¿Vas a tener un ataque al corazón? Estas pruebas te lo dirán

Nuevas pruebas de laboratorio pueden determinar con precisión el riesgo de un paciente de sufrir una enfermedad cardiaca
torso chest
scan heart cardiovascular corazon cardio test radiografia pe  torso chest  (Foto: )
  • A+A-
Autor: David S. Martin | Otra fuente: 1

Nota del editor: Este jueves es Día Mundial del Corazón y durante la semana te presentaremos información sobre cómo cuidarlo.

(CNN) — La mayoría de los ataques al corazón llegan sin previo aviso, pero los médicos ahora tienen una imagen más clara que nunca de quién tiene más probabilidades de sufrirlo, dice el cardiólogo Arthur Agatston.

Agatston dice que estudios de imagenología relativamente nuevos proporcionan imágenes en tiempo real que muestran si la placa se está acumulando en los vasos sanguíneos principales, alertando a los médicos y pacientes de un mayor riesgo de un ataque cardiaco potencialmente mortal.

“A menos que te hagas la imagen, realmente estás jugando a la ruleta rusa con tu vida”, dice.

Agatston inventó el escáner de calcio coronario, una de las pruebas de imagenología que observa la placa en las arterias que irrigan al corazón, ésta es una señal de alerta de un potencial ataque cardiaco.

Las otras pruebas de imagenología que Agatston recomienda son una ecografía de la arteria carótida, que observa la placa en el vaso sanguíneo principal que conduce al cerebro. La placa en la arteria carótida es un signo de alto riesgo de sufrir un ataque cardiaco y accidente cerebrovascular.

Ambas pruebas son no ambulatorias y no invasivas, aunque el escáner de calcio expone al paciente al equivalente a varios meses de radiación ambiental normal.

Un amplio estudio financiado con fondos federales estadounidenses encontró que el calcio coronario resultó un mejor para medir el índice de eventos coronarios, como un infarto, que los tradicionales puntajes de riesgo de Framingham, que consideran la edad, el tabaquismo, la presión arterial, el colesterol total y el HDL o colesterol bueno.

Agatston cree que el escáneo de calcio coronario debe ser programado rutinariamente a partir de los 50 años, como una colonoscopia, o antes para las personas con antecedentes familiares de enfermedades del corazón.

En general, los cardiólogos utilizan el análisis de calcio sólo para los pacientes considerados en riesgo intermedio de enfermedades del corazón, determinado por mediciones tradicionales tales como el colesterol, la presión arterial, el estilo de vida y los antecedentes familiares.

Los pacientes de alto riesgo ya reciben un tratamiento agresivo, como medicamentos reductores de colesterol con estatinas, pero muchos médicos no piensan que los pacientes con bajo riesgo necesiten incurrir en el gasto o en la pequeña dosis de radiación que conlleva un escáner de calcio coronario.

“Hay un grupo grande en medio llamado de riesgo intermedio, que puede ser hasta un 50% de la población”, dice Erin Michos, una cardióloga del Centro Ciccarone para la Prevención de Enfermedades del Corazón en la Universidad Johns Hopkins.

Un buen candidato para un escáner de calcio coronario, dice, sería un hombre de 50 años de edad, con niveles de colesterol ligeramente elevados y un padre que tuvo un ataque al corazón.

“Quieres poner a este hombre de 50 años de edad, que tiene una historia familiar, en un medicamento de estatina con un gasto potencial (y) efectos secundarios durante las próximas cuatro décadas de su vida, o quieres refinar cuánto riesgo tiene?”, pregunta.

Un puntaje de calcio respondería a esa pregunta, dice ella.

Hay una tercera prueba importante: un análisis de sangre de 65 dólares que observa el LDL o colesterol malo de un paciente.

Las partículas de LDL vienen en diferentes tamaños, y los pacientes con una gran cantidad de pequeñas partículas de LDL son más propensos a desarrollar placa en los vasos sanguíneos, dice Agatston. Alternativamente, los pacientes con partículas grandes de LDL no tienden a acumular placa.

“Hay muchas ancianas de 80 años con colesterol alto que tienen los vasos absolutamente limpios. Tienen partículas muy grandes, y éstas no se meten en la pared del vaso”, dice Agatston.

Estas nuevas pruebas dan a los pacientes la oportunidad de hacer cambios en su dieta y estilo de vida que den grandes resultados, y presentan a los médicos una oportunidad de tratarlos con medicamentos.

“Uno de los secretos mejor guardados de la medicina en el país es que los médicos que practican la prevención agresiva realmente están viendo que los ataques cardiacos y accidentes cerebrovasculares desaparecen de sus prácticas. Es factible”, dice Agatston.

Ahora ve