Latinoamérica registra "progreso lento, pero positivo" contra VIH: Onusida

La región experimenta un progreso en la reducción de la transmisión del virus, en particular entre los recién nacidos, según un informe
/
PANAMÁ (Reuters) -

América Latina experimenta un "progreso lento, pero positivo" en materia de lucha contra el sida, ya que no se registra un incremento de los casos de VIH aunque tampoco se puede hablar de una disminución significativa, indicó el director de la oficina de Onusida para América Latina, César Núñez.

La transmisión del virus se ha mantenido estable entre 2001 y 2011 en la región, según un informe anual de Onusida divulgado este martes, pero aún se requiere un mejor control de la epidemia, señaló Núñez.

Latinoamérica debe optimizar el uso de los recursos disponibles y reforzar la prevención para detener el avance del VIH, advirtió.

En 2011 en América Latina había cerca de 1.4 millones de personas con VIH en comparación con las 1.2 de 2001, según el informe del organismo de las Naciones Unidas.

Unas 83,000 personas contrajeron el virus en América Latina el año pasado, menos que las 93,000 de 2001, mientras que el Caribe experimentó un "notable descenso del 42%" desde 22,000 casos en 2001 hasta 13,000 en 2011, según información oficial.

En el Caribe, los nuevos casos han disminuido en un 42%, destacó Núñez, y enfatizó que el grueso de las reducciones de casos se ha dado en los recién nacidos.

"Hemos tenido éxito en lograr controlar o eliminar la transmisión de la madre a su bebé" en la región caribeña, una tendencia que se puede observar también América Latina, dijo el responsable regional de Onusida.

La cobertura antirretroviral en mujeres embarazadas, para prevenir la transmisión maternoinfantil, alcanzó el año pasado el 56% en América Latina y del 79% en el Caribe.

El número de niños con VIH decreció un 24% en Latinoamérica y un 32% en el Caribe entre 2009 y 2011, según el informe de la oficina regional del Programa Conjunto de la ONU para el VIH/sida (Onusida).

En 2011 la cobertura de la terapia antirretrovírica fue del 68% en América Latina y del 67% en el Caribe, en comparación con la media mundial situada en el 54%.

El organismo multilateral señaló que las muertes relacionadas con el sida se redujeron "un 10% entre 2005 y 2011, desde 60,000 hasta 54,000" en América Latina, mientras que en el Caribe disminuyeron a la mitad en el mismo período, desde 20,000 hasta 10,000.

El tratamiento "viene a preservar la vida de las personas y nos alegra" el alto nivel de cobertura que registra América Latina y el Caribe, "pero ¿qué pasa con el cerca de 30% que no recibe tratamiento?", subrayó.

"Lo que no queremos" es que los resultados hasta ahora obtenidos "se conviertan en un avance frágil, porque hay muchos desafíos", añadió Núñez, un médico hondureño con más de 20 años de experiencia en la gestión de programas de VIH.

Para el experto lo ideal sería inyectar más recursos, aunque reconoció que ello puede ser difícil dada la crisis financiera, por lo que exhortó a que se optimice el uso del dinero disponible para obtener "más y mejores resultados".

Resaltó que Latinoamérica ya ha decidido asumir la responsabilidad compartida con la comunidad internacional porque de los 2,600 millones de dólares que se utilizaron para responder al VIH, el 94% provino de los gobiernos, de fuentes públicas y/o privadas locales.

Si en los próximos 10 años se logra mantener la disminución de nuevos casos en niños, y se reduce de forma importante la cifra de alrededor del 30% de personas que no recibe tratamiento antirretroviral, "se puede tener una respuesta a la epidemia con un control de la misma" en la región, aseguró.

Ahora ve
No te pierdas