Siete lecciones de Milka Duno, la automovilista que sueña con la NASCAR

La exmodelo venezolana está dispuesta a ser la primera mujer latina en conquistar la mayor competencia de automovilismo
Felicia Taylor
Autor: Felicia Taylor
(Reuters) -

Convertirse en una piloto de carreras nunca fue la intención de Milka Duno, aunque sus padres tuvieron una pista, cuando, a los 12 años, tomó el Chevrolet de su madre para dar un paseo.

La exmodelo nacida en Venezuela llegó tarde a las carreras, a la edad de 24, y desde ese entonces, se ha vuelto una de las pilotos más versátiles y prolíficas, corriendo en todo el mundo a velocidades que a menudo exceden los 300 kilómetros por hora.

En un deporte dominado por los hombres, tiene más de 100 carreras y ocho victorias grandes a su nombre, incluyendo una victoria total en la carrera de velocidad del Miami Grand Prix en 2004 y un segundo lugar en la carrera de resistencia de 24 horas de Daytona en 2007. El automovilismo de velocidad es un término utilizado para describir carreras de autos que se llevan cabo en pistas asfaltadas construidas para este propósito.

Ahora, Duno está decidida a convertirse en la primera mujer latina en competir en NASCAR, la mayor serie de carreras de automóviles estándar (personalizados para correr) de Estados Unidos. Con los patrocinadores dispuestos, dice que competirá en la serie Nationwide de NASCAR este año. 

Hay algunos deportes profesionales de las grandes ligas donde los hombres y mujeres compiten directamente, y el automovilismo es costoso, competitivo y potencialmente mortal.

Duno ya se ha roto una costilla y un diente esta temporada, después de un golpe en el costado con otro automóvil a máxima velocidad en una carrera de del Club de Automovilismo de América (ARCA, por sus siglas en inglés) en el Salem Speedway en Indiana, Estados Unidos. Pero, dice a CNN, “me gusta el reto difícil. Todo lo que sea difícil de obtener; me gusta eso”.

Duno ha manejado una variedad de automóviles durante su carrera y constantemente ha tenido que perfeccionar nuevas habilidades, pero su amor por aprender es abundante.

Es una exingeniera naval, tiene maestrías en Desarrollo Organizacional, Arquitectura Naval, Acuicultura y Negocios Marítimos, y actualmente está aprendiendo a pilotear lanchas de motor y helicópteros.

Aquí comparte con CNN las lecciones de vida que el automovilismo le ha enseñado.

1. Olvida la competencia y enfócate en tu objetivo…

Hay otros 42 automóviles que también quieren ganar la carrera, y tienen más experiencia que yo, pero no importa. Haz todo con determinación y pasión. Cuando tienes claro lo que quieres, tienes una alta probabilidad de ser exitoso.

2. Ten confianza en tu equipo; ten confianza en ti mismo…

Ya sea que seas un automovilista de carreras; trabajes como ingeniero o en una oficina, tienes que ver lo que quieres, y creer que puedes hacerlo. Tienes que tener confianza en tu equipo, y si estás trabajando solo, debes confiar en ti mismo. Si tienes esto en mente, puedes obtener lo que quieras en cualquier área.

3. Trabaja tan duro como sea necesario…

Hice cuatro maestrías; tres simultáneamente. Estuve en dos universidades al mismo tiempo. Empecé dos (maestrías durante el día) y luego una en la noche. Era una locura con todos los libros en la mesa, a veces lloraba y decía, ‘¿cómo puedo terminar esto?’.

Acababa por calmarme y comenzaba a hacer las cosas poco a poco, ese era mi enfoque: toda mi energía estaba dedicada a mi educación en ese momento.

4. El éxito depende de muchos factores…

No sólo es gasolina y frenos como muchas personas piensan. Tienes que saber mucho sobre el automóvil, revisar la computadora para ver la información más reciente, dar la información correcta al ingeniero para que pueda hacer los ajustes correctos. Al final, necesitas muchas cosas funcionando bien para ganar la carrera.

5. El género no importa; el éxito sí…

No importa si eres una mujer o un hombre. Lo importante es tu habilidad, tu inteligencia y tu determinación; cuán fuerte eres. En las carreras, tienes que manejar el mismo automóvil rápido, tienes que ser tan bueno como los otros. Cuando te pones el casco, no importa si eres mujer u hombre: tu misión es competir para ganar.

6. Habla con tus superiores lo más que puedas…

Todo el tiempo, estoy hablando (con el director del equipo), porque es la única forma para aprender; de personas que tienen más experiencia que tú.

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

7. Pequeñas mejoras pueden equivaler a grandes victorias…

Siempre quiero un automóvil más rápido. Siempre, estamos buscando más y más. Toda la práctica… es sólo para encontrar una décima de segundo.

Ahora ve
Asamblea Constituyente disuelve a la Asamblea Nacional en Venezuela
No te pierdas
×