A las personas narcisistas les interesa más la boda que la relación

El inminente divorcio de Kim Kardashian es un ejemplo del enfoque actual sobre el festejo y no sobre una relación a largo plazo
Kim Kardashian
Kin Kardashian  Kim Kardashian  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Ashley Strickland
(Reuters) -

Cuando Kim Kardashian anunció su compromiso con el jugador de basquetbol Kris Humphries, el alboroto público que provocó sólo rivalizó con el generado por la boda real en abril.

Este esperado suceso iba a ser la versión propia de la boda real de Estados Unidos, aunque solo fuera en términos de opulencia. Ahora, 72 días después, la relación terminó de manera igualmente pública: las fanfarrias de la boda han sido olvidadas y han sido sustituidas por la humillación pública.

Entre las celebridades, este tipo de enredo y colapso ocurre con frecuencia y ante la mirada del ojo público. Pero nuestras propias relaciones se dirigen a una caída similar debido a un factor común: el narcisismo, de acuerdo con la psicoterapeuta y consejera de divorcio Micki McWade.

Programas como Bridezillas y Say yes to the dress han alentado una fascinación cultural por las bodas, pero es nuestra decisión obsesionarnos con un suceso de un día. Aunque las parejas están esperando para casarse hasta los 20 y 30 años de edad, pueden precipitarse a comprometerse y planificar la boda, dice McWade.

"Todos tenemos un grado de narcisismo", dice McWade. "Puede ser provocado por un evento como éste, entonces las personas se vuelven muy retorcidas".

No todas las bodas se convierten en un circo narcisista, y no todas se tratan sólo de los gastos.

“La boda es, por un lado, una manera sana de hacer un compromiso público con el otro y reconocer que eres parte de una red de familiares y amigos que ayuda a nutrir la relación”, dice Stephen Fabick, un psicólogo que se especializa en la resolución de conflictos. “Pero por otra parte, se extiende como un cáncer, cuando la atención se enfoca en el espectáculo y no en la realidad de la relación a largo plazo”.

“Hoy en día, existe un énfasis mucho más materialista en la boda”, dice McWade. “Si las parejas están saliendo durante seis meses y luego se lanzan a planear esta gran boda, realmente no conocen a la persona con quien se casan”.

McWade se refiere a este apresuramiento como el "periodo de nube rosa", en el que las parejas no reconocen fallas en el otro durante el primer año de una relación. Pero a veces, la gran planificación de una boda costosa puede exponer las diferencias de una pareja respecto a la compatibilidad, valores o creencias.

“El énfasis actual es en gran medida en la boda y no en el matrimonio”, dijo. “Debido a que te vas a casar, la gente piensa que tienes derecho a la opulencia”.

Y cuando la boda se convierte en algo "mío" en lugar de algo "nuestro", o en "mi gran día" y no "nuestro gran día", ésa puede ser una señal de advertencia de que tal vez es mejor evitar esa unión.

Sobrevivir a la tarea de planear una boda juntos y finalmente, de vivir juntos durante años y años, significa ser capaz de apoyarse mutuamente en las decisiones básicas o en los momentos difíciles. Las parejas que han salido juntas menos de un año muchas veces ni siquiera pueden soportar pequeños conflictos o superar las diferencias, dice McWade.

Fabick cree que el estrés financiero de la planificación de una boda también puede causar fracturas en el futuro.

“Se vuelve algo alocado cuando tienes esta boda fastuosa, cuando podrías invertir el dinero en una casa o en algo que pudiera eliminar algo de estrés de la unión, y eso es parte del espectáculo”, dijo.

Después de sentarse con parejas durante un sinnúmero de reuniones con abogados, a medida que se enfrentan a la desilusión de un divorcio, McWade tiene algunos consejos para iniciar un matrimonio que funcione. Por ejemplo, ella no cree que la gente deba comprometerse antes de llevar un año de noviazgo.

“Debe conocer a esa persona durante un año y no simplemente quedar atrapado en las hormonas, ya que gran parte de la atracción es física, pero eso no significa que las personas sean capaces de vivir juntas durante el resto de sus vidas” dice. “Creo que el punto alto en la relación no termina antes de los dos años, pero el punto alto saldrá volando por la ventana si no están en la misma página”.

En segundo lugar, solo después de las adicciones, el narcisismo es el mayor asesino de relaciones, afirma Wade, y es un factor importante en muchos casos de divorcio que ha atestiguado.

Los narcisistas carecen de autoestima y viven en un mundo interno, uno en el que pueden atraer a otra persona y formar una relación porque pueden leer a los demás y manipularlos. Se convierte en una relación parasitaria, donde todo el cariño va al narcisista, dice McWade.

McWade cree que los estadounidenses están más predispuestos al narcisismo debido a la historia inventiva y de exploración de ese país. El narcisismo alimentó el impulso para el pensamiento independiente y la creación, pero a su vez “conquistó la cultura en algún grado”.

Los padres tienen una desafortunada tendencia a criar narcisistas, al obligar a sus hijos a convertirse en lo que sus padres quieren que sean para recibir amor; o cuando un hijo (después de todo, el 70% de los narcisistas son hombres) cree que es el foco central de una familia, de acuerdo con la investigación de McWade.

Una mayor tasa de divorcio y carencia de familias unidas también están causando un aumento en el narcisismo, dice Fabick.

Aunque ella sugiere un programa de 12 pasos para personas que enfrentan el divorcio en su libro Getting Up, Getting Over, Getting On: A Twelve-Step Guide to Divorce Recovery (Levantarse, superarlo y continuar: Una guía de 12 pasos para recuperarse del divorcio) los consejos se aplican también a relaciones que comienzan. Conocer y apreciarte a ti mismo permitirá una mejor relación en ambos sentidos, dice McWade.

"El mejor tipo de relación es aquella en la que las personas son realmente independientes por su cuenta, y luego se unen para compartir sus experiencias y amor por el otro", dijo. "Que tengan una vida plena en ambos lados y que las dos personas estén equilibradas en cada lado, y que sean capaces de mantener eso durante un año; eso es lo mejor".

Ahora ve