Estudio avala un examen más efectivo para detectar el cáncer pulmonar

En un estudio realizado por la UCLA se comprobó que las tomografías pueden ayudar a detectar a tiempo tumores en los pulmones.
rayos x
radiacion, rayos x, tomografia  rayos x
Autor: Miriam Falco
(Reuters) -

En enfermedades crónicas, como el cáncer, los primeros síntomas surgen cuando ya es demasiado tarde para recibir un tratamiento efectivo. Sin embargo, las tomografías computarizadas podrían ser una solución.

Fernando Sandoval, fumador durante más de 45 años, dejó de golpe el cigarro luego que una tomografía computarizada reveló que tenía un tumor en su pulmón.

Él fue uno de los primeros pacientes en participar en un ensayo clínico de la Universidad de California, Los Ángeles (UCLA, por sus siglas en inglés) para determinar si este examen puede ser utilizado como herramienta para detectar el cáncer más mortal.

Los resultados de la investigación, en la que participaron más de 53,000 personas de 33 lugares diferentes, mostraron que una pequeña dosis de tomografía computarizada redujo en 20% el número de muertes por cáncer en el pulmón en fumadores de alto riesgo.

Sandoval, de más 60 años, se hizo un estudio de rayos X en 2002. Entonces, los médicos le dijeron que sus pulmones parecían los de una persona de 40 años. Pero su esposa no creyó en el estudio, pues sabía que él fumaba demasiado; lo instó a participar en la prueba clínica.

“Le debo mi vida a mi esposa y a la UCLA”, dice Sandoval.

Aunque no presentaba síntomas de ninguna enfermedad, Fernando fue elegido para que sus pulmones fueran examinados. Dos semanas después, los doctores le dijeron que habían encontrado un nódulo en el lóbulo inferior de su pulmón izquierdo.

“Me operaron y después de la cirugía me dijeron que lo habían detectado a tiempo”.

Sandoval dice que el cáncer no se había extendido, y que ni siquiera necesitó quimioterapia.

Los resultados preliminares del estudio se publicaron en noviembre de 2010; la prueba se detuvo antes de lo previsto porque las conclusiones fueron contundentes.

“Esto es probablemente lo más importante que ha sucedido con respecto al cáncer de pulmón en una década”, dice Bruce Johnson, quien trata a pacientes con cáncer de pulmón en el Dana-Farber Cancer Institute en Boston.

Los resultados del estudio fueron publicados este miércoles en el New England Journal of Medicine.

“Es uno de los mejores estudios sobre la detección de cáncer que jamás se ha hecho”, considera Otis Brawley, director médico en la American Cancer Society.

Aunque el cáncer de pulmón es el que provoca más muertes de mujeres y hombres en todo el mundo, no había una buena forma de detectarlo.

“(El estudio) es lo mejor que ha surgido desde que, en 1964, las autoridades sanitarias anunciaron por primera vez la relación entre fumar cigarros y el cáncer de pulmón”, dijo Denise Aberle, investigadora principal a nivel nacional para 23 de los 33 sitios de prueba en este estudio e investigadora en Jonsson Comprehensive Cancer Center de la UCLA.

Aberle, junto con Brawley, Johnson y los autores del estudio reconocen que la investigación tiene sus limitaciones.

Las personas que fueron sujetas a las tomografías computarizadas fueron más propensas a mostrar un falso positivo, es decir, algo se identificó como cáncer, pero no lo era.

El sobrediagnóstico también es una preocupación y se encontraron algunos tipos de cáncer “que nunca se habrían vuelto sintomáticos”, de acuerdo con el estudio.

El costo también es un problema. Mientras los rayos X cuestan unos 50 dólares, el costo promedio de una tomografía helicoidal está entre 300 y 400 dólares, dice Brawley.

“Pero el costo promedio de una tomografía con resultados sospechosos está entre los 40,000 y 50,000 dólares”, añade.

Eso se debe a que el paciente necesitará cirugía y pruebas adicionales para ver si lo que se encontró realmente es cáncer.

Además, la exploración no es perfecta. En el estudio, 16 personas que recibieron las tomografías computarizadas murieron; 10 tenían cáncer y seis no. Pero la tasa general de mortalidad en este grupo de estudio fue muy baja, alrededor del 1%, dice Aberle.

“La información (de mortalidad) para la población en general es del 4%”, explica. Por esta razón, considera que la relación riesgo-beneficio es favorable.

Johnson, quien es miembro del consejo de la American Society of Clinical Oncologists (ASCO, por sus siglas en inglés), está de acuerdo. Él señala que el 20% de las personas examinadas no sólo vivieron más, sino que probablemente se curaron de cáncer de pulmón porque se detectó a tiempo.

“Tienes que examinar a entre 200 y 300 personas para reducir una muerte por cáncer de pulmón”, explica Johnson, “comparándolo con las mamografías para el cáncer de mama, resulta favorable”.

Johnson, junto con los autores del estudio y otros expertos coinciden en que hay una mejor manera para reducir significativamente el riesgo de morir por cáncer de pulmón: Si no fumas, no empieces a hacerlo y si fumas, déjalo.

Una cosa con la que tendrán que lidiar la ASCO y otros funcionarios de salud pública es quién será examinado y cómo se pagará. Esto no será algo para lo que todo el mundo sea escogido, dada las limitaciones del estudio.

Sin embargo, los fumadores crónicos y aquéllos que lo dejaron hace menos de 15 años, entre los 55 y 74 años, tal como los 53,000 que participaron en el estudio, podrían ser los mejores candidatos para la exploración de cáncer de pulmón con una tomografía computarizada, basados en los resultados del estudio, dijeron los expertos.

Ahora ve
No te pierdas