La revista 'Seventeen' promete no modificar digitalmente sus imágenes

La publicación respondió una petición y dijo que no alterará el cuerpo o cara de sus modelos, una práctica que asegura nunca ha hecho
revista seventeen  revista seventeen
Greg Botelho
Autor: Greg Botelho
(Reuters) -

Cuando las adolescentes lean la revista Seventeen, estarán obteniendo la perspectiva completa; sin peros ni pretextos o imágenes de traseros alteradas con Photoshop.

Esa es la promesa que el equipo de la revista hizo en su última edición, después de que una adolescente de 14 años de Maine, Estados Unidos, pidió combatir la práctica de alterar fotografías y seleccionar modelos cuya apariencia le da a las adolescentes una perspectiva poco realista sobre la belleza.

“Nos comprometemos a… nunca cambiar el cuerpo de una chica o la forma de su rostro. (Nunca lo hemos hecho, ni lo haremos)”, señaló la revista como parte de su Beauty Peace Treaty (Tratado de Paz Corporal) de la edición de agosto, de la cual CNN obtuvo una copia este jueves.

El tratado y nota adjunta de la editora en jefe, Ann Shoket promete que Seventeen “celebrará todo tipo de belleza” y mostrará a “chicas y modelos reales que están saludables”, lo que, la revista asegura, siempre ha hecho.

Pero las más de 84,000 personas que firmaron una petición en Change.org, comenzada por la adolescente Julia Bluhm, claramente creían que Seventeen y otras publicaciones no siempre presentan la verdad completa y sin adornos.

“Esas ‘mujeres bellas’ que vemos en las revistas son falsas”, según la petición, que abogaba por  “un despliegue de fotografías sin alterar por mes (...) A menudo son modificadas con Photoshop, retocadas, editadas para verse más delgadas y parecer que tienen la piel perfecta. Una chica que ves en la revista probablemente se verá muy diferente en la vida real”.

Retocar fotografías no es nada nuevo; especialmente en revistas y, cada vez más en internet. Adobe Photoshop y otros programas de manipulación de imágenes digitales son ampliamente empleados por profesionales y usuarios.

La petición afirma que difundir estas imágenes alteradas a adolescentes impresionables puede suponer un peligro real, ayudando a generar una cultura que promociona la belleza irreal y contribuye a trastornos alimenticios, dietas extremas, depresión y más.

“Sé cómo afecta a las chicas … a mis amigas”, dijo Julia a CNN en mayo, poco después de reunirse con Shoket y presentarle las firmas. “A veces no nos damos cuenta cuando sólo estamos viendo la revista y divirtiéndonos. Puede bajar la autoestima”.

Pero no todas las adolescentes piensan que retocar las fotografías es un problema.

Alexis Jones, de Alpharetta, Georgia, Estados Unidos, dijo este jueves que se preocuparía si las revistas retrataran a jóvenes con sobrepeso o acné como hermosas, algunas niñas podrían pensar que está bien vivir un estilo de vida que no es saludable. De hecho, ella siente que hacer que los cuerpos de las modelos sean más delgados y su piel más limpia puede servir como motivación positiva para que las personas se cuiden más.

“Algunas personas utilizan esa imagen ideal como motivación para ponerse en forma, comer saludable, mientras que otras la utilizan como un apoyo”, dijo la adolescente de 18 años, una estudiante que recientemente ingresó a la Universidad Estatal de Georgia en Estados Unidos. “Sólo tienes que tener la mente fuerte”.

Además de volver “más público” su compromiso, Seventeen afirmó que en su más reciente edición tendrá alianza con la Asociación Nacional de Trastornos Alimenticios y la Comisión para Imágenes Positivas de Mujeres y Niñas (ambas organizaciones de Estados Unidos).

El tratado de la revista también promete que será “totalmente honesta con lo que pasa en nuestras sesiones fotográficas” y entiende que “a pesar de la talla de ropa, ser saludable se trata de honrar nuestra figura natural”.

