7 tips para convertir a los niños en trotamundos

Por: Elaine Ee

La variedad de amistades, puntos de vista e incluso alimentos, así como el respeto, facilitarán el desarrollo de 'dotes viajeras'

Los niños son el reflejo de los padres

1
Sin Pie de Foto
nina nino viaje maleta vacaciones  Sin Pie de Foto  (Foto: Getty Images)

Es un viejo dicho, pero todavía es válido: “No te preocupes si los niños no te escuchan, preocúpate porque siempre están observándote”.

Esto es particularmente evidente durante un viaje. Estar lejos de casa prueba la resistencia y de adaptación de los padres e hijos ante cosas nuevas y desconocidas.

En medio de la emoción y la novedad de las actividades de vacaciones, ¿un niño puede dormir plácidamente en una cama de hotel, comer los alimentos locales, lidiar con la falta de familiares y disfrutar de los diferentes paisajes, sonidos y aromas?

Si los padres son abiertos, amigables, y tratan de conocer algunas palabras del idioma local probablemente los hijos harán lo mismo.

Y la base para todo esto se establece mucho antes de que tu hijo se suba a su primer avión. Si es importante para ti formar a un buen viajero, a continuación presentamos algunos consejos para tener en cuenta.

1. Explora tu localidad

2
juego
kids play jugar nino sand playa  juego  (Foto: Getty Images)

Una gran parte de viajar consiste en descubrir tu destino.

Para que esto sea una fuente de diversión y asombro —y no de temor e incomodidad— adopta la misma actitud en tu hogar.

Date la oportunidad de explorar un barrio, un parque o simplemente calles interesantes con entusiasmo y confianza.

No te preocupes por perderte o por no encontrar lo que buscabas. Ve lo que hay a tu alrededor y celébralo por lo que es.

Puede ser divertido. Una vez, en un viaje junto con mi familia participamos en un rally o concurso de búsqueda con pistas en Singapur. Los equipos recorrieron toda la isla para buscar cosas realmente interesantes —como un espantapájaros en Kranji y una estatua en Kent Ridge Park— y a la hora que terminamos, los niños estaban asombrados con esta pequeña isla.

2. Lidiar con las variaciones de la rutina

3
nino
mom stress estres mama baby kid deficit atencion hiperactivo  nino  (Foto: )

La rutina es lo primero que rompemos cuando viajamos.

Los horarios para dormir y bañarse y todas las actividades cotidianas que dan previsibilidad a la vida de un niño se modifican.

Si mantienes la calma, es más probable que los niños puedan hacer lo mismo. Si tu rutina familiar se descarrila, deja que suceda. Permite que tus hijos vean que lo puedes manejar, y entonces ellos también lo podrán hacer.

Yo solía ser vecina de una pareja de alemanes en Singapur que tenían dos parejas de gemelos de dos y cuatro años.

No hace falta decir que las cosas siempre alocaban en su casa. Pero esto no podría haberle ocurrido a una pareja más agradable y tranquila. Después de verlos, aprendí que cuando mis hijos no duermen sus siestas o apenas se comen la cena no parecen ser cosas para hacer un alboroto.

3. Exponerlos a diferentes puntos de vista

4
hackeo
kid boy girl kids computer laptop hacker hack nino compu  hackeo  (Foto: )

Lo que ves, lees y consultas en internet constituye una gran parte de tu realidad.

Existe una gran cantidad de excelente contenido sobre viajes, culturas, deportes o sucesos en diferentes partes del mundo. Tu material de lectura, los programas de televisión y lo que ves en la computadora está lleno de lecciones de geografía.

Y si quieres hacer un mayor esfuerzo, compra y llena tu casa de libros y juguetes para niños que promuevan una buena mentalidad para viajar. Prueba www.goodlittletraveler.com, una tienda en línea y fuente de información para viajes familiares.

Está un poco centrada en lo estadounidense, pero es lo suficientemente amplia y útil para todos.

4. Tratar al personal de servicio con respeto

5
menu nino infantil
fastfood 5  menu nino infantil  (Foto: Getty Images)

Cuando viajas, tendrás interacción constante con el personal de servicio.

Algunos serán brillantes, otros no tendrán remedio. Algunos te entenderán a la perfección, otros no podrán hablar contigo más que unas pocas palabras en tu idioma.

Puedes tratarlos de manera firme, pero educadamente. Así obtendrás mejores resultados que cuando eres grosero e impaciente, una lección muy valiosa para cualquier persona.

Enséñale a tus hijos la forma de pedir las cosas. Si algo sale mal, cómo decirlo correctamente, y si sale muy bien, cómo mostrar agradecimiento.

5. Probar comidas nuevas y diferentes

6
pulpo
comida-pulpo-alimentos  pulpo  (Foto: Especial)

Salir de viaje sin los alimentos conocidos puede ser un gran reto. Pero no será nada mayor si ya están acostumbrados a que mamá o papá experimenten con una variedad de platillos y los sirvan a la hora de la cena, o que lleven a la familia a diferentes tipos de restaurantes.

Así que no te vayas por el camino fácil al optar por comida rápida, experimenta poco a poco. Prueba con comida internacional, y lentamente incluye cocinas más exóticas. Integra un juego de preguntas de conocimiento general del país de procedencia de la comida para hacer más interactiva la experiencia.

Pero ten cuidado con los condimentos.

Una vez, le di a probar a mi hijo pequeño un pad thai (un platillo tailandés), lo rocié con lo que pensé que era azúcar. Resultó que era chile, lo descubrí al ver la expresión de horror en la cara del pobre niño al poner los fideos en su boca.

6. Tener un círculo social diverso

7
EU - niños - bandera
EU - niños - bandera  EU - niños - bandera  (Foto: )

Cuando te ven socializar con amigos de diferentes países y culturas, por arte de magia el mundo se abre para tus hijos.

Normalmente vemos a los extranjeros como gente con potencial para relacionarnos, intercambiar opiniones, historias, y para visitarlos en su país algún día.

Nunca es demasiado tarde para cultivar en los niños una mentalidad multicultural. (Y Singapur es un gran lugar para esto. Somos un crisol de nacionalidades tan grande que ya no puedes asumir que sabes de dónde proviene la gente).

7. Viajar

8
Sin Pie de Foto
Getty- niño en avión  Sin Pie de Foto  (Foto: )

En definitiva, la mejor manera para educar a los buenos viajeros es llevarlos de viaje.

Nada es mejor que la experiencia. Así que planea tu viaje, empaca tus maletas y sigue haciéndolo.

Como dice otro dicho: “Dos de los regalos más grandes que puedes darle a tus hijos son las raíces, y las alas”.

Nota del editor: Consulta más historias de Asia y el mundo en CNNGo.