cereza. Es una bebida fresca y no empalagosa.

Sorbete de chocolate

De textura suave y un color café oscuro, esta bebida helada te remite al penetrante sabor amargo del chocolate.

Helado selva negra

A este postre se le ha definido como el verdadero sabor del amor, por su mezcla de cerezas negras con chocolate.

Sabor a Bélgica: trufas y bombones

4
chocolate
chocolate-postre  chocolate  (Foto: SXC)

Busto de toronja o tamarindo

Estas trufas, de sugerentes figurines, te brindan una experiencia frutal única con opciones de maracuyá, fresa, azafrán o frutas secas.

Trufa con tequila

Una muestra de que el cacao va muy bien con algo tan mexicano como el tequila.

Resulta en una combinación de textura suave y tersa con un centro de sabor que no da un golpe al paladar, sino que se va extendiendo por cada rincón de la boca.

Trufa cubierta de chocolate

De consistencia suave y esponjosa, esta trufa ofrece el explosivo sabor de la dulzura y amargura del chocolate.

Trufa de queso y arándano

El queso, el chocolate y las frutas siempre son una buena combinación , y esta trufa no es la excepción. Los sabores son fuertes, sin perder la dulzura del chocolate.

Trufa con nuez y coco

Para toda vertiente de chocolate hay un clásico y para la trufa éste es uno de los más representativos. La dulzura del coco y el sabor de la nuez te ofrecen un sabor único en cada mordida.

Bombón de limón

Son fáciles de reconocer gracias a su color verde que evoca el sabor cítrico de su contenido. Está rellena de praliné, una golosina de fruto seco que tiene la consistencia ideal para fundirse con el aliento.

Fondues y salsas, un platillo que jamás se enfría

5
chocolate
chocolate-postre  chocolate  (Foto: )

Fondue Ying Yang

Chocolate blanco y oscuro divididos en una misma olla, te la oportunidad de ser tú quien empiece la mezcla. Lo dulce del blanco con el sabor intenso del oscuro crea un fondue exuberante y exquisito.

Fondue con licor

Con toppings de coco y nuez mezclados con amaretto, resultan en este fondue a la irlandesa. La amargura del chocolate, la acidez de las frutas y la dulzura del licor, te lleva a otro nivel de sabor.

Fondue con helado

Este fondue se sale de lo clásico y, en lugar del tridente para las frutas, te ofrece sumergir una paleta de vainilla con la cual puedes jugar para adherirle almendras o trozos de fruta.

Salsa de chocolate

La salsa ideal para acompañar un postre como el profiterol. No solo ofrece un sabor dulce entre leche y cacao sino que también suaviza la masa del profiterol y es exquisito al paladar.

Postres, la especialidad del chocolate

6
chocolate
chocolate-postre  chocolate  (Foto: SXC)

Bomba de chocolate

Tal como su nombre lo anticipa, consiste en una explosión del chocolate en la boca. Se hacen presentes las diferentes texturas del chocolate que te deja una sensación sedosa en el paladar.

Chocolate y más chocolate

Este postre, preparado con polvo helado de cacao, cerveza negra y caramelo de chocolate, ofrece diferentes sensaciones que vale la pena acompañar con una copa de champaña.

Pastel de chocolate con helado de té verde

Se trata de un pastel relleno de chocolate caliente, acompañado con una bola de helado sabor té verde y frutas rojas.

Chocolate con pastelito francés

Se trata de un pastelillo con colores llamativos, mejor conocido como macaron, relleno de diferentes tipos de chocolate.

Postre ‘pecaminoso’ de galleta y chocolate

Un pastel que contiene la porción ideal de galleta con crema que se mezcla con el intenso sabor del chocolate amargo, resulta en un postre que te invita a pecar.

Un pastelito que sabe a trufa

Este postre tiene todo el sabor de una trufa esponjosa, pero su gran secreto está en el sabor amargo que mezcla con un ligero toque de mantequilla. Es ideal para acompañarse con un te de menta o espreso.

Cacao para botanear

7
Sin Pie de Foto
chocolate-postre  Sin Pie de Foto  (Foto: SXC)

Cerezas con chocolate

Lejos de recordarnos a los chocolates rellenos con cereza y licor, éstas es la cereza al natural cubiertas con chocolate amargo.

Pimienta rosa con chocolate

En el reino de las pimientas la rosa es quizá la más sutil de sabor, aunque eso no le quita un toque picante que al combinarse con el chocolate crea una sensación placentera en la boca.

Pretzels con chocolate blanco

Una pecaminosa combinación de galleta crujiente y saladita con dulce de chocolate blanco.

Totopos cubiertos con chocolate y chile

Cubiertos de chocolate y espolvoreados con chile piquín, estos totopos ofrecen una textura crujiente en la boca con un toque amargo.