“Nos comprometemos a… darte la confianza para caminar en cualquier habitación y adueñarte de ella. Dile adiós a las molestas inseguridades sobre que no eres lo suficientemente buena o lo suficientemente bella”.

Incluso mientras realizaba otra petición instando a la revista Teen Vogue a hacer el mismo compromiso público, Julia celebró las propuestas hechas por Seventeen.

“¡Seventeen escuchó!”, dijo en una actualización de su petición en línea. “¡Dicen que no utilizarán Photoshop para alterar digitalmente a sus modelos! Esta es una gran victoria, y estoy increíblemente feliz”.

La revista dijo que continuará haciendo pequeños cambios a las fotografías, como borrar un cabello suelto o cambiar los colores del fondo, perio insiste que no hará grandes cambios al cuerpo o rostro de las personas.

Sin embargo, al no tomar ninguna responsabilidad por haber presentado nada mas que belleza “auténtica” en el pasado, la revista “realmente no hace frente a las críticas” de muchos que no siempre han vivido bajo esas reglas, dijo la exmodelo Jenna Sauers.

Seventeen esencialmente dice que nunca ha tenido problemas con la forma en la que modifica con Photoshop… a celebridades y modelos, pero que, sólo para prevenir inconformidades, continuará sin alterar los cuerpos de las personas fotografiadas”, dijo Sauers, una colaboradora de la revista en línea,  Jezebel.com, enfocada en las mujeres y  basada en comentarios. “Parece que las 84,000 personas que firmaron esa petición parecen tener la opinión de que había algunos problemas”.

Sauers dijo que las herramientas de edición de fotografía han “hecho que sea increíblemente fácil alterar todo tipo de cosas sobre la imagen incluyendo la figura del cuerpo, tamaño, color de piel, tono de piel, borrar arrugas. Y a veces los efectos son francamente espeluznantes”.

La práctica es ampliamente utilizada, y aceptada, en la industria de la moda y las revistas; tanto que muchas personas ahora casi asumen que la mayoría de las imágenes de cualquier persona hermosa es de alguna manera manipulada, dijo Sauers a CNN.

Nos hemos acostumbrado a la idea en los últimos 10 años más o menos de que cada una de las imágenes que vemos en una revista, particularmente en las revistas de mujeres, va a ser una versión alterada, hiperreal, idealizada de cómo una persona se ve en verdad”, dijo.

“Para las chicas jóvenes, no es una cultura visual saludable en la cual crecer”.

La publicista de celebridades que reside en Nueva York, Marvet Britto, dijo en Evening Express de HLN que los editores de revistas generalmente “no están vendiendo la realidad, están vendiendo el lugar donde los clientes desean estar”. 

“Por mucho que nos gustaría pensar que los medios deberían mostrar un conjunto más diverso del público estadounidense a las jóvenes, eso simplemente no va a pasar”, dijo Britto, afirmando que encontrarás “casi el mismo tipo de individuos” en las portadas de revistas como Seventeen.

Emma Stydahar, una activista adolescente afiliada con Spark, un movimiento dedicado a terminar con “la sexualización de las mujeres y niñas en los medios” para la cual Bluhm ha blogueado, reconoce en HLN que las imágenes alteradas son extensas y que afectan negativamente a las niñas.

Aun así, expresó emoción sobre la reciente declaración pública de Seventeen y la anticipación de que hará que otros editores sigan su ejemplo. Y si no lo hace, prometió que las mujeres jóvenes como ella y Julia Bluhme seguirán presionando para lograr cambios.

“Definitivamente veo eso en el futuro”, dijo Stydahar. “Sé que, personalmente yo y mis compañeros de trabajo en Spark no cambiarán hasta que la capitalización de la imagen de las jóvenes se detenga”.

¿Qué piensas sobre le edición excesiva en las fotografías comerciales? ¿Ha tenido un efecto en ti?

Melissa Abbey de CNN contribuyó con este reporte.

Ahora ve
Los jóvenes están durmiendo menos y estas son las razones
No te pierdas
×