Una dieta alta en moras podría retrasar la pérdida de memoria

Los antioxidantes en esta fruta ayudan a preservar el cerebro del deterioro natural causado por la edad y factores genéticos y ambientales
Zarzamoras
Zarzamoras  Zarzamoras  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Elizabeth Landau
(Reuters) -

A medida que aumenta la cantidad de personas con la enfermedad de Alzheimer, los investigadores buscan nuevas maneras de evitar la pérdida de memoria, mediante la ingesta de nutrientes en los alimentos que, de cualquier modo, debemos comer a menudo.

Hasta ahora nada ha demostrado su completa efectividad, pero no hace daño ingerir alimentos saludables.

El objeto de estudio más reciente son frutos rojos, como la fresa, la mora azul, las zarzamoras, frambuesas y arándanos.

Un estudio practicado en más de 16,000 mujeres mayores de 70 años sugiere que hay una relación entre los frutos rojos y los problemas de memoria. En específico, las mujeres que ingieren más frutos rojos a la semana muestran síntomas de pérdida de memoria aproximadamente 2.5 años después.

No hay razón para pensar que el resultado sería distinto en los hombres, dijo la autora jefe del estudio, Elizabeth Devore, investigadora del Laboratorio Channing en el Hospital Brigham and Women's, en Boston.

Cabe resaltar que esta investigación, publicada en Annals of Neurology, recibió apoyo de la California Strawberry Commission (Comisión de Fresas de California), lo cual podría representar un conflicto de interés. El análisis de la información, la redacción y los resultados se hicieron de manera totalmente independiente del patrocinador, dice Devore, y no estuvieron relacionados con el concepto del estudio.

Se solicitó a las participantes que proporcionaran información acerca del consumo de alimentos cada dos años entre 1995 y 2001. Los investigadores descubrieron que las mujeres que comían al menos media taza de arándanos a la semana o media taza de fresas mostraban grandes beneficios.

“Yo recomendaría que tanto hombres como mujeres comieran más moras”, dijo Devore.

Aquí está la razón por la que son benéficos: las mitocondrias son generadores de energía de las células cerebrales y también se cree que producen sustancias tóxicas para el cerebro que ocasionan el Alzheimer. Estos componentes tóxicos son conocidos como “radicales libres”, los cuales dañan las células del cerebro e impiden el proceso celular. Los frutos rojos son ricos en flavonoides que actúan como antioxidantes, interactuando con los radicales libres antes de que causen daño.

Pero hay que leer los resultados de este estudio con cuidado, advierte el neurólogo William Hu, profesor adjunto de Neurología en la Facultad de Medicina de la Universidad Emory. Los autores no controlaron la dieta de las participantes y la información de la ingesta de moras se basa en la información que ellas proporcionaron.

Además, es difícil traducir directamente el efecto de los frutos rojos en el deterioro cognitivo, cuando hay otros factores que podrían contribuir también a prevenirlo. Los frutos rojos en sí podrían tener una participación más modesta en este sentido.

Hu también señaló que los autores del estudio no controlaron la presencia de una variante genética, llamada ApoE4, que predispone a las personas al desarrollo del Alzheimer. Devore afirma que su equipo no consideró las variantes genéticas porque éstas no estarían relacionadas con la ingesta de moras.

Y un estudio separado que analizaba a un grupo de mujeres en el Nurses' Health Study descubrió que la frecuencia del gen asociado al Alzheimer era similar a la que se ha reportado en mujeres caucásicas en otros estudios más amplios.

De acuerdo con estudios previos, hacer ejercicio, resolver rompecabezas y otras actividades que estimulan la mente, tener una red de apoyo social y llevar una dieta saludable y balanceada son factores que contribuyen a evitar el deterioro cognitivo de la edad.

“No creo que ninguno de estos factores sea la bala de plata”, dice Hu.

De cualquier modo, esto tampoco significa que deban dejar de comer frutos rojos. Hu y su esposa comen fresas todas las noches.

Ahora ve