Los perros en el trabajo, una opción para reducir el estrés en el ambiente

Los canes fomentan las relaciones entre empleados, mejoran la productividad y disminuyen la tensión en momentos difíciles
Rose Hoare
Autor: Rose Hoare
(Reuters) -

Si te preguntas cómo mejorar la moral, fomentar la colaboración y disminuir el estrés en tu lugar de trabajo (sin gastar mucho dinero) quizá deberías considerar tener un perro en la oficina.

En un bufete de arquitectos en el este de Londres, la directora Vivian Chan cree que Tiger, un Jack Russel de pelo largo, es bueno para la moral.

"La arquitectura es algo estresante, así que tener un perro cerca es muy terapéutico (...) Por ejemplo, después de una llamada difícil con un contratista, a veces sólo hablamos con Tiger sobre eso. (Pero) realmente no puedes ser tan serio cuando Tiger está saltando entre las sillas".

Lejos de interferir con la apariencia de profesionalismo de la empresa, Tiger parece ser una herramienta de mercadotecnia útil. "Cuando tenemos reuniones con los clientes, se duerme sobre sus zapatos (...) Algunos clientes me hablan mientras lo acarician. Incluso algunos le traen regalos", dijo Chan.

En la siguiente puerta, en una empresa web y de desarrollo de aplicaciones, un border collie de cuatro años acompaña a su dueño al trabajo todos los días.

El gerente de proyectos Imke Siefkes dice que Rabobi (que significa hombre araña en el idioma Xhosa, una lengua de Sudáfrica) no causa ningún problema. Camina alrededor de un parque cercano cuando los empleados salen a fumar, responde a órdenes habladas en inglés, alemán y polaco, e incluso ha logrado ganarse a los empleados que sufren de alergias y miedo a los perros.

"Al principio fue difícil para ella", dijo Siefkes sobre una colega que tiene fobia a los perros. "A pesar de eso, estaba tranquila, ahora realmente le gusta".

Siefkes cree que Rabobi también tiene un efecto desestresante en el ambiente de la oficina, pero no "en un nivel instantáneo".

"No es como, '¿dónde está el perro? Acariciémoslo", dice, "pero su presencia es bastante relajante. Es amigable y crea una atmósfera amigable.

"A veces vamos al pub después del trabajo y todos lo conocen; es lindo. Cuando salimos juntos, siempre está circulando alrededor de nosotros, asegurándose de que todos estamos ahí".

Según una investigación preliminar publicada en marzo en el International Journal of Workplace Help Management por los investigadores de la Escuela de Negocios de la Universidad Commonwealth en Estados Unidos, los empleados que llevan a su perro a la oficina pueden eliminar la cantidad de estrés experimentada durante el día, y mejorar la satisfacción del trabajo para todos.

Randolph Baker, un profesor de Administración que ama a los perros, monitoreó los niveles de estrés de los empleados en un negocio minorista y de fabricación que ha permitido llevar perros al trabajo por 14 años.

En un día normal, la empresa tendría de 20 a 30 perros y entre 450 a 550 empleados trabajando en una instalación del tamaño de cinco a siete estadios de futbol, dice Barker.

Una muestra de 76 empleados fueron estudiados; algunos llevaron a sus perros al trabajo, algunos no, y otros no tenían perros. El estudio concluyó que aunque todos comenzaron el día con niveles base bajos de la hormona del estrés, cortisol, aquellos que no llevaron a sus perros al trabajo reportaron  niveles drásticamente mayores de estrés al final del día laboral.

Aquellos que llevaban a sus perros con ellos tenían niveles menores de estrés en todo el día, y aproximadamente la mitad del grupo sintió que los perros eran importantes para su productividad. De los dos grupos sin perros, el 80% sintió que los perros en el trabajo no tenían efectos negativos en la productividad.

Mascotas que mejoran las relaciones entre compañeros

Barker también señaló que los perros parecían ser "energizantes de la comunicación", desatando conversaciones entre los empleados, y aumentando el compromiso.

"Creemos que la presencia de los perros en el trabajo puede reducir el estrés en sus dueños, aumentar la satisfacción en el trabajo incluso para aquellos que no tienen mascotas, y aumentar las percepciones de apoyo organizacional", dice Barker. "Es una intervención o beneficio de bienestar de bajo costo, que está fácilmente disponible para cualquier organización".

Por mucho tiempo los perros han sido utilizados por su valor terapéutico en asilos, albergues, funerarias y zonas de desastre. Y en Estados Unidos son permitidos en la corte para ayudar a calmar a los testigos que dan un testimonio potencialmente traumatizante.

Podría haber una explicación química para este efecto. Los investigadores han descubierto que esa interacción entre los perros y sus dueños, incluso si sólo es el intercambio de miradas, puede incrementar los niveles de oxitocina, la hormona "para sentirte bien" que se cree, es la responsable de la unión entre las madres lactantes y sus bebés.

También es posible que tener un perro de oficina pueda desembocar una mentalidad tipo manada entre los empleados.

En 2010, los psicólogos en la Universidad Central Michigan en Estados Unidos llevaron a cabo experimentos conjuntos para descubrir qué impacto podría tener la presencia de un perro en el trabajo en equipo. A las personas se les asignó un ejercicio colaborativo que involucraba generar ideas y después alcanzar un consenso sobre cuál era mejor.

A otro grupo se le pidió realizar el dilema del prisionero, un rompecabezas que mide la cooperación pidiéndole a los participantes decidir revelar información a sus conspiradores en un crimen hipotético.

El equipo de investigación encontró que los grupos que tenían un perro en la habitación calificaron, en el primer experimento, más alto a sus colegas en términos de confianza, cohesión e intimidad del equipo, y en el otro experimento, aquellos con un perro tenían un 30% menos de probabilidad de revelar información.

Aunque pueden parecer reservados a empresas pequeñas con logística manejable, los perros también son bienvenidos en algunas empresas grandes, incluyendo Google (una autodeclarada "empresa de perros") y Amazon (donde las políticas de la empresa requieren que estén atados con una correa).

Pet Sitter's International, que realiza un Día Anual para Llevar tu Perro al Trabajo para promover la adopción de mascotas, recomienda a los empleados verificar con los propietarios y aseguradores antes de permitir perros en el trabajo, aplicar una política de cero tolerancia hacia la agresión, y designar áreas libres de perros para los empleados que no disfrutan tanto la interacción canina.

Su política estipula que los perros deben de estar limpios, libres de enfermedades y vacunados, así como entrenados para ir al baño. Pueden asistir a las juntas, pero sólo "si son tranquilos y no distraen a los participantes".

¿Quieres más noticias como esta?
Recibe nuestros artículos sobre viajes, moda, lujo, cultura y estilo.

Pero Barker sugiere que los perros pueden ser preferibles para asistir a las juntas que algunos colegas.

"No nos juzgan", dice, "y cuando nadie más te escucha, tu perro te escuchará".

Ahora ve
Familiares de tripulantes de submarino argentino están sumidos en dolor y rabia
No te pierdas
×