Las caídas y golpes en la cabeza pueden retrasar el desarrollo de un niño

Un estudio concluyó que los niños que sufren traumatismos severos a temprana edad pueden presentar estos problemas en el futuro
berrinches
niños 7  berrinches  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Caitlin Hagan
(Reuters) -

Los niños que tienen lesiones cerebrales traumáticas severas a una edad temprana pueden presentar problemas de desarrollo cognitivo y capacidad intelectual a largo plazo a medida que crecen, según dos estudios pequeños publicados en la revista Pediatrics.

El primer estudio comparó las funciones sociales, intelectuales y de comportamiento de 53 niños que habían sufrido una lesión cerebral traumática (TBI, por sus siglas en inglés) antes de los tres años (la mayoría fueron resultado de caídas), contra 27 niños de la misma edad que nunca habían sufrido una lesión cerebral traumática.

Los autores afirman que mientras que una TBI grave causaba una disminución en la función intelectual, la situación socioeconómica de la familia del niño parecía jugar un rol clave en la predicción del desarrollo intelectual del niño. Los autores no pueden explicar completamente la razón, pero sugieren que un nivel socioeconómico bajo, niveles altos de estrés en los padres tenían afectan la recuperación del menor.

El estudio también encontró que las lesiones leves, menos traumáticas, similares a las producidas comúnmente por caídas cortas, no tuvieron ningún efecto negativo en ninguna de las funciones del niño.

El segundo estudio prospectivo, que se realizó en el mismo hospital infantil en Australia, analizó a 40 niños que habían pasado por una lesión cerebral traumática en algún momento entre los dos y siete años de edad.

Durante el segundo estudio las lesiones fueron provocadas por vehículos de motor y accidentes en cruces peatonales y, por tanto, los niños tenían lesiones cerebrales traumáticas más graves. Los investigadores examinaron a los niños inmediatamente después de la lesión, y en un periodo de 12, 30 meses, y 10 años.

Los niños que habían pasado por una lesión traumática leve se recuperaron bien y no registraron un déficit dramático en su capacidad intelectual, de manera similar a lo observado en el primer estudio. Los investigadores también encontraron que los niños con una lesión cerebral traumática severa tenían problemas con su desarrollo intelectual, conductual y social. Más específicamente, los niños con lesiones cerebrales traumáticas severas parecían rezagarse ante sus compañeros en el desarrollo intelectual más de tres años después de su lesión.

“Algunos de los niños con TBI severo se desempeñaban bien” después de la lesión, dice el médico Harvey S. Levin, del Departamento de Medicina Física y Rehabilitación del Baylor College of Medicine, quien escribió el comentario adjunto y no participó en ninguno de los dos estudios.

“Existe un crecimiento intelectual con la edad, así que no es que estos niños no sigan mostrando desarrollo intelectual, sino que hay un retraso”.

Levin dice que ambos estudios desafían antiguas creencias de la comunidad médica sbre que los niños pequeños no son tan vulnerables a los efectos negativos de la lesión cerebral traumática. Por el contrario, factores como la gravedad de la lesión cerebral traumática y la cantidad de trauma asociado con la lesión podrían tener más peso al determinar la cantidad de déficit puede experimentar un niño.

Los niños están en alto riesgo de lesión cerebral traumática debido a su propensión a caer. Los bebés y los niños todavía están desarrollando su sentido del equilibrio, por lo que muchas veces se caen. La mayoría de las caídas no causan nada tan grave como una lesión cerebral traumática, pero estar cerca de escaleras o muebles con bordes duros, o subir una pendiente, podría aumentar las posibilidades de que esto ocurra.

Ahora ve