De omnívoro a vegetariano: la educación dietética de Bill Clinton

El expresidente estadounidense ha adoptado un estilo de alimentación que no incluye carne o lácteos tras sufrir problemas del corazón
bill clinton entrevista doctor gupta
bill clinton entrevista doctor gupta  bill clinton entrevista doctor gupta
David S. Martin
Autor: David S. Martin
(Reuters) -

Para el momento en que llegó a la Casa Blanca, el apetito de Bill Clinton era una leyenda. Amaba las hamburguesas, los filetes, las enchiladas de pollo, la barbacoa y las papas a la francesa, pero no era demasiado exigente. Durante un acto de campaña en New Hampshire, se reportó que compró una docena de donas y fue dejando vacía la caja, hasta que un asistente lo detuvo.

El expresidente estadounidense, se considera ahora un vegetariano. Ha bajado más de nueve kilos y dice que está más saludable que nunca. La transformación dramática de su dieta le tomó casi dos décadas y se produjo sólo tras un par de operaciones de corazón y algunos consejos de un médico de confianza.

Su saga dietética comenzó en 1993, cuando la primera dama, Hillary Clinton, decidió incorporar una nueva dieta más saludable para su esposo. En una reunión, pidió al doctor Dean Ornish que trabajara con los chefs de la Casa Blanca, que estaban acostumbrados a la cocina francesa alta en grasa.

“Al presidente le gustaban las comidas no saludables, y fuimos capaces de introducir hamburguesas de soya en la Casa Blanca, por ejemplo, y tener alimentos que fueran deliciosos y nutritivos”, dijo Ornish, director y presidente del Instituto de Investigación de Medicina Preventiva en Sausalito, California. Otros nuevos elementos del menú incluyeron platos saludables, tales como verduras salteadas con tofu y salmón con verduras.

Incluso con el renovado menú de la Casa Blanca, Clinton luchó contra su peso a lo largo de sus dos mandatos como presidente. En su examen físico anual en 1999, el médico de la Casa Blanca señaló que el presidente había ganado ocho kilos desde un chequeo dos años antes. La prescripción: enfocarse en el ejercicio y una dieta baja en calorías.

Clinton no lo sabía, pero el peso no era su mayor preocupación de salud. El presidente número 42 de Estados Unidos tiene una historia familiar de enfermedades cardiacas, y la placa se estaba acumulando en las arterias coronarias que conducían a su corazón, sin ser detectada por los médicos de la Casa Blanca.

En 2004, menos de cuatro años después de dejar el cargo, Clinton, de 58 años de edad, sintió lo que describió como una opresión en el pecho cuando regresaba a casa desde Nueva Orleans, donde estaba promocionando su libro de memorias, My Life. Días después, se sometió a una cirugía de bypass cuádruple para restablecer el flujo de sangre a su corazón.

“Tuve la suerte de no morir de un ataque al corazón”, dijo Clinton al doctor Sanjay Gupta de CNN. Después de la cirugía, el expresidente redujo sus calorías y bajó el colesterol en su dieta, pero sus problemas de corazón no habían terminado.

El año pasado, Clinton viajó a Haití para apoyar los esfuerzos de rescate, pero se sentía débil. Cuando regresó a casa, se enteró de que necesitaba otra cirugía de corazón: dos stents para abrir una de las venas de su cirugía de bypass, que se había vuelto, en palabras de Clinton, “muy doblada y fea”.

Ornish recuerda haberse reunido con Clinton unos días después de su angioplastia. “Le dije que, debido a su genética, los cambios moderados en la dieta y el estilo de vida no fueron suficientes para impedir el avance de la enfermedad. Sin embargo, nuestra investigación demuestra que los cambios más intensos realmente revierten la progresión de la enfermedad cardiaca en la mayoría de las personas.

“Le dije: 'Los amigos que significan mucho para mí son los que me dicen lo que tengo que escuchar, no necesariamente lo que quiero escuchar. Y lo que necesita saber es que sus genes no son su destino. Y esto se lo digo, no para culparlo, sino para darle poder. Y estaré feliz de trabajar con usted en cualquier grado que desee'”, recordó Ornish. Se reunieron unos días más tarde, dijo.

“Básicamente, llegué a la conclusión de que había jugado a la ruleta rusa”, dijo Clinton, “porque a pesar de que yo había cambiado mi dieta, reduje el total de calorías ingeridas, y recorté gran parte del colesterol en los alimentos que comía, aún así –sin ninguna base científica que soportara lo que hice– estaba consumiendo una gran cantidad de colesterol extra, sin saber si mi cuerpo produciría la cantidad de enzima suficiente para soportarlo, y está claro que no lo hizo, o no habría tenido el bloqueo. Así que fue entonces cuando tomé la decisión de cambiar de verdad”.

El expresidente estadounidense ahora dice que no consume carne, productos lácteos ni huevos, y casi nada de aceite.

“Me gustan las verduras, las frutas, los granos, las cosas que como ahora”, dijo Clinton a Gupta.

El objetivo del expresidente, es evitar cualquier alimento que pueda dañar sus vasos sanguíneos. Sus guías dietéticos son Ornish y el doctor Caldwell Esselstyn Jr., quien dirige el programa de prevención y reversión cardiovascular en el Instituto del Bienestar de la Clínica Cleveland. Ambos doctores han concluido que una dieta basada en vegetales puede prevenir y, en algunos casos, realmente revertir la enfermedad cardiaca.

“Todos mis análisis de sangre son buenos, y mis signos vitales son buenos, y me siento bien, y también, aunque no lo crean, tengo más energía”, dijo Clinton. Su último objetivo: reducir su peso a 84 kilogramos, lo que pesaba cuando tenía 13 años de edad.

Clinton está tratando de difundir su recién descubierto entusiasmo por una alimentación saludable entre los niños. La Fundación Clinton se ha asociado con la Asociación Americana del Corazón y está ayudando a 12,000 escuelas a promover el ejercicio y ofrecer mejores comidas para que a partir de ahora, los niños de hoy no enfrenten los problemas cardiacos que él ha enfrentado.

“Se trata de hacer girar el barco antes de que llegue al iceberg, pero creo que estamos empezando a darle la vuelta”, dijo Clinton.

Ve Sanjay Gupta MD sábado y domingos a las 7:30 am (hora del este de Estados Unidos). Para conocer lo último de Sanjay Gupta MD haz clic aquí.

Ahora ve
No te pierdas