La triada para conseguir la felicidad en el trabajo

Todos deseamos ser más productivos y felices en nuestro empleo pero, ¿cómo podemos lograrlo?
relacion
laboral trabajo companero productividad  relacion  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Amanda Enayati
(Reuters) -

Imagina tres cosas que podrían hacerte más feliz y productivo en la oficina.

Apuesto a que las mesas más grandes en la cafetería no está en esa lista.

Pero eso y otros detalles pequeños, pero concretos, como traslapar los horarios de comida y mover las mesas de café, podrían mejorar la moral del lugar de trabajo y aumentar la productividad en hasta un 25%, según Ben Waber, investigador y director ejecutivo de Sociometric Solutions, una empresa de consultoría administrativa.

“Si llegas a una empresa y les dices que vas a aumentar su productividad en un 25%, lo que piensan es que deberán reorganizar completamente”, dijo Waber la semana pasada durante el Festival de Ideas de Aspen.

Pero una reorganización total no es necesaria, según los resultados de la investigación de Waber, la cual inició en 2006, mientras estudiaba un doctorado en el Laboratorio de Dinámica Humana en el Instituto de Tecnología de Massachussetts (MIT, por sus siglas en inglés).

Los científicos del MIT consideran que la tecnología podría mejorar la experiencia humana. Aunque Waber fundó su empresa en 2011, continúa su investigación en el MIT y Harvard.

Waber y su equipo utilizan un método al que llaman ‘minería de la realidad’ para obtener datos y descubrimientos sobre la productividad y la satisfacción laboral.

La minería de la realidad podría parecer algo más de ciencia ficción que un hecho, pero con cada llamada del celular, cada correo electrónico, con nuestras credenciales de identificación del trabajo, dejamos constantes rastros de información sobre nosotros mismos.

Con el análisis de la información derivada de las tarjetas de identificación especialmente diseñadas con sensores sociales que recolectan datos cuantitativos del comportamiento humano, Waber comenzó a dibujar un patrón para ayudar a predecir los resultados de distintos escenarios.

Sus primeros experimentos incluían observar sesiones de citas rápidas y presentaciones de inversión ante capitalistas de riesgo. “Con nuestros estudios encontramos que teníamos un increíble poder de predicción”, dijo Waber. “En el experimento de las citas rápidas, con tan sólo 5 minutos de datos podíamos predecir con un 85% de precisión si las personas iban a salir en una cita”.

Waber combinó los datos de las tarjetas de identificación que tenían sensores sociales con otras fuentes de información (correos electrónicos, patrones de mensajes instantáneos, llamadas telefónicas e información de juntas) y seleccionó la información que se relaciona con el desempeño y satisfacción laboral y con cómo se comunica y colabora entre sí la gente. Entonces comenzó a hacer pruebas con esas características en docenas de empresas de diferentes industrias.

“Eventualmente encontramos las mismas tendencias recurrentes, lo que hacía altamente improbable que nuestros hallazgos se trataran de una coincidencia”.

La investigación de Waber reveló que la clave para una transformación en el lugar de trabajo son las ‘palancas sociales’; pequeños cambios a los que la gente responde de forma dramática. Si actúas sobre estas palancas sociales de la manera adecuada, obtienes grandes resultados.

¿Cuáles son algunas de las palancas sociales importantes?

1. Tus relaciones

Contar con un grupo unido con el que puedas expresar tus sentimientos es una de las más importantes, dice Waber. Resulta evidente a lo largo de las empresas y las culturas. Un grupo unido permite a los empleados desahogarse y tener apoyo. También les permite intercambiar información compleja y consejos.

El tamaño de tu red social también es importante. En uno de los proyectos, Waber y su equipo observaron a los trabajadores en un comedor que tenía mesas de diferentes tamaños; algunas eran para cuatro personas, mientras que otras tenían 10 o 12 asientos.

“Notamos que las personas que se sentaban en las mesas más grandes tenían un mejor desempeño”, anotó Waber. Esto se debe a que contaban con una red de apoyo más grande en la que podían apoyarse. En el curso de la semana observaron a la misma gente una y otra vez. Consecuentemente, sabían en qué estaban trabajando sus colegas y podían acudir a ellos en caso de tener algún problema. Por otro lado, los empleados que se sentaban en las mesas más pequeñas tenían una red social reducida y menos oportunidad de interactuar.

La diversidad en la red social también es relevante, según descubrió el equipo. Waber encontró que la gente tiende a pasar el tiempo con quienes consideran similares. “Ya sea que se trate de género, raza o la escuela a la que fuiste, hay muchas maneras diferentes en la que nos agrupamos”.

Pero es importante salirte de tu zona de confort, expandir tu red social y conectarte con grupos más amplios. Lo que hace que la gente sea más innovadora y productiva es contar con diferentes conexiones en una gran variedad de grupos sociales, según se concluyó en este estudio. Si todos tus amigos son iguales y tienen las mismas opiniones, preferencias y hábitos, no tendrás mucha oportunidad de encontrar fuentes de nuevas ideas.

Diversifícate y charla con gente de grupos a los que normalmente no te acercarías, recomienda Waber. No tiene que ser a través de un mecanismo formal. “Podría ser al toparte con gente en la máquina de café. Simplemente estar ahí y platicar te dará nuevas perspectivas. Nuestra investigación demuestra que los encuentros casuales hacen que las personas sean más efectivas”.

Waber recomienda que tomes un tiempo durante el día para caminar por ahí, ver y saludar a la gente. Los trabajadores que son físicamente más activos están más emocionados, emotivos y comprometidos con su trabajo. Esto aumenta los niveles de energía y hace que la gente sea más productiva y feliz, dice.

2. Las instalaciones

El ambiente físico también es una importante palanca social. Waber ha visto que las empresas frecuentemente no piensan estratégicamente acerca de la interacción de las personas.

“Si estás atrapado en una oficina lejos de toda la gente con la que trabajas, es poco probable que vayas a hablar con alguien más”. Tu localización puede afectar la moral y la productividad, por ejemplo en una oficina donde todos trabajan a puerta cerrada. Necesitas tener a los grupos indicados topándose unos con otros e interactuando entre sí.

3. Tu bandeja de entrada

Otra palanca social: ¡Reduce el número de correos electrónicos!

Mientras más e-mails tengas, menos efectivo serás”, dice Waber. “La gente piensa que estar frente a la computadora es igual a estar cara a cara con alguien. Esa es una falacia”.

Los correos electrónicos y los mensajes instantáneos no son universalmente malos, dice, pero si dependemos demasiado de ellos y no nos tomamos el tiempo para interactuar con las personas a nivel personal, al final pagaremos el precio.

Hay una creencia muy arraigada de que para ser productivos debemos estar encadenados al escritorio con la vista en la pantalla.

Pero la investigación de Waber difiere de esta creencia.

Resulta que el secreto de la efectividad y la felicidad en el trabajo podrían ser simplemente la comunicación, la amistad y la interacción social.

Quién lo hubiera imaginado.

¿Qué te haría ser más feliz en tu trabajo? ¿Eres más productivo cuando hay mucha gente a tu alrededor o cuando estás solo? Compártenos tu opinión.

Ahora ve