La nariz roja de los renos, una forma de defenderse del frío

Investigadores en Noruega analizaron los vasos sanguíneos del animal cuando se encuentra en temperaturas heladas
x
rudolph rednose reindeer rodolfo el reno caribou xmas navida  x  (Foto: )
  • A+A-
Autor: Elizabeth Landau
(Reuters) -

Jo, jo, jo, ¡he aquí algo de ciencia navideña!

La revista The British Medical Journal presenta este mes un estudio sobre los renos, que matiza la magia con algo de realidad médica.

Los investigadores vieron que bajo luz infrarroja (con una cámara térmica), las narices de los renos sí brillan con un color rojo. Y en luz normal, los renos tienden a tener una coloración rosa en sus narices. “Encontramos que Rodolfo, en efecto, tiene una nariz roja, pero eso está completamente relacionado con su fisiología normal”, dijo Ince.

Can Ince, un profesor que trabaja en medicina de cuidados intensivos en el Centro Médico Erasmus, en Países Bajos, estudia la microcirculación, o cómo los vasos sanguíneos más pequeños en el cuerpo reciben sangre. Los glóbulos rojos llegan a esos vasos para descargar oxígeno, mismo que envían a los tejidos que lo necesitan.

Ince y sus colegas desarrollaron un microscopio de mano con el cual los médicos pueden buscar anomalías y patologías en los vasos sanguíneos más pequeños, incluso con una presión sanguínea normal. Esto ha tenido una influencia grandiosa en la medicina de cuidados intensivos, dijo Ince.

Lo que es particularmente interesante para Ince fue la aplicación al estudio de las fosas nasales y, más generalmente, a las enfermedades de oído, nariz y garganta.

“Decidimos estudiar la nariz más conocida en el negocio, que es, por supuesto, la nariz de Rodolfo”, dijo Ince. 

En este nuevo estudio se observó a los humanos y a los renos. Participaron cinco voluntarios humanos saludables, dos renos adultos, y un paciente con una condición llamada poliposis nasal, que es el desarrollo de cuerpos no cancerosos dentro de las fosas nasales, los cuales cuelgan como racimos de uvas, y son producto de condiciones respiratorias como asma y alergias. Los investigadores vieron que los pacientes con poliposis nasal tenían microvasculatura anormal.

Para examinar las narices de los renos, Ince viajó a Tromso, Noruega, donde estudió cómo los renos y otros animales se adaptan a su ambiente. La Universidad de Tromso, donde se encuentra uno de los investigadores, está relativamente cerca del Polo Norte. De hecho, es la universidad que está más al norte del mundo, según su sitio web.

Estos renos viven en temperaturas bastante heladas, tan bajas como de -40 grados Celsius. Pero incluso en un ambiente tan frío, necesitan enfriar sus órganos vitales. Los investigadores pusieron a los renos en una caminadora para ver cómo cambia su temperatura interna cuando corren.

La nariz del reno juega un papel importante en regular la temperatura del cerebro del animal, dijo Ince. La nariz ventila el cerebro con la sangre en la microcirculación, explicó.

Los vasos sanguíneos en el reno parecen llenarse y vaciarse en un flujo rítmico, que nunca había sido observado antes. Cree que las imágenes en el estudio son las primeras que hay sobre microcirculación nasal en los renos, y como ya se mencionó, son rojas bajo rayos infrarrojos.

Las narices de los renos tienen vasos más pequeños, y una densidad 25% mayor de esos vasos, que las de los humanos, dijeron los científicos. Pero parecen tener similitudes en términos de pequeñas estructuras dentro de la nariz.

Estas estructuras que producen gran parte del moco en la nariz son importantes porque ayudan con la humidificación de nuestros cuerpos. Si nuestras narices no tuvieran cabellos, nos secaríamos muy rápidamente, dijo Ince.

Conoce más sobre el estudio en este video de The British Medical Journal (en inglés).

Ahora ve