El ejercicio físico es más efectivo contra el alzhéimer que los acertijos

Las personas que realizan actividad física sufren un menor encogimiento del cerebro y menos lesiones en materia blanca, según un estudio
  • A+A-
Por: /
(CNN) -

La lucha contra el alzhéimer podría tener en el ejercicio físico a un mejor aliado que en el ejercicio mental, según revela un estudio reciente.

La evidencia sugiere que practicar actividad física es más efectivo para proteger el cerebro que realizar juegos o crucigramas, según un estudio publicado en el diario Neurology.

Los investigadores estudiaron a un grupo de casi 700 personas de Escocia, todas nacidas en 1936, quienes reportaron su actividad física desde los 70 años.

Los científicos evaluaron actividades desde moverse como forma necesaria de desplazamiento hasta ejercicios complejos realizados varias veces por semana con el fin de mantenerse en forma. También fueron evaluadas otras actividades intelectuales y sociales.

Luego de tres años, las personas del estudio fueron evaluadas mediante resonancia magnética para identificar algunas características de sus cerebros.

Las personas que realizaban generalmente más actividad física tuvieron una menor reducción del cerebro derivada de la edad y menos lesiones en la materia blanca, dos indicadores de la enfermedad de Alzheimer.

La materia gris se compone de células nerviosas, neuronas y está vinculada principalmente al procesamiento y la cognición, según la Asociación contra el Alzheimer de Estados Unidos, mientras que la materia blanca está hecha principalmente de fibras nerviosas y coordina la comunicación entre varias regiones del cerebro.

En tanto, las actividades intelectuales y sociales no son tan útiles para el cerebro, aunque también han dado muestra de beneficios, según los investigadores.

La relación entre ejercicio físico y salud mental está relacionada con la capacidad del corazón para bombear al cerebro la sangre que necesita, por lo que no es algo que sorprenda a la directora de relaciones médicas y científicas de la Asociación contra el Alzheimer, Heather Snyder.

Sin embargo, hace falta explorar los detalles de esta relación, según Snyder. “En términos del mecanismo exacto, hay mucho que no conocemos”, dijo.

El estudio no arrojó muchos datos para conocer cuál es la edad límite para empezar a hacer ejercicio o qué tipo de ejercicio es preferible para prevenir la enfermedad, pero datos de la Asociación contra el Alzheimer sugieren que el entrenamiento con fuerza podría ser el mejor.

Estudios posteriores deberán rastrear a más tiempo para examinar los beneficios de distintos tipos de ejercicios y determinar qué actividades deberían realizarse como protección.

Con información de Elizabeth Landau

Ahora ve