Un ritual de circuncisión, bajo la mira por riesgo de infección de herpes

La práctica es investigada; pudo haber sido la causa de muerte de dos niños y haber provocado la infección de otros 11 recién nacidos
Probeta  Probeta
Autor: Pauline Kim
(Reuters) -

Un controversial ritual de circuncisión judío está bajo la mira después de que presuntamente causó la muerte de dos niños y expuso potencialmente a miles más al riesgo de infección por herpes.

Los funcionarios de Salud de la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, están impulsando una regulación que requeriría que los padres firmen un documento de consentimiento antes de que participen en un ritual de circuncisión llamado metzitzah b’peh, normalmente practicado por judíos ultraortodoxos. El ritual potencialmente supone un riesgo fatal para los recién nacidos, según el Departamento de Salud e Higiene Mental de Nueva York.

La legislación fue propuesta en la reunión del Consejo de Salud el mes pasado por el médico Jay K. Varma, comisionado de control de enfermedades para el Departamento de Salud de Nueva York, después de que 11 niños contrajeran herpes neonatal entre noviembre de 2000 y diciembre de 2011, después del ritual de circuncisión. Dos de los niños murieron.

Los judíos regularmente practican la circuncisión como parte de su religión, pero la mayoría de los judíos ultraortodoxos practican el metizitzah b’peh, durante el cual el mohel, o la persona que está llevando a cabo el procedimiento, extrae oralmente la sangre del pene recientemente circuncidado del niño.

Las cifras reportadas salieron a la luz mientras el Departamento de Salud de la ciudad lanzó una investigación después de que las muertes de los niños fueran reportadas en Nueva York, la más reciente en septiembre en Brooklyn.

El Departamento de Salud reportó el mes pasado que un estimado de 20,493 niños en Nueva York fueron expuestos a succión oral directa. Los bebés varones que presuntamente fueron circuncidados “con succión orogenital confirmada o probable” entre abril de 2006 y diciembre de 2011 tuvieron un riesgo estimado de contraer la infección de herpes neonatal (HSV-1) en un 24.4 por cada 100,000 casos, haciendo al riesgo 3.4 veces mayor que el de aquellos infantes que no tuvieron succión oral directa, según los descubrimientos del departamento de salud.

En un comunicado advirtiendo a los padres de Nueva York que se abstengan de la succión oral-genital directa durante la circuncisión, el comisionado de Salud de Nueva York, el médico Thomas Farley, dijo “no existe una forma segura de realizar la succión oral en cualquier herida abierta en un recién nacido".

“Los padres que consideran el ritual de circuncisión necesitan saber que la circuncisión sólo debe ser realizada bajo condiciones estériles, como cualquier otro procedimiento que genera heridas abiertas, ya sea por un mohelim o profesionales médicos”.

Los reportes de infecciones de herpes en niños y muertes no son nuevos.

En noviembre de 2004, el Departamento de Salud reportó que gemelos varones contrajeron herpes neonatal después del ritual de circuncisión, uno de ellos murió.

El vocero Jerry Schmetter de la oficina de la Procuraduría de Defensa de Brooklyn dijo que una investigación penal con relación a un rabino que estaba ligado a los casos de herpes en niños, “todavía estaba en curso”.

En el caso de la muerte de un niño en Brooklyn en septiembre, los padres del bebé se negaron a decirle a las autoridades quién realizó el ritual.

Las Organizaciones Unidas Judías de Williamsburg en Brooklyn no pudieron ser contactadas para emitir comentarios.

Un recordatorio de sus creencias

Jeffrey Mazlin, un mohel certificado y médico en Nueva York quien normalmente practica procedimientos de circuncisión, dijo “sólo los más ortodoxos, los mohels más tradicionales” realizan el metzitzah b’peh.

“[Los judíos ortodoxos] lo ven en términos de religión, siendo más importantes que el individuo, mientras que alguien más liberal se asegurará que los derechos del individuo se cuiden”, dijo.

Pero el ritual no sólo es una defensa de la tradición judía, sino también un firme recordatorio de sus creencias.

“Debido a que la sangre es el elemento que da vida, ellos creen que debe ser parte del procedimiento completo”, dijo Mazlin.

La poca sangre que se extrae del pene circuncidado es usualmente removida bajo procedimientos regulares, dijo.

“No hay beneficios médicos conocidos por chupar [la sangre]”, dijo.

El rabino Moshe Tendler, profesor de Leyes Talmúdicas y Bioética en la Universidad Yeshiva en Estados Unidos, descartó cualquier defensa de la práctica, llamándola “un disparate primitivo”.

“[El ritual] no tiene nada que ver con la religión. Son sólo sus costumbres. Pero se las han arreglado para convencer a la ciudad de que es una violación de sus libertades religiosas”.

Tendler señala que hay una alternativa al metzitzah b’peh en la cual el mohel no utiliza su boca directamente, sino que usa un tubo de vidrio esterilizado o pipeta para succionar la sangre de la herida, que varios judíos ortodoxos modernos han comenzado a incorporar durante sus rituales de circuncisión.

La tradición judía de los rituales de circuncisión se origina de la Escritura, en la que Dios le dice a Abraham que todos los hombres deben ser circuncidados ocho días después de su nacimiento.

“Hace miles de años, no sabían que podían obtener una infección al chupar la sangre. Así que no estaban preocupados”, dijo el profesor Arthur Hyman de la Universidad Yeshiva.

El médico Daniel S. Berman, un especialista en enfermedades infecciosas, ha defendido la práctica, argumentando en un artículo publicado en la revista judía Dialogue se concluye que todavía no hay evidencia de que el metzitzah b’peh causó directamente cualquiera de las infecciones reportadas de herpes en niños.

Berman incluso atribuye el prejuicio racial en el gobierno de Nueva York como la razón detrás del mandato propuesto para la exención de consentimiento de los padres.

La opinión de Berman parece no ser representativa de la comunidad médica en general. Berman no pudo ser contactado por CNN para emitir comentarios el viernes.

El Consejo de Relaciones de la Comunidad Judía de Nueva York no pudo ser contactado para emitir comentarios.

La semana pasada, un tribunal en Alemania prohibió la circuncisión en niños con la excepción de propósitos médicos.

El fallo se produjo después del caso de una pareja musulmana cuyo hijo de cuatro años fue hospitalizado después de un procedimiento de circuncisión.

El Departamento de Salud estará aceptando comentarios públicos sobre la regulación propuesta hasta una audiencia pública el 23 de julio. En la audiencia, habrá un foro público donde el consejo considerará todos los comentarios y hará una votación final el 13 de septiembre.

Ahora ve
Una neblina tóxica y gruesa cubre el cielo de Nueva Delhi
No te pierdas
×