5 destinos para disfrutar del verano en México

De norte a sur: cinco hermosos lugares dónde descansar, deleitarse con la naturaleza o con las referencias culturales y sabores de México

La Antigua, la histórica

1
Sin Pie de Foto
casa de cortés  Sin Pie de Foto  (Foto: Ilán Rabchinskey)

En un pueblo de apenas 1,000 habitantes se conservan vestigios de cuando Veracruz era conocida como la Villa Rica de la Vera Cruz, asentada en donde ahora se ubica La Antigua.

En el centro del estado, entre el puerto de Veracruz y la ciudad de Xalapa, fue uno de los primeros puntos de América que tocaron Hernán Cortés y sus hombres, por lo que alberga edificaciones históricas como estas:

La primera edificación española en América conocida como la Casa de Cortés. El paso del tiempo ha logrado que sólo permanezcan algunas de sus paredes, elaboradas con rocas de coral, piedras volcánicas y piedras de río.

Otra parada es la Ermita del Rosario, la primera iglesia de la América continental construida por frailes franciscanos entre 1523 y 1524.

La Parroquia del Cristo del Buen Viaje y los Cuarteles de Santa Anna, donde este expresidente de México tenía sus caballerías, cierran la visita.   

Callejoneando por Guanajuato

2
Guanajuato
Guanajuato  Guanajuato  (Foto: )

Guanajuato, ubicado en el centro del país, se caracteriza por sus construcciones de estilo neoclásico y barroco, así como por sus estrechos callejones y corredores empedrados que dan hacia patios y plazas monumentales con iglesias.

Un antiguo río subterráneo convertido en avenida se extiende por debajo de la Plaza de la Paz, en donde se encuentran la Basílica de Nuestra Señora de Guanajuato, el Palacio de Gobierno, la Casa del conde Rul, que en el siglo XVIII pertenecía al dueño de la mina La Valenciana, y el Palacio Legislativo.

Cada octubre, además, la ciudad es sede del Festival Internacional Cervantino, famoso por su importante oferta cultural. 

Un desierto rodeado de mar en Baja California

3
Espíritu Santo (Baja California)
Espíritu Santo (Baja California)  Espíritu Santo (Baja California)  (Foto: Cortesía Travel+Leisure)

Espíritu Santo es una zona de 99 kilómetros de superficie, que se encuentra situada en el extremo norte de la bahía de La Paz, Baja California Sur, al norte del país.

Aquí, un paisaje desértico convive con acantilados rojizos y con el agua azul turquesa del Mar de Cortés.

En esta zona vale la pena visitar las playas, entre las que se encuentran Playa Ballena, que tiene una larga franja de arena y se ubica frente a la isla del mismo nombre. Dispensa y Candelero está considerada como la más espectacular al tener un risco que la divide en dos.

Las actividades propias del lugar van desde acampar, esquiar, bucear hasta pescar en los bancos de coral.

Morelia, sabores con leyenda

4
Morelia
Morelia  Morelia  (Foto: Ilán Rabchinskey)

Michoacán, ubicado en el centro de México, tiene una cocina tradicional que fue uno de los pilares para el expediente que se presentó ante la Unesco para el nombramiento de la cocina mexicana como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Las cocineras de diferentes regiones del estado se dedican a promover platillos como el aporreadillo (preparado con ajo, cebolla, chile, especias, cilantro, jitomate, huevo y carne seca), el dulce de chilacayota (calabaza) o el conejo en adobo, para que sus recetas sobrevivan en las próximas generaciones.

La oferta gastronómica de Morelia se concentra en las cuadras del Centro Histórico, en los restaurantes de los hoteles que lo rodean, e incluso en los mercados que se asientan en las zonas aledañas.

Otro lugar para visitar es el Museo del Dulce en la Calle Real, que cuenta con una boutique de dulces monacales, herencia de los monasterios que se asentaron en el país.

Yoga y comida molecular en Jalisco

5
ejercicio
ejercicio  ejercicio  (Foto: Gerardo Cortina "Gudinni")

En Boca de Tomatlán, Jalisco, existe un recinto autosustentable conocido como Casitas Maraika.

El lugar, ubicado a media hora de Puerto Vallarta, se compone de un complejo de cuatro casas rústicas hechas a mano rodeadas de selva tropical y con una playa privada que cuenta con un muelle instalado para practicar yoga.

En algunas temporadas el chef argentino Mariano Garcés, especializado en comida molecular y en platillos tradicionales de la región elaborados a base de pescados, viaja a esta zona para atender a los huéspedes.