Algunos creen que el mundo se acabará este viernes, pero los mayas no

Muchos aprenden técnicas de supervivencia, pero los descendientes de la civilización esperan el inicio de una nueva era
  • A+A-
Autor: Ben Brumfield y Nick Parker | Otra fuente: CNN

Puede que no quede nadie en la Tierra esta semana para decir "Gracias a Dios es Viernes".

Algunos creen que el mundo se acabará este 21 de diciembre, un día que según el calendario maya marca el fin de una era.

Pero los mayas no piensan eso.

Al menos no los que viven en la ciudad yucateca de Mérida, en México; ni los pobladores de Yaxuna. Ellos saben que el calendario heredado de sus ancestros incluye un periodo clave, el fin de una era y el comienzo de una nueva, que nada tiene que ver con que todos moriremos.

"Es una era. Tenemos suerte de ver cómo acaba", dice Santos Esteban, tallador de madera en Yaxuna, un pueblo de menos de 700 mayas ubicado en un territorio que antes pertenecía a un antiguo reino fundado hace unos 2,000 años a.C.

Él siente que es una ocasión memorable y la espera sin miedo. "Mucha gente dice que es el fin del mundo, pero nosotros no creemos eso”, asegura.

La gente del pueblo continuará con su vida como hasta ahora, viviendo en chozas con techos de palma hechos a mano, en lugar de edificios de concreto, y cocinando tortillas en un fuego directo. 

Para los menos optimistas que los mayas, un sitio web "oficial" en Estados Unidos ha recolectado links de todos los artículos y videos relacionados con el fin del mundo para promoverlos a través de la red.

December212012.com también da tips para sobrevivir y el equipo necesario para hacerlo, desde máscaras de gas hasta paquetes de primeros auxilios y radios portátiles. Su página de Facebook ya tiene más de 14,000 likes, y el dueño del sitio web, John, de Louisville, Kentucky, tuitea con la cuenta @December212012.

En la página de Facebook, entre comentarios y ligas supersticiosas, John ha confesado que realmente no cree que el mundo acabe este viernes y que la nueva era podría traer mejoras al mundo. Aunque también podría implicar algo de destrucción.

John pidió a quienes publican en su sitio no tomarlo tan en serio.

"POR FAVOR … se los ruego. No actúen o tomen alguna decisión sin pensar con respecto al 21 de diciembre. Cualquiera que entienda algo sobre las profecías, me incluyo, no cree que será el fin del mundo", escribió en su muro.

Ryan Croft, fabricante de armas en Nashville, Carolina del Norte, se toma la predicción en serio. Ha decidido diseñar un rifle de asalto especial para lidiar con cualquier amenaza que pudiera surgir.

No piensa que la vida en la Tierra terminará por completo. “No creo que el mundo vaya a desaparecer”, dijo a WHNS, una filial de CNN.

Sin embargo, piensa que el día marcará el principio de una época catastrófica que empezará con un desastre. Eso podría requerir medidas drásticas, dijo Croft.

Su nuevo rifle, un híbrido entre una AR-15 y AK-47, fue pensada para usar y manejar de manera fácil, dijo el veterano de la Guerra del Golfo. Él piensa que una catástrofe económica en EU podría desatar serios problemas sociales.

“Reflexioné sobre el colapso económico y cómo será el escenario”, dijo él. “La gente quiere actuar como si no pasara nada, pero ocurre en diferentes partes del mundo. Hay lugares en combate actualmente”.

Croft también enseña a su familia a subsistir con fuentes alternas de nutrición, como algas, ratón tostado y lombrices de tierra vivas.

Aunque el 21 de diciembre es una fecha que coincide con el calendario occidental, la versión maya enumera el evento de una manera diferente.

Los antiguos mayas medían el tiempo en ciclos llamados baktunes, de 394 años cada uno. Algunos estudiosos del calendario dicen que la fecha apocalíptica no es el viernes, sino el domingo.

El calendario maya se basa en la posición de los cuerpos celestes —el Sol, la Luna y las estrellas— y fue diseñado para conocer patrones agrícolas y económicos, dijo el arqueólogo Alfredo Barrera. 

La NASA también entró en la discusión con una publicación en su sitio donde señala que el mundo no acabará este viernes.

“Será otro solsticio de invierno”, indicó la agencia espacial. “Las declaraciones sobre el fin del mundo se aclararán conforme se acerque el momento”.

Los rumores catastróficos provienen de una pieza tallada conocida como estela 6 que data del año 700 D.C. que predice un evento mayor al final de este baktún, dijo Barrera. Pero la escultura está incompleta y la otra mitad aún no ha sido hallada, así que son especulaciones.

Lo que sea, no es acerca del fin del mundo, indicó. “No tenemos una profecía o inscripción relacionada con el fin del mundo. Solo menciona a una deidad”.

Barrera cree que todo ha sido provocado por la información difundida en internet y piensa que es producto de la ignorancia.

En Mérida, el sacerdote Valerio Canche hace un antiguo ritual para honrar a los muertos por el fin del 13 Baktún.

“Se considera el cierre de un gran ciclo maya”, dijo. “Pero claro que el ciclo (baktún 14) empieza al día siguiente. Y no se trata del fin del mundo”.

Si lees esto este jueves recuerda, ya es viernes en Nueva Zelandia, y aún sigue en el mapa. Si ya es viernes, mira por la ventana para reconfortarte.

Si es sábado y no ha sucedido nada, entonces relájate y ve a celebrar el comienzo del 14 Baktún con los mayas.

Ben Brumfield reportó desde Atlanta y Nick Parker desde México

Ahora ve