Una violación no disminuye las probabilidades de embarazo: expertos

Especialistas contradicen la declaración del republicano Todd Akin de que una violación raramente resulta en embarazo
ultrasonido  ultrasonido
Danielle Delllorto
Autor: Danielle Delllorto
(Reuters) -

Las probabilidades de que una mujer se embarace por una violación son las mismas que por las relaciones sexuales consensuadas, de acuerdo con expertos médicos y estudios publicados.

Esta conclusión contradice la declaración que hizo el legislador republicano estadounidense Todd Akin la semana pasada, quien sugirió en una entrevista con KTVI, afiliada de CNN, que una violación raramente resulta en un embarazo.

"Por lo que entiendo de los médicos, eso realmente es raro", dijo el candidato al Senado de Estados Unidos en respuesta a una pregunta sobre si el aborto debería ser legal en caso de violación. "Si es una violación legítima, el cuerpo de la mujer tiene formas de intentar y apagar todo eso".

Los partidarios de Akin dicen que dio información errónea al parecer derivada de un artículo de 1999 del médico John C. Willke, expresidente del Comité Nacional de Derecho a la Vida en Estados Unidos.

Willke escribió que los embarazos producto de una violación son "extremadamente raros" y que el estrés de la violación ayuda a prevenir el embarazo.

"Para embarazarse y mantener un embarazo, el cuerpo de una mujer debe producir una mezcla muy sofisticada de hormonas", explicó Willke en un artículo de 1999 publicado en Life Issues Connector, un boletín informativo antiaborto.

"La producción de hormonas es controlada por una parte del cerebro que es fácilmente influenciada por las emociones. No hay un trauma emocional mayor que el experimentado por una mujer en una violación. Esto radicalmente puede alterar su posibilidad de ovulación, fertilización, implantación e incluso nutrición de un embarazo".

Willke, quien tiene más de 80 años y vive en Cincinnati, Estados Unidos, no contestó una llamada de CNN.

Sin embargo, los datos científicos no apoyan su afirmación ni las declaraciones de Akin, de acuerdo con expertos.

"Lo que sabemos es que el estrés crónico puede reducir la fertilidad", dijo a CNN Sharon Phelan, miembro del Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos de Estados Unidos (ACOG, por sus siglas en inglés) y profesora en el Departamento de Obstetricia y Ginecología en la Universidad de Nuevo México, en Estados Unidos.

Phelan cita el estrés emocional, médico o nutricional como formas de estrés crónico. "El estrés agudo no tiene el mismo impacto", explicó, refiriéndose al acto de la violación.

Un estudio de 1996 publicado en el American Journal of Obstetrics & Gynecology estimó que 32,101 embarazos en Estados Unidos cada año resultan de una violación.

Generalmente, un solo acto de violación tiene el 5% de probabilidades de resultar en un embarazo en víctimas de 12 a 45 años de edad que no utilizan ningún método anticonceptivo, según las cifras de la ACOG. Pero los expertos dicen que el porcentaje fluctúa enormemente, dependiendo del ciclo de ovulación de una mujer en el momento del coito.

Tres días antes de la ovulación, una mujer tiene el 15% de probabilidad de embarazo después de un encuentro sexual; uno o dos días antes de la ovulación, las probabilidades se duplican a un 30% y bajan a un 12% el día de la ovulación, dijo Phelan.

"Debido a que una violación puede ocurrir en cualquier momento del ciclo, el riesgo general (sin considerar el día del ciclo) se acercaría a un 16% de probabilidad en un día fértil y entonces hay, como máximo, un 30% de probabilidades de concepción", detalló.

Aunque el estrés asociado con la violación podría no disminuir el riesgo de una víctima de embarazarse, los violadores a menudo no eyaculan, por lo tanto, reducen el riesgo de la víctima de embarazarse, dijo Phelan.

Akin se disculpó por sus comentarios.

"Alguna vez escuché de un informe médico que es difícil, es más difícil para alguien embarazarse bajo esas condiciones", dijo al locutor de radio Sean Hannity este lunes. "No creo que eso sea cierto ahora. De hecho, revisé los hechos y eso es erróneo. Me equivoqué en esa declaración".

David Grimes, un profesor clínico en el Departamento de Obstetricia y Ginecología en la Escuela de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte en Estados Unidos, dijo que quedó en shock cuando escuchó los comentarios originales de Akin.

"Eso es parte del tema general de misoginia aquí; que esas mujeres son responsables de ser violadas; que lo atraen para sí mismas con su vestimenta o comportamiento provocativos", dijo Grimes a AC360 este martes. "Entonces, además de eso, si son violadas, y si se embarazan, eso también es su culpa. Es un doble golpe. Es cruel más allá de las palabras".

Grimes rechazó la autoridad de Willke, un médico general, para hacer esas declaraciones. "No tiene credenciales científicas", dijo Grimes, miembro de consejos editoriales de varias publicaciones, incluidas Obstetrics and Gynecology, Obstetrical and Gynecological Survey y la revista Contraception.

"En medicina, las opiniones cuentan solo en la medida en que se basan en evidencia. No hay ninguna evidencia en lo absoluto que apoye las teorías extrañas del médico Willke". 

Ahora ve
El Festival Internacional de las Luces ilumina el Centro Histórico de la CDMX
No te pierdas
